Ömer Önhon: «Los turcos consideran que la UE no actúa de buena fe»

En España, el 45% de los turcos registrados (unos 1.300 de 2.900) acudió a votar el domingo pasado –el 86,68% lo hizo a favor del «no» – tanto en el Consulado en Barcelona como en la Embajada turca en Madrid. Allí, nos recibió Ömer Önhon, el embajador de Turquía en España.

-Con Países Bajos y Alemania, Turquía ha tenido lugar ciertos roces diplomáticos pero, ¿con España todo está bien?

-Ningún problema.

-Si los ministros turcos hubieran intentado hacer campaña aquí, ¿las autoridades se lo hubieran permitido?

-Estoy seguro de que no hubiera habido ningún problema. Porque lo que ha ocurrido en Países Bajos y Alemania ha estado muy relacionado con la política interna de ambos países. Lo que ocurrió en Países Bajos es inaceptable bajo cualquier criterio.

-¿Pudo influir que estaban ellos también en campaña?

-Sí, a eso me refiero. No fue correcto.

-Y todos los ataques de Erdogan diciendo que son nazis o que tengan cuidado en las calles con los nietos de los nazis…

-Sinceramente, todo eso ha sido interpretado y traducido de una forma errónea. En primer lugar, el presidente turco no dijo: “Sois nazis”, sino que “los métodos que estáis usando (al no permitirlos entrar) nos recuerdan a los métodos que usaron los nazis”. En cuanto a lo de las calles, señaló que debido a estos métodos, los ciudadanos europeos se sentirán avergonzados de ellos. De verdad, hay veces, que con mala intención, se malinterpretan las palabras del presidente turco.

-¿Qué cambiará ahora que ha ganado el sí?

-De acuerdo a la moción aprobada en el Parlamento turco, habrá elecciones presidenciales en 2019. Hasta entonces, el sistema actual continuará. El Parlamento se pondrá inmediatamente a trabajar en las nuevas leyes y enmiendas para que estén de acuerdo con el nuevo sistema.

-¿Erdogan se puede presentar otra vez a las elecciones?

-Sí puede. Si quiere. Es decir, técnicamente puede.

En verano del año pasado usted me comentó que tras la firma del acuerdo sobre refugiados en marzo , la UE no cumplía con la financiación y, sin embargo, Turquía si estaba cumpliendo lo que firmó. Tras los rifirrafes con Alemania y Países Bajos… ¿las relaciones irán a peor?

-No puedo hacer una predicción, pero lo que le comenté la última vez que hablamos no ha cambiado en absoluto. Hay un acuerdo entre ambas partes (la UE y Turquía) y Turquía implementa su parte totalmente y la UE no. En primer lugar, la UE debía entregar en total 6 mil millones de euros no en asistencia para Turquía, sino para los solicitantes de asilo, para sus necesidades. No sólo no han dado el dinero, sólo unos 600 millones de euros. Lo que no es suficiente. En segundo lugar, no reubican a las personas como se comprometieron. Otro punto importante del acuerdo era la liberalización de las visas, que no ha ocurrido y no pasará.

-¿No va a pasar?

No creo. Mientras que la UE ha liberalizado la visa a un montón de países.

Por eso ahora en Turquía se piensa que la UE no actúa de buena fe. Incluso algunos burócratas de la UE lo han dicho, que no se ha sido sinceros con Turquía. Y así lo sentimos. En resumen, nosotros cumplimos con la totalidad del acuerdo, pero la contraparte no. No sé qué ha pasado, pero es así. Algunos países de la UE han sido solidarios con los refugiados, pero en su totalidad no han cumplido. Mire lo que ocurrió con el sistema de cuotas.

-¿Se cansará Turquía de las demoras de la UE? ¿Está usando la UE la represión tras el golpe de Estado?

-No puedo decir qué piensa la UE, pero sí que existen algunos desafíos. Uno es la migración ilegal y otro el terrorismo, son tan grandes que ningún país puede hacerlos frente en solitario, por muy fuerte que sea el país. Necesitamos cooperación internacional. Cuanto más cooperemos, más posibilidades de triunfar tendremos.

–¿Qué opina del veto electrónico de Trump a las compañías aéreas de países musulmanes entre las que se encuentra Turkish Airlines?

–Mi Gobierno opina que es erróneo, yo pienso que es ridículo. Todos estamos luchando contra el terrorismo y es una manera de actuar muy discriminatoria. No hemos oído una explicación satisfactoria a por qué lo está haciendo. Claro que hemos sido objetivo de los terroristas, pero otros países también. Tengo la sensación de que hay otras consideraciones detrás, por ejemplo, el éxito de Turkish Airlines. Es decir, que hay consideraciones económicas, de competencia.

-La semana pasada me llegó un email de Amnistía Internacional en el que aseguraban que el periodismo en Turquía había muerto . Como periodista tengo que preguntarle: ¿ha muerto el periodismo en Turquía?

–No. Si se muere el periodismo, muere la democracia. No lo acepto. Eso no está pasando en Turquía: hay una gran cantidad de medios de todas las convicciones, con puntos de vista opositores… La libertad de prensa y expresión son garantías constitucionales. La constitución lo ordena. Sí que hay algunos periodistas detenidos, pero no han sido detenidos porque estén en contra del Gobierno, sino por hacer comentarios que hacen apología del terrorismo o lo fomentan… Estos periodistas tendrán un juicio, verán el caso y se dará un veredicto. No es una decisión del Gobierno. Los jueces lo decidirán. La gente que no tenga nada qué ver podrá volver a sus periódicos. El periodismo, la democracia y la libertad de expresión están vivos. No acepto esa afirmación. Eso sí, tras el golpe de Estado es cierto que la organización de los gulenistas es tan amplia y tenía un tejido tan extenso en Turquía, que por ejemplo, en la judicatura, 1.700 personas han sido suspendidas. Son 1.700 personas menos que trabajan en la Justicia turca, lo que demora el proceso judicial.

via La Razón España

abril 16th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: