Moreira y Riquelme (PRI) inician el traspaso de poderes en Coahuila; Anaya (PAN): “no gobernarán”

El Gobernador Rubén Moreira brindó su apoyo a Miguel Ángel Riquelme para dar inicio a lo que serán los trabajos de entrega- recepción de Gobierno de Coahuila a cuatro meses de que la nueva administración tome posesión.

“Nuestro equipo está preparado para entregar la administración, además de que estamos listos para entregar toda la información que requiere este novedoso proceso que nos presenta el Gobierno electo y que permitirá obviamente una transición saludable”, dijo Moreira durante la reunión en el Palacio de Gobierno.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo/vanguardia).- Rubén Moreira y Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila y Gobernador Electo respectivamente, se reunieron la mañana de este lunes para dar inicio al proceso de transición y entrega-recepción de la administración estatal.

No obstante, Guillermo Anaya Llamas, ex candidato de la Alianza Ciudadana por Coahuila por el Partido Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD), aseguró que Miguel Riquelme “no será Gobernador”, ya que son muchos los indicios de los delitos cometidos por el supuesto operador de fraude Rubén Moreira Valdez, a quien acusa y afirma que “en su momento será juzgado por intervenir ilegalmente en los comicios del pasado 4 de junio para tratar de imponer a su ‘protector’”.

Desde el Palacio de Gobierno, Moreira y Riquelme informaron que ya se realizó la primera reunión entre los equipos de transición del gobierno actual y el electo para la entrega de toda la información de la administración estatal. José María Fraustro Siller y Luis Gurza fueron designados como coordinador y secretario técnico respectivamente del equipo de recepción.

“Estamos listos para entregar la información requerida que permitirá una transición saludable, transparente, para el bien de los coahuilenses. Reitero a Miguel Riquelme y a su equipo la disposición de nosotros en todo lo que se requiera en este proceso tan importante para los coahuilenses”, dijo Rubén Moreira.

Por su parte, Miguel Riquelme señaló que su equipo de transición se dividirá en siete grupos que trabajarán en conjunto con el gobierno actual para dar seguimiento a los proyectos actuales y a desarrollar las promesas de campaña.

“Seguimos firmes en los compromisos de campaña, con el apoyo a la mujer más vulnerable, el Monedero Rosa, el apoyo a estudiantes evitando el pago de inscripciones a los alumnos de preparatoria pública estatal y universidad pública estatal”, indicó el gobernador electo de Coahuila.

“EN SU MOMENTO SERÁN JUZGADOS”: PAN

Guillermo Anaya, candidato de la alianza PAN-PRD, reiteró a través de un comunicado que el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no será Gobernador de Coahuila y manifestó su confianza en las resoluciones de los tribunales, tanto como el Tribunal Electoral de Coahuila, como el Tribunal Federal, a las que atribuyó que cuentan con todas y cada una de las “pruebas del robo del siglo que orquestó ‘Moreira II’”.

“Estoy seguro que en su momento Rubén Moreira será juzgado por intervenir en las elecciones, sus acciones lastimaron a nuestra democracia, no estamos en Venezuela, afortunadamente la anulación es inminente y confiamos en que los tribunales actúen conforme a derecho”, aseguró Anaya.

En tanto, Bernardo González morales, dirigentes estatal de PAN en la entidad, aseguró la conferencia de prensa que ofrecieron Rubén Moreira y Riquelme es puro “teatro para desviara la atención de la ciudadanía, puesto que Miguel Riquelme no gobernará Coahuila debido a que la anulación de la pasada elección es inminente”.

“Por el simple hecho de no dejar a los amigos de los medios de comunicación realizar preguntas durante su conferencia de prensa, sabemos que tienen miedo de ser cuestionados, saben que actuaron mal y que se robaron la elección” dijo.

Al igual que su abanderado, el líder del PAN en Coahuila aseguró que ambos priistas “en su momento serán juzgados por cada uno de los delitos cometidos, aquí no es Venezuela, la anulación se dará y Memo Anaya será gobernador de Coahuila”, sentenció.

“UN ACTO DESESPERADO”: MORENA

El ex candidato a la gubernatura de Coahuila, Armando Guadiana, señaló que este fue un “un grito desesperado ante la inminente anulación de la elección’’ la presentación del equipo que coordinará la transición gubernamental a la que sería la administración de Miguel Ángel Riquelme.

En entrevista con Vanguardia, el ex candidato de Morena por la gubernatura del estado, advirtió que el Frente por la Dignidad está esperando los tiempos adecuados para que el árbitro electoral determine “una inminente anulación de las elecciones’’, y con ello, todo el trabajo que fue presentado el día de hoy por Miguel Ángel Riquelme en el Palacio de Gobierno, habrá sido en vano.

Sin embargo, señaló que la presentación del equipo de trabajo para la transición de gobierno, fue un acto desesperado, y orquestado por el actual gobernador Rubén Moreira Valdés, para proyectar una imagen de seguridad en las pasadas elecciones hacia los ciudadanos.

“Rubén Moreira que no sabe cómo dar la imagen de que no se van a anular las elecciones. A mí me queda claro que se van a hacer unas nuevas, y eso es lo que no quieren. Está asustado’’, comentó Guadiana.

Entorno a los nombramientos del equipo de trabajo, donde se incluyó a José María Frausto Siller, Diputado Local, Jesús Ochoa Galindo, Secretario de Educación, y Fernando Purón Johnston, Alcalde de Piedras Negras, el ex candidato señaló que ya se tenía planeado que dichos funcionarios cumplieran con los 12 años de estar al frente de cargos públicos por herencia.

‘’Ya necesitamos otras caras que manejen con honradez los recursos, que tengan sentido social para lograr un mejor gobierno y no seguir con la misma cantaleta. Es una vergüenza y el pueblo ya no aguanta tanto saqueo y tanto abuso a los derechos humanos, pero además pisotean los derechos políticos’’, agregó.

FRENTE POR UN COHUILA DIGNO

Tres días después de las elecciones, la oposición llamó a la creación del “Frente por un Coahuila Digno”, integrada por Guillermo Anaya, el candidato Armando Guadiana del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el independiente Javier Guerrero, y así se dio inicio una serie de marchas para manifestarse en contra de los resultados de la elección y las cuales tuvieron una gran convocatoria.

El día 7 de junio, la primera protesta convocó a miles de personas marcharon por las calles de Saltillo como rechazo a los resultados de la elección luego de diversas irregularidades en el conteo rápido y en los datos presentados por el Programa de Resultados electorales Preliminares (PREP).

Los manifestantes se reunieron en el Ateneo de la Fuente y comenzaron la movilización alrededor de las 18:30 horas. Con consignas como “Riquelme, entiende, Coahuila no se vende” y “¿En dónde están esas boletas que le robaron al PAN”, marcharon hasta la Plaza de Armas del Palacio de Gobierno.

Ese mismo día se había difundido un video en el que se apreciaba papelera electoral abandonada en un predio de Ciudad Acuña.

El 14 de junio, el Frente por la Dignidad de Coahuila presentó ante el Instituto Electoral del Estado (IEC) los documentos correspondientes para impugnar los resultados de las elecciones y así realizar su cancelación para que fuera convocado un nuevo proceso elctoral.

Los integrantes de Acción Nacional aseguraron que Rubén Moreria intervino de manera directa en las elecciones para beneficiar a su candidato, por ello presentaron al IEC documentación con más de mil hojas, correspondientes a 14 impugnaciones, que demuestran irregularidades durante los comicios.

REBASE DE GASTOS

El pasado 24 de julio,el Instituto Nacional Electoral (INE) resolvió que las coaliciones encabezadas por el PRI y el PAN rebasaron el tope de gastos de campaña en la elección de Gobernador del estado de Coahuila.

La coalición encabezada por el PRI, con Miguel Ángel Riquelme, gastó 20.7 millones de pesos, 1.5 millones de pesos por encima del límite, fijado en 19.2 millones de pesos, indicó la Unidad Técnica de Fiscalización del INE.

En su informe de fiscalización de ingresos y gastos, esta Unidad señaló que la coalición del PAN, liderada por Guillermo Anaya, gastó casi 20.1 millones de pesos, 878 mil 258 pesos más que el límite máximo de gastos de campaña.

El gasto del PRI en Coahuila fue 7.82 por ciento superior al tope y el de PAN de 4.53 por ciento más elevado, según el informe de la Unidad Técnica del INE, aunque el total puede variar todavía porque los partidos deben comprobar pagos a representantes en mesas de votación.

 


También te puede interesar

via Sin embargo

julio 31st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: