Lo peor al Edomex / Muladar penitenciario / Presidenciables

Lo peor al Edomex
En en Estado de México, el Partido Revolucionario Institucional ha comenzado a movilizar esfuerzos a fin de apoyar a su candidato y asegurar la gubernatura de dicha entidad. Para ello, la presencia de figuras políticas militantes de dicho partido se ha vuelto una constante en los eventos público, así como la entrega de apoyos a la población. Al respecto, en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “no hay programa federal por pequeño que sea que no tenga un evento grandote donde va el Secretario de Estado correspondiente a presentarlo, el Presidente Peña Nieto, al que si de por sí le gusta su tierra, pues ahora más […]. El gobierno está echando toda la carne al asador, como en los peores tiempos del priisimo. No cabe duda de que ellos sí creen que ahí se decide el 2018 […]. Ayer, la Fepade ya anunció que nos espera una campaña y un ambiente poselectoral de miedo. ‘Parte de las investigaciones que estamos desarrollando en este momento tienen que ver con hechos ilícitos que sí se han desarrollado a partir de la entrega de programas sociales’, dijo sobre el Estado de México Santiago Nieto, titular de la Fepade. Las cuatro entidades con elecciones, Estado de México, Nayarit, Veracruz y Coahuila, tienen ya 462 investigaciones. En el Estado de México hay 117 carpetas de investigación y 10 averiguaciones previas. Y la elección arranca, apenas, el 3 de abril […]. No hay que tener una bola de cristal para saber que tendremos semanas terribles en términos de extraños expedientes en las redacciones, multiplicación de denuncias frente a fiscalías, videos en redes de cosas inexplicables y tal vez inexistentes […]. Podemos esperar lo peor, ya estamos viendo una probada. Y al peor PRI que es el que más pierde, si pierde ésta”.

Respecto a los actos de campaña del tricolor en el Edomex, en el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, escribe que: “si alguien tenía dudas de que el PRI, como sus dirigentes han dicho, buscará ganar a como dé lugar el Estado de México, el acto del registro como candidato de Alfredo del Mazo es una demostración de cómo se operará: utilizando todo el aparato partidario, posiblemente el mayor del país y el más poderoso, y colocando todo lo posible en la balanza, incluyendo la acción de gobierno e incluso, asomando el golpeteo no siempre legítimo. En el acto de registro, el punto más alto no estuvo en la intervención del candidato, sino en la del Presidente del PRI, Enrique Ochoa, quien dejó claro el tono de la campaña. Rechazó a quienes ‘buscan gobernar el Estado de México con sus marionetas’ y atacó a los que llamó ‘aves de rapiña mesiánicos’. Traducido al español, el PRI en el Estado de México va, sobre todo, contra Morena, aprovechando, quizás, que Josefina Vázquez Mota no termina de lanzar su campaña y que Delfina Gómez, de la mano con López Obrador, ya la inició, en los hechos, hace semanas. Más allá de eso, el aparato del partido demostró que conserva músculo y capacidades. La llegada de Ernesto Nemer a la coordinación y el evidente respaldo de la estructura federal le han dado a la campaña de Alfredo del Mazo una articulación que hasta hace unas semanas no tenía.

Respecto a la activa participación de los funcionarios públicos en eventos del Edomex, en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, comenta que: “menos mal que los secretarios del gabinete presidencial no andan en campaña por el Estado de México, cualquiera se podría confundir al ver su activismo previo a las elecciones para Gobernador. Hoy le toca a José Antonio Meade, quien decidió que el mejor lugar para darle dinero a los adultos mayores es… ¡Ecatepec! Hasta allá se llevó la ceremonia en la que se devolverán recursos del SAR a ancianos que no los habían reclamado, un hecho que no es privativo de los mexiquenses, sino de todos los mexicanos. Al lado de Meade estará, ¿quién creen?, por supuesto que el Gobernador en campaña, Eruviel Ávila”.

 

Muladar penitenciario
Los malos manejos en sistema penitenciario mexicano con motivo de crítica en Milenio, donde el periodista Carlos Marín, escribe que: “en los últimos 12 días, cárceles de cinco ciudades han hecho explosivo el secreto de que el sistema penitenciario nacional es un desastre, del que relativamente se salvan las instalaciones federales. De las infames vejaciones en la prisión de Apodaca, Nuevo León, se supo el 15 de marzo; un día después, del reclusorio de Culiacán, Sinaloa, se fugaron ‘El Azulito’y otros; el 23 le tocó a Ciudad Victoria, Tamaulipas, y escaparon 29; al día siguiente una riña en la de Cancún, Quintana Roo, dejó el saldo de un muerto y tres heridos, y ayer hubo una madriza tumultuaria en la de Cadereyta (también Nuevo León). En julio del año pasado había en el país 372 centros penitenciarios estatales y municipales (hoy quizá más). ¿Cuántos de todos esos operan con tan ínfimo nivel de confianza como sus policías de la calle? El mal endémico nacional del binomio corrupción-impunidad hace risible aquello de la ‘readaptación social’ de los presos, e impostergables nuevas reglas y condiciones para las cárceles del país”.

Los hechos ocurridos recientemente en los penales comienzan a tener sus consecuencias. Así lo comenta en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, la cual asegura que: “los últimos acontecimientos en diversas prisiones estatales, como la fuga de líderes del narcotráfico, propiciaron que se reformaran dos artículos del Código Penal Federal para castigar con más severidad estos delitos. A los reos que se escapen se les impondrá una pena de seis a tres años de prisión y ésta se incrementará en un tercio cuando huyan con ayuda de otros prisioneros y cuando sea con violencia”.

Presidenciables
La definición de candidato presidencial en Acción Nacional da un paso en favor de la ex primera dama Margarita Zavala, así lo menciona en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, la cual asegura que: “este martes varios senadores del PAN definirán su apoyo rumbo al 2018 hacia Margarita Zavala […] que varios senadores han dado el sí a Zavala y empiezan a tomar posiciones relevantes en su equipo. Hoy mismo Zavala sostendrá una comida con algunos de sus nuevos apoyos y otros senadores que eventualmente podrían integrarse. Nos adelantan que en el equipo de Zavala estará su cuñada, María Luisa Calderón Hinojosa, Cocoa, como coordinadora con ex funcionarios; la Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, quien se hará cargo de la coordinación de mujeres; Sonia Mendoza, enlace con senadores en general, mientras que Jesús Santana será enlace con los senadores del PAN. Agregue usted, nos afirman, a Roberto Gil Zuarth y a Ernesto Cordero en la operación política. Estos legisladores y otros que se sumen, compartirán hoy la sal y el pan con ella, en pos de la candidatura presidencial para la esposa del ex Presidente Felipe Calderón”.

Quien por su parte, se mostró prudente a la hora de hablar sobre la aspiración presidencial fue José Antonio Meade, pues en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “‘No tengo más ambición que la de ser un buen Secretario y la de entregar buenas cuentas’, respondió José Antonio Meade, Secretario de Hacienda, a una pregunta sobre sus aspiraciones presidenciales para 2018. Explicó que hoy le toca ser Secretario de Hacienda, dependencia que reclama trabajo de tiempo completo, más que otras, en donde no se puede distraer en otras cosas porque correría el riesgo de equivocarse. Sin embargo, no se trató de un descarte, porque después, a otra pregunta sobre si entonces no se le verá en las boletas electorales, respondió: ‘Lo que hemos dicho es que estamos en el 17 y en la batalla del día a día para dar resultados’. Habrá sorpresas favorables para México en materia económica a finales de este año, promete Meade. ¿Y el 2018? Ya llegará”.

Narcopolítica
Los nexos de políticos con miembros del crimen organizado se han vuelto comunes en México. Al respecto en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “mientras el país no se repone aún del nefasto crimen de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua, y periodistas de todo el país exigen justicia y castigo a los asesinos, en Guerrero prevalece también la impunidad de otro asesinato de un periodista que denunció los vínculos de la narcopolítica en esa entidad […]. La tarde del dos de marzo pasado […], dos sicarios a bordo de una motocicleta mataron a tiros a Cecilio Pineda, en Ciudad Altamirano, sin que hasta el momento el gobierno de Héctor Astudillo haya capturado a los asesinos […]. A pesar de todas esas evidencias nada ha sucedido casi dos meses después […]. Lo único que sí ocurrió fue el crimen brutal contra Cecilio Pineda, por sus denuncias contra ‘El Tequilero’ y los narcopolíticos del PRI. El 1 de febrero el fiscal del estado, Xavier Olea Peláez, hizo pública la existencia de una orden de aprehensión en el Ministerio Público en contra del Diputado Saúl Beltrán, emitida el 9 de enero pasado, y anunció que ‘se promovió juicio de procedencia ante el Congreso del estado’. Es decir, que según el fiscal Olea, primero se giró la orden de aprehensión y después se solicitó el desafuero del legislador, en un grave error de procedimiento que fue aprovechado por el Diputado priísta […] que […] promovió un amparo por ‘violaciones al debido proceso’. Ese error, casi de primaria para un fiscal estatal, impidió la detención del Diputado Beltrán y le abrió las puertas para ampararse […]. Tanta torpeza […], hace dudar, ¿quién autorizó la consignación del Diputado Beltrán Orozco y por qué razón se gestionó e hizo pública la existencia de una orden de aprehensión en su contra, a sabiendas que cuenta con fuero y que conforme al Código Penal del estado de Guerrero, se incurre en la comisión del delito contra la administración de justicia? ¿Fue de verdad un ‘error’ o fue más bien una estrategia jurídico-política en la que se equivocaron intencionalmente para ayudar y proteger al legislador priísta y de paso a su compadre delincuente? Porque hoy es muy probable que el Diputado Beltrán Orozco logre un amparo de la justicia federal ante las violaciones graves en el procedimiento en su contra y que los funcionarios de la Fiscalía estatal y hasta los jueces involucrados terminen acusados de delitos en la impartición de justicia […]. Y el crimen de Cecilio Pineda, impune”.

La despedida
La extradición de “El Chapo” se llevó cabo con discreción, sin embargo, en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, realiza un relato de sobre este suceso, gracias a que tuvo acceso al documento oficial en el que se plasma las últimas horas del capo en México, por lo que escribe que: “Baguira y Chihuahuitas ya sabían lo que tenían que hacer: en el momento que les acercaran los alimentos, lanzarse sobre ellos sin preguntar. Para eso los habían entrenado. Ese era su trabajo como perros policía: probar la comida que se serviría a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera diez minutos antes de que le fuera llevada a su celda, en la estancia 2 del módulo IX, en el Centro Federal de Readaptación Social número 9 ‘Norte’ en Ciudad Juárez, Chihuahua. Si nada les pasaba a los dos perros […], se procedía a la alimentación del reo más escurridizo de la historia de México. A la hora del almuerzo del 19 de enero de este año, Baguira y Chihuahuitas verificaron que no hubiera nada malo en la comida del capo de Sinaloa: pollo con mole, frijoles refritos, arroz blanco, agua de mandarina, una barra de avena Stila, tortillas de maíz y una pepitoria […]. Pero ese almuerzo del 19 de enero […] sería la última vez que los dos perros probarían la comida de ‘El Chapo’ Guzmán: de postre le prepararon una extradición. Y esa misma tarde voló a Nueva York. Según el documento oficial […] el miércoles 18 de enero, ‘solicitó hablar con el ‘Comandante’, sin referir cuál ni especificar motivo’, reza el informe […]. A las 18:43 horas, una empleada de la empresa La Cosmopolitana, proveedora de alimentos en la cárcel de máxima seguridad de Ciudad Juárez, le llevó la cena: queso panela a la mexicana, frijoles refritos, tortillas de maíz, un plátano, yogurt, cereal y leche deslactosada […]. El capo se fue a dormir sin saber lo que vendría al día siguiente. En el más alto nivel del gobierno federal habían determinado que existía una ventana de unas cuantas horas en las que podría ser extraditado, esquivando los amparos de los abogados de Guzmán Loera. Pero tenían que hacerlo con sigilo. La mínima sospecha de algo raro podría tumbarles el intento. Definieron que al día siguiente, jueves 19 de enero de 2017, un día antes de la toma de posesión de Donald Trump, era el momento”.

 

via Sin embargo

Marzo 28th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: