<![CDATA[ [Bruno Ramos, cofundador de PocketGroup, la firma que desarrolló Swap, una aplicación que permite el envío de dinero persona a persona, está convencido que la tecnología puede aportar mayores beneficios que los métodos tradicionales para hacer transferencias pues explica que resulta ser más fácil y seguro utilizar un móvil que ir a una sucursal, sacar efectivo y pagar a una persona o transferir dinero por SPEI, entre otros.

“Recientemente el número de personas que acudía al Oxxo a hacer transferencias iba en aumento. Imagina, la gente que tiene un iPhone se forma en el Oxxo para hacer transferencias pero eso va a ir cambiando con buenas alternativas disponibles en el mercado como Swap”, señaló a Expansión Jerónimo González, cofundador de PocketGroup.

Pero el cambio de paradigma que busca la solución creada por Ramos y González no será tan fácil de llevar a cabo, así lo muestra la Brújula Digital de Citibanamex.

LEE TAMBIÉN: México va dos pasos atrás en pagos móviles

De acuerdo con el reporte realizado por la institución financiera, 17.1 millones de personas están bancarizadas y tienen acceso a internet desde un smartphone; sin embargo, 89% todavía utiliza a las sucursales y los ATM como los canales de primer contacto con los bancos.

Por otra parte, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), 96% de las transacciones que se realizan en el país se llevan a cabo a través del uso de efectivo.

“En los próximos tres o cinco años esta tendencia cambiará”, aseguró González.

De acuerdo con Ramos, aplicaciones como Spotify, Netflix, Uber, entre otras han allanado el camino para que los usuarios depositen su confianza para el pago de servicios a través de tarjeta y medios digitales.

“Con estas aplicaciones lo puede hacer más fácil y más seguro y con Swap es la óptica que queremos dar a usuario”, dijo Ramos.

Swap permite el pago entre persona y persona. Para comenzar a emplear la aplicación, el usuario sólo tiene que dar de alta una tarjeta de débito y crédito. El modelo de negocio de PocketGroup consiste en el cobro de una comisión de entre 3 y 5% para los plásticos de crédito por el envío de dinero y un cobro de 10 pesos para retirar el dinero el mismo día que se envió y de cinco pesos al otro día.

LEE TAMBIÉN: Pagamobil se le adelanta a Apple Pay y Android Pay

Es importante destacar que a diferencia de otras aplicaciones de bancos u otras empresas, con Swap no importa la tarjeta e incluso para recibir el dinero no es necesario que el destinatario tenga instalada Swap.

Ante un mayor número de usuarios y gente bancarizada, así como el crecimiento en la confianza del usuario, la proyección que tiene PocketGroup es alcanzar 3 millones de usuarios en los próximos tres años.

La aplicación crece cerca de 30% en el número de usuarios y de transacciones realizadas cada mes.
]]]>

via Expasión