Un tribunal de Minesota declaro no culpable de todos los cargos que se le imputaban al policía que mató a tiros a hombre negro desarmado y cuya muerte fue retransmitida en Facebook por su novia.

El agente Jeronimo Yanez fue exonerado por un jurado de los cargos de homicidio en segundo grado y voluntariamente disparar el arma sin motivos razonables.

Yanez disparó a comienzos de julio de 2016 a bocajarro contra Philando Castile, de 32 años, en una parada de tráfico en St. Paul (Minesota).

Yanez consideró que el hombre encajaba en la descripción del sospechoso de un robo y en uno de sus movimientos del vehículo pareció intentar alcanzar un arma.

Su novia, Diamond Reynolds, grabó la escena tras el disparo del agente y la retransmitió con sorprendente sangre fría en Facebook, lo que hizo que la muerte del hombre, desarmado, se convirtiera en fenómeno viral.

La muerte del hombre, al que la policía había dado el alto medio centenar de veces en una década, pese a no tener antecedentes penales, elevó de nuevo el debate sobre el uso extralimitado de la fuerza por parte de la policía en Estados Unidos hacia las personas de raza negra.

“El sistema sigue fallando a la gente negra y nos seguirá fallando”, aseguró la madre de la víctima, Valerie Castile, tras escuchar el veredicto.

La decisión de jurado levantó hoy protestas de centenares de personas en la ciudad de St. Paul por lo que consideran un ejemplo más de que las reformas policiales no han acabado con la violencia contra las personas de raza negra.

Raramente, un policía que mata a otra persona en acto de servicio es imputado con cargos serios o es encontrado culpable de algún delito en Estados Unidos.

Yanez podrá salir en libertad, pero perderá su empleo como policía en el departamento de St. Anthony tras un acuerdo mutuo para que abandone su carrera policial, ya que, según aseguró el departamento de policía, “la comunidad está mejor sin él“.

Según una base de datos recopilada por el diario The Washington Post, Castile fue una de las 963 personas muertas en todo el país por disparos de la policía en 2016.

Efe

via La Razón España