«Te prohíben trabajar o tener una casa»

Frank Mugisha.

Activista gay en Uganda,

Director ejecutivo de SMUG

El número de personas que han salido del armario en Uganda se puede contar con los dedos de las manos. A sus 37 años, Frank Mugisha, es de las pocos gays ugandeses que lo reconocen abiertamente «con los ataques, los insultos, y la discriminación que conlleva». En Uganda, se puede condenar a un homosexual a cadena perpetua. «Pero lo peor es las amenazas, los chantajes, no poder tener un trabajo o una casa. Ser LGTBI en Uganda no sólo es un crimen sino que te conlleva a una social económica muy grave. Tus oportunidades son nulas». A Frank le han pegado y hostigado muchas veces, incluso el año pasado fue detenido. «No tenemos cifras fiables porque la mayoría intenta defenderse diciendo que no es homosexual, pero hay entre 300 y 1.000 personas detenidas». Al preguntarle si los ugandeses denuncian a las autoridades si ven a dos personas del mismo sexo besarse o cogerse de la mano, Frank asevera que «no es que llamen a la Policía, directamente ellos te pegan». De ahí que ninguno de sus amigos quiera quedar con él, por lo que pueda pensar la gente. A pesar de todo, el activista no quiere dejar su país. «Lo he pensado, pero creo que hay que luchar desde aquí contra el conservadurismo y la homofobia. Espero que haya cambios en el futuro».

via La Razón España

junio 30th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: