La iglesia critica la “pasarela de funcionarios” para comprar el voto de la gente en la elección

La Iglesia católica destacó que en las elecciones del pasado 4 de junio, donde se renovaron gobernadores del Estado de México, Coahuila y Nayarit, pudo observarse “la frenética e infatigable pasarela de funcionarios de la administración pública entregando tarjetas, beneficios o emolumentos en especie que podrían ser flagrantes delitos electorales”. Advirtió que 2018 será la elección de la obtención del poder sin importar los medios que se utilicen.

Ciudad de México, 18 de junio (SinEmbargo).– Las elecciones del pasado 4 de junio se convirtieron en una mercancía para los partidos políticos que aprovecharon la pobreza para coaccionar la voluntad de millones de mexicanos, aseguró la Arquidiócesis de México.

“Las preferencias políticas se convierten en mercancía fácilmente utilizable y desechable, un electorado manipulable, cuya pobreza es la mejor arma que se aprovecha para asestar un disparo a fin de aniquilar la libertad y coaccionar la voluntad de millones”, destacó la Iglesia católica en su editorial dominical Desde la Fe.

El Episcopado recordó que durante las campañas “pudo observarse la frenética e infatigable pasarela de funcionarios de la administración pública entregando tarjetas, beneficios o emolumentos en especie que podrían ser flagrantes delitos electorales”.

De acuerdo con denuncias de la oposición, en las pasadas elecciones el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se destacó por repartir dádivas con recursos públicos y coaccionar los votos.

Refirió que la democracia en México se está convirtiendo en la competencia por el voto de los pobres y hambrientos, “a quienes siempre se les ha regateado lo que en derecho les corresponde”.

“En algunos casos, los apoyos de los diversos programas de desarrollo social, en tiempos de elecciones, quedan bajo la discrecionalidad y voluntad del secretario titular del ramo, impidiendo su agilización y reparto expedito, o bien forman parte de una caja chica para lograr la victoria en las urnas”, se mencionó en la editorial.

Además de cuestionar el oneroso gasto en las pasadas elecciones, más de 4 mil millones de pesos, recriminó la efectividad de las fiscalías especializadas para atender delitos electorales.

De acuerdo con la Fiscalía para la Atención de los Delitos Electorales, en los procesos de los cuatro Estados se iniciaron casi 700 investigaciones; sin embargo, dijo, “no tenemos mayores resultados al respecto”.

“La compra de votos ha sido la denuncia constante ante instituciones y autoridades electorales tímidas y ausentes de poder, actores pasivos y complacientes, dejando que las aguas de la ilegalidad rieguen los frutos de elecciones cada vez más cuestionadas cuando no se actúa conforme a justicia y derecho”, puntualizó.

La Arquidiócesis de México advirtió que las elecciones de 2018, en done se elegirá Presidente y se renovará la totalidad del Congreso, será la elección de la obtención del poder sin importar los medios que se utilicen.

“Será la regresión al pasado más absolutista, empañado por el fantasma del fraude más escandaloso”, indicó.

ADEMÁS


También te puede interesar

via Sin embargo

Junio 18th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: