Rodrigo Rosário de cuatro años, estaba de vacaciones con su tío, Sidel Belchior, de 37 años, cuando se vieron sorprendidos por el incendio de Pedrógão Grande. Intentaron huir, pero no lo lograron. Al ver el incendio, salieron corriendo hacia el coche e intentaron escapar, pero sufrieron un accidente de tráfico en Nogueirinho y fueron alcanzados por el fuego el sábado por la tarde, informa “Jornal de Noticias”.

Los padres dejaron al niño con su tío para ir a pasar la luna de miel a Cabo Verde, donde les sorprendió la trágica noticia.

Rodrigo y su tío fueron capturados al intentar escapar de las llamas. En segundo lugar se encuentran JN, sufrió un accidente de tráfico en Nogueirinho cuando trataban de escapar de las llamas.

via La Razón España