Castillo de naipes
En el Reforma, el columnista Juan Pardinas, señala las debilidades institucionales que tiene la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) para condenar los fraudes electorales, además subraya la nula consideración que tiene la clase política de las leyes: “si en México se aplicara la ley, el sistema político se colapsaría mañana temprano. La impunidad es el cemento que sostiene este castillo de naipes[…]. Escándalos de corrupción, cambios políticos y profunda indignación ciudadana pero la estructura de cartas sigue ahí en pleno desafío al Estado de Derecho y las leyes de la gravedad[…]. Los gobernadores del PRI usan sus facultades de discrecionalidad y opacidad para financiar la campaña de su partido[…]. El triunfo electoral del PRI no es sólo un mecanismo para ganar el poder, sino una garantía de que el gobernador saliente no pisará la cárcel. En Veracruz y Quintana Roo se rompió la secuencia, cuando los votantes decidieron cambiar el final de la película y votar por la oposición. Ambos casos tienen elementos en común: el uso de dinero en efectivo para el desvío de fondos con fines electorales y la investigación en curso de la FEPADE[…]. Un gobierno que mueve altos volúmenes de dinero en efectivo es un gobierno corrupto […]. Aún no hay evidencia disponible para las elecciones estatales, pero el propio Banxico en sus comunicaciones oficiales ha reconocido que existe un ‘efecto temporal… sobre la demanda de dinero’ en periodos electorales[…]. En México estamos en pañales y los mapaches electorales son los grandes beneficiarios de este atraso […]. La FEPADE es uno de los organismos más importantes, pero más abandonados del Estado mexicano. En el Presupuesto de Egresos 2017 apenas se le asignaron 160 millones de pesos[…]. Con sólo cuatro días de gasto del INE, la FEPADE podría duplicar su presupuesto para perseguir mapaches y ratas. Dentro de los privilegiados habitantes de la casa de las cartas a nadie le interesa tener un Ministerio Público fuerte[…]. Dentro de a tiene la misma jerarquía jurídica que la Fiscalía Especial en Anticorrupción (FEA)[…]. Habría que preguntarse por los obstáculos que tiene la FEPADE para realizar un trabajo fundamental, en una democracia donde no sólo escasean los demócratas, sino que abundan los delincuentes.”

¿Y la ciudad, apá?
En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que aunque  Miguel Ángel Mancera cuenta con la poca aprobación de a ciudadania y con ello también algunas de las obras que ha ejecutado, el Jefe de Gobierno está más preocupado por su candidatura a la presidencia en 2018: “seguramente en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento están […] suplicando que, por favor[…] ya dejen a Miguel Ángel Mancera terminar algo, una obra, un proyecto, lo que sea es bueno[…]. A lo largo de su administración, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México no ha dado una en cuestión de magnas obras, ya sea el deprimido Mixcoac-Insurgentes que tanta oposición vecinal tuvo o un corredor Chapultepec que finalmente se canceló[…]. El problema es que sus detractores ya le agarraron la medida y son capaces de detener una obra tan relevante como la Línea 7 del Metrobús[…]. Sin embargo, lo que está fuera de discusión, le guste a quien le guste, es que urge transporte público eficiente y limpio, y que éste, como en cualquier parte del mundo, puede atravesar avenidas y calles principales[…]. Sin embargo, además de preguntarse ¿quién está detrás de esta oposición absurda?, hay que cuestionarse, ¿dónde quedó el capital político y social de Mancera para construir obras? La respuesta es sencilla: lo dilapidó y hoy en día parar una obra del gobierno de la ciudad es más fácil que pedirle a Vicente Fox una declaración sobre Donald Trump. El Jefe de Gobierno no tiene credibilidad ni respeto. Dejó que la inseguridad regresara a la Ciudad de México y en lugar de obligar a su Secretario de Seguridad Pública y al Procurador de Justicia a ponerse las pilas, le echa la culpa al nuevo Sistema de Justicia Penal[…]. Además, Mancera está más preocupado por su imagen a nivel nacional que descuida lo que está realmente sucediendo en la Ciudad de México[…]. En este afán de ganar notoriedad en el resto del país, lo mismo regala patrullas a Acapulco (el chiste se cuenta solo), que manda bomberos para controlar el fuego de la refinería en Salina Cruz, Oaxaca. ¿Y la ciudad, apá? El Jefe de Gobierno ha señalado que será en octubre cuando tome la decisión de si pedir licencia para competir por la Presidencia de la República[…]”

El “cínico” de López Obrador
En Milenio, el periodista Álvaro Cueva, escribe una crítica al spot del PRI dirigido a Andrés Manuel López Obrador, el autor señala que el contenido de dicho spot transgrede los sentidos, además ese tipo de mensajes ponen a la defensiva al líder del Morena: “de este lado de la realidad hay un gran desconcierto provocado, en parte, por algunos partidos políticos, que en lugar de aprovechar sus espacios mediáticos, los rellenan con mensajes que alimentan el odio. Para muestra basta el botón del spot del Partido Revolucionario Institucional contra Andrés Manuel López Obrador donde sale el ‘Dr. Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI'[…]. ‘Tan inocente como Eva Cadena, la Diputada de Morena del medio millón. Tan inocente como sus amigos los Abarca, que son de terror’. ‘López Obrador, más de 20 años, ¿y no te has dado cuenta de la corrupción de tus colaboradores, que se llenan los bolsillos de dinero en efectivo en tu nombre? ¿Eres tan inocente? ¿O cínico?’ ¿Qué problemas hay con este anuncio? Primero, que es francamente preocupante que un partido político invierta una fortuna en la producción y programación de esta clase de contenidos que, aunque no se paguen, tienen un costo, para mandar mensajes personales. ¿En qué me baso para decir esto?[…] ¿Para esto es que el Instituto Nacional Electoral perjudicó a los medios tradicionales robándoles esta clase de espacios?[…]. Por si esto no fuera suficiente, de una larguísima lista de errores que hay detrás de este anuncio[…] hay uno que me alarma[…]. ¿Cómo es posible que un partido político, el que sea, ponga en horario familiar un cadáver, tal cual, sin que nadie le diga nada?[…]. ¡Es monstruoso![…]. ¡Es un ser humano! ¡Le estamos viendo la cara! ¿Y sus derechos?[…]. Me urge señalarle lo siguiente: ¿Cómo quieren nuestros queridos partidos políticos que México no esté polarizado si esto es lo que nos regalan de a tiro por viaje en medio de nuestros momentos de mayor tranquilidad familiar? ¡Cómo! ¿De qué sirve la inmensa cantidad de detalles que cuidan en otras plataformas si aquí hay un problema monumental? Tan sencillo como esto: todo gira alrededor de Andrés Manuel López Obrador[…]. Porque, perdón, pero preguntarle a alguien que no está presente si es cínico es un insulto y eso, en lugar de perjudicar a El Peje, lo victimiza, lo catapulta, le da armas”.

Coahuila: ¡votantes idiotas y corruptos!
En El Universal, el periodista Ricardo Alemán, escribe que es poco creíble que se hayan impugnaciones en contra de la recién ganada gubernatura por el PRI en Coahuila y no para el Congreso local donde ganó la oposición, pues señala que hay una ambigüedad de parte de los opositores : “opinócratas se sumaron a la ‘cargada’ de que en Coahuila se cometió ‘un fraude histórico, descomunal. Peor aún, sin una investigación elemental […] validaron la doble moral de los perdedores, partidos y candidatos que por su incultura democrática […] lanzaron a la pira del descrédito a las instituciones democráticas. Más, la misma incultura democrática llevó a políticos y opinócratas a ofender a los votantes de Coahuila[…] los ciudadanos cometieron el ‘pecado capital’ de votar por el PRI. Es decir, esas mentes brillantes no entienden el voto a favor del PRI en Coahuila[…]. Coahuila vive entre votantes idiotas y corruptos, manipulados por órganos electorales tramposos[…]. Pero lo que no dicen las mentes brillantes es que, por ejemplo, la de Coahuila es la elección estatal más compleja de la historia[…]. Esa complejidad provocó equivocaciones no solo entre votantes, sino entre funcionarios de casilla […]. Tampoco dicen que existen videos que confirman que no fueron violadas las bodegas donde se resguardaron las actas de escrutinio y que el instituto electoral realizó un recuento voto por voto, que confirmó el triunfo del PRI y la derrota del PAN. Pero resulta más curioso que PAN, PRD y Morena no impugnaron las elecciones de diputados locales y alcaldías[…]. Es decir, los mismos 15 mil ciudadanos que contaron los votos para Gobernador, contaron los votos para diputados locales, alcaldes y candidatos independientes. Y el PAN y sus aliados solo ven fraude en la elección de Gobernador. ¿Es creíble? ¿O asistimos a la doble moral del jefe nacional del PAN, Ricardo Anaya, quien miente y destruye la confianza en las elecciones, a causa de su ambición de ser candidato presidencial?”

Partidos transparentes
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que luego de la reforma Constitucional al artículo 6ª y la aprobación de la Ley General de Trasparencia y Acceso a la Información Pública en donde se demanda que los partidos políticos son sujetos obligados, hasta ahora lo han hecho bien, según el Comisionado del INAI: “los partidos políticos han recibido en un año, al menos, cuatro mil solicitudes de información y en el cinco por ciento de los casos, el INAI tiene que intervenir para que se respete el acceso al derecho de información. Al respecto, Oscar Guerra Ford, Comisionado del instituto, informó que esta cantidad de peticiones por parte de los ciudadanos ha ido en aumento. En el año, registraron 212 recursos, que representan un índice de recurrencia del 5.3 por ciento. Se trata, sin embargo, de que los partidos sean totalmente transparentes con los ciudadanos. Ahora sí viene lo difícil, el año electoral y los rebases en los gastos de campaña, que siempre tratan de ocultar todos los partidos políticos”.

Legislar sin hacer negocios
En El Universal, su Editorial, asegura que es necesario que el Poder Legislativo practique con apertura, transparencia y rendición de cuentas: “el que cualquier funcionario público se sirva de su posición laboral para obtener algún beneficio económico o de cualquier tipo es totalmente reprobable, además de ir contra toda ética, y debiera ser sancionado en justa proporción para acabar con la impunidad hoy reinante[…]. Sin embargo, que específicamente legisladores —quienes diseñan, votan y aprueban o desechan las leyes que nos rigen[…] obtener una licitación, verse beneficiados en determinado sector por el diseño de leyes a modo o, como en este caso, omitir legislar algo que a todas luces la sociedad demanda[…]. Por ejemplo, en lo que va de la actual administración federal, más de mil millones de pesos fueron facturados al Gobierno de Enrique Pena Nieto por 23 empresas de legisladores federales. La red de negocios abarca los Congresos de los estados, en los que siete empresas obtuvieron además contratos por casi 790 millones de pesos[…]. En este contexto, a lo largo de los últimos 10 años, al menos —en 2007, 2011 y 2013—, el Congreso ha frenado una reforma constitucional para impedir que, a la sombra del poder político, legisladores federales o estatales hagan negocios […]. Queda claro que el Congreso de la Unión y las cámaras de Diputados de los estados se sienten cómodos en la opacidad, como lo muestra el hecho de que en la plataforma ciudadana 3de3.mx[…]. Es reprobable que el Congreso de la Unión se oponga a tener controles que impidan y sancionen llevar a cabo negocios a la sombra de la responsabilidad de legislar. Ante esto tendría que ejercerse presión sobre este Poder federal, para obligarlo a establecer reglas claras lo antes posible. No se entiende por qué en tiempos de apertura, transparencia y rendición de cuentas obligadas para todos los entes que ejerzan recursos públicos, tras grandes esfuerzos a nivel federal y luego de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, el Poder Legislativo en nuestro país tengan que ser en esto la excepción”.

La derrota de los Anaya
En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que luego de las elecciones pasadas en el Estado de México y Coahuila el Partido Acción Nacional (PAN) se debilitó tras el lugar en el que quedaron los ex candidatos de ambas entidades: “la guerra que emprendió el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, en Coahuila para la ‘defensa’ de los resultados en las urnas, que dicen los azules favorecieron a su ex candidato Guillermo Anaya, tiene visos de un asunto perdido. Nos dicen que el joven Ricardo se ha quedado además sin justificaciones por la derrota en el Estado de México, en la que la ex aspirante Josefina Vázquez Mota se fue hasta el cuarto lugar. Y mientras los pesos pesados azules andan metidos en las elecciones presidenciales de 2018, el queretano Anaya tiene otro pendiente: reafirmar el respaldo de los coordinadores parlamentarios, el Diputado Marko Cortés en San Lázaro y el Senador Fernando Herrera en el Senado, quienes tienen cerrados a puerta y lodo los candados para apoyar un periodo extraordinario de sesiones, para sacar adelante los pendientes de la legislación anticorrupción y las reformas de seguridad. La derrota de los Anaya está cantada, nos dicen.

Cambio de gabinete
En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “a propósito de las versiones sobre que Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CdMx, pidió la renuncia a su gabinete, o de que fue su secretario particular, Luis Serna, quien lo hizo sin consultar al mandatario, lo que se pudo confirmar es que solo será una cabeza de sector la que se vaya entre hoy y mañana. La razón: ‘una actualización administrativa mal manejada’”.

AMLO y Moreno Valle
En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, retoma la acusación que hizo Andrés Manuel López Obrador a Rafael Moreno Valle pues lo acusó solapar el robo de gasolina: “quien se subió al ring en Twitter fue el ex Gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, después de que el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, lo acusó de solapar la ordeña de diesel y gasolina durante su sexenio. El suspirante presidencial panista le contestó al morenista a través de la red del pajarito azul que el robo de combustible es un delito del fuero federal y que los estados sólo pueden actuar en flagrancia. Cada quien se defiende como puede, pero lo cierto es que en algunas culturas a esa táctica se le conoce como ‘escurrir el bulto’”.


También te puede interesar

via Sin embargo