Bruselas duda todavía de reconocer la Constituyente

El régimen de Nicolás Maduro se enfrentar más que nunca al aislamiento internacional, pero la UE vuelve a dar muestras de tibieza. La Comisión Europea reconoció que alberga «dudas» sobre si un proceso de estas características puede ser reconocido. Preguntada por esta cuestión, después de que una veintena de países haya asegurado que no validarán los comicios del domingo, la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Adreeva, explicó que «la Comisión tiene serias dudas sobre si el resultado de las elecciones puede ser reconocido». Y el comunicado hecho público un poco antes de las declaraciones de la portavoz no despeja este interrogante: «Una Asamblea Constituyente, elegida en circunstancias dudosas y frecuentemente violentas no puede ser parte de la solución. Ha aumentado la división y deslegitimará más elecciones», aseguró ayer el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) que dirige Federica Mogherini.

La Eurocámara, sin embargo, parece tenerlo más claro. «Como presidente del Parlamento Europeo, única institución europea directamente elegida por los ciudadanos europeos, doy todo mi apoyo a los representantes del pueblo venezolano, la Asamblea Nacional y no reconoceremos esta elección», aseguró ayer su presidente, Antonio Tajani, después de mantener una conversación con Leopoldo López.

No obstante, al cierre de esta edición, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común, Federica Mogherini, estaba en contacto con las capitales europeas para emitir una declaración conjunta en la que por, primera vez, la UE podría dar un paso al frente y abrir la puerta a posibles sanciones. En la última reunión del Consejo de Asuntos Exteriores, un día después de la celebración del referéndum por parte de la oposición para prohibir la reforma constitucional, España propuso a sus homólogos europeos explorar posibles sanciones «individuales y selectivas» si la Constituyente seguía adelante. En junio, tras entrevistarse en la capital comunitaria con el presidente de la Asamblea venezolana, Julio Borges, Tajani envió una carta al presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, y al del Consejo, Donald Tusk, en la que les pedía «explorar» sanciones contra el régimen chavista. Hasta este momento, la política de la UE con el Gobierno de Maduro ha estado guiada por la necesidad de no tomar medidas que pudieran romper la cuerda de manera definitiva.

via La Razón España

julio 31st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: