Washington congela los activos del «dictador»

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, impuso ayer sanciones económicas directas contra Nicolás Maduro entre las que figura la congelación de activos bajo jurisdicción estadounidense. La medida fue anunciada por el Departamento del Tesoro y se produce un día después del voto de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Venezuela. «Las elecciones ilegítimas confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano», señaló Steven Mnuchin, secretario del Tesoro. «Sancionando a Maduro, EE UU deja claro nuestra oposición a las políticas de este régimen y nuestro apoyo a la gente de Venezuela que busca devolver el país a una democracia completa y próspera», remarcó. «Todos los activos de Maduro sujetos a la jurisdicción de EE UU están bloqueados y las personas de Estados Unidos tienen prohibido tratar con él», informó Mnuchin.

En la misma línea, la mayoría de los países de América Latina han anunciado en las últimas horas que no reconocerán la Constituyente. Colombia volvió a ser ayer uno de los países más duros con la situación venezolana. Su ministerio de Exteriores advirtió de que «la instalación por la fuerza de una ilegítima Asamblea Constituyente llevará a Venezuela a una ruptura de la convivencia democrática destruyendo sus valores republicanos y profundizará la polarización y la confrontación que vive el país». México tampoco tardó en deslegitimizar los resultados y anunció su disgusto con que Maduro «haya decidido llevar a cabo unos comicios contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente, que no se apegan a la Constitución». México «insta a todas las partes para que lleven adelante un diálogo genuino y con garantías, que permita al pueblo restaurar el orden democrático y retomar el camino del desarrollo y el Estado de Derecho», informa Ep.

Argentina tachó de «ilegal» la elección y lamentó que Maduro desoyese «los llamados de la comunidad internacional, incluyendo el de los países del Mercado Común del Sur (Mercosur)». El ministro de Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes, acusó al Gobierno de estar «ciego y sordo a las peticiones internacionales para un verdadero diálogo que permita la redemocratización, con espacio para todos». Perú, que rechazó igualmente la Constituyente por violar la Constitución venezolana, ha convocado una reunión de ministros de Exteriores de la zona para el 8 de agosto en Lima a la que acudirán representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Paraguay, con el objetivo de evaluar la situación del país porque «claramente no es una democracia». Sólo Ecuador y Bolivia se desmarcaron del sentir general del continente para respetar los resultados de las elecciones.

via La Razón España

julio 31st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: