«Una Europa unida nos permitirá ser dueños de nuestro futuro»

Alemania es el motor de Europa. Quien marca el paso de los Veintisiete y el socio que ha liderado las políticas contra la crisis económica. Ahora que la Unión Europea se enfrenta a grandes desafíos, con el Brexit a la cabeza, Berlín busca fortalecer su alianza estratégica con Francia tras la llegada de Emmanuel Macron al Elíseo y con la mirada puesta en otros dos países aliados como España e Italia. Un frente común para también plantar cara a un imprevisible Donald Trump que ha tensado la cuerda con Europa. El embajador alemán en España, Peter Tempel, participó el miércoles en el tercer Encuentro Diplomático que organizó LA RAZÓN para analizar la actualidad internacional sin perder de vista las elecciones federales que Alemania celebra en septiembre.

El director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda, fue el encargado de abrir el foro y lo hizo aludiendo a los lazos históricos que unen a Alemania y a España. «Me parece fascinante la capacidad de los alemanes de mantener esa identidad de pueblo a pesar de ser un conjunto de estados soberanos. Son el motor de Europa y su ayuda ha sido clave para que los europeos formemos la UE. Un sueño que se ha mantenido con esfuerzos enormes», dijo Marhuenda. El embajador Tempel cogió el testigo para subrayar que «existe una colaboración estrecha entre ambos países. Tengo la impresión de que la mayoría de los españoles han estado al menos una vez en Berlín y que, incluso, conocen mejor que yo algunos rincones del país». Y es que, 2,8 millones de españoles visitaron el año pasado Alemania.

Tras hacer un breve repaso sobre las sólidas relaciones empresariales entre Berlín y Madrid («Alemania invierte unos 28.000 millones de euros en España, lo que representa el 7% de la inversión extranjera»), Tempel quiso recordar las palabras del Rey Felipe VI durante la celebración del centenario de la Cámara de Comercio de Alemania en España. «Como dijo el Rey, es un buen momento para aumentar la inversión y pensar en nuevos proyectos juntos. El futuro de nuestra relación seguirá siendo el mismo: tradición e innovación. Queremos seguir trabajando con España mucho tiempo», afirmó el embajador, que ocupa la sede madrileña desde 2014.

Tempel también alabó «las amplias reformas estructurales que ha hecho España en este tiempo», lo que ha conducido a la salida de la crisis. «España es el país de la Eurozona con mayor ritmo de crecimiento económico. A esto ha contribuido significativamente la reforma del mercado laboral y las oportunidades para los jóvenes. Esto es clave», aseveró.

Para hablar de las necesidades y desafíos del futuro, Tempel destacó la transformación digital como un reto central para este siglo. «El factor digital es decisivo para el futuro. En ello las empresas alemanas y españoles pueden marcar el paso. Hay que establecer más y más puentes entre los dos países para enfrentarnos a este desarrollo tecnológico y tenemos muchas posibilidades si actuamos juntos», afirmó. Una reflexión que le llevó a concluir que esto es clave también para el futuro de la UE. «Vivimos en un mundo multipolar con actores muy fuertes cada vez más interconectados. Nuestra convicción es que sólo una Unión Europea fuerte y cohesionada puede afrontar los desafíos de nuestro tiempo, como es también el envejecimiento de la población», aseguró Tempel. «Sólo China está creciendo en cifras absolutas dos veces más deprisa que Estados Unidos y tres más que la UE. Por ello, si unimos nuestras capacidades y potenciales podremos dominar nuestro futuro. Sólo una Europa unida nos da influencia en el mundo y capacidad de acción».

Entre los retos principales a los que se enfrenta la Unión, el diplomático destacó los cuatro que él considera fundamentales para el desarrollo y el bienestar de la población: La seguridad y defensa común, la unión monetaria, la inmigración y la lucha contra el terrorismo. «España es clave para alcanzar estos objetivos. En asuntos de política de seguridad y defensa, tal y como se ha visto en los foros de la OTAN, Madrid y Berlín sustentan idénticos valores. Coincidimos en que hay que hacer más resistente a la UE para posibles crisis futuras. Por eso, España es para nosotros un socio de referencia», destacó. «Proteger la unión económica contra futuras crisis es también esencial. La crisis ha puesto al descubierto los puntos débiles de la unión monetaria».

Antes de concluir, Tempel no pasó por alto una referencia a las elecciones alemanas de septiembre. «Sea cual sea el resultado, nuestros socios pueden confiar en que Alemania tendrá un gobierno estable de claras convicciones europeas». Además, quiso hacer una última muestra de la unidad entre ambos países al asegurar que Madrid «es la capital del fútbol europeo», pero no hay que olvidar que también cinco españoles juegan en el Bayern de Múnich. «Éste es otro éxito transfronterizo», ironizó.

via La Razón España

Junio 15th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: