En esta cuna robotizada los bebés sentirán que aún están en el útero

<![CDATA[

Utilicé una cuna robótica para arrullar a mi recién nacido.

Antes de que asumas que soy una madre negligente que se perdió los primeros momentos de unión con su bebé, sigue leyendo: me hizo una mejor mamá.

Un moisés de alta tecnología, llamado Snoo, mantuvo a mi hijo —ahora de casi seis meses de edad— calmado toda la noche. Desde entonces, ya se ha graduado de la cuna.

Lee: Ford crea una cuna que logra dormir a los bebés

El producto fue desarrollado por el famoso pediatra Dr. Harvey Karp con la ayuda de ingenieros entrenados por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) e Yves Behar, cuya firma de diseño industrial ha trabajado con compañías como Samsung, Prada y Kodak.

El Snoo, que tardó cinco años en ser desarrollado y recrea las sensaciones experimentadas en el útero. Durante los primeros meses de vida, a menudo referidos como 'el cuarto trimestre', los recién nacidos están más cómodos cuando oyen ruido blanco, sienten movimiento y son envueltos en mantas.

El Snoo hace las tres cosas: tú colocas al bebé en un traje de dormir que está firmemente unido al moisés. Mi esposo y yo nos referimos a eso como la "chamarra estrecha" debido a su falta de espacio para moverse. El Snoo siente cuando un niño está molesto y se mueve de un lado al otro hasta que el bebé está tranquilo. Puedes configurar el balanceo para continuar durante la noche o apagarlo después de ocho minutos. También puedes controlar la velocidad y el ruido a través de la aplicación que lo acompaña.

Mediante ella puedes controlar la velocidad y el ruido blanco de la cuna.
El Snoo tiene su 'app'  Mediante ella puedes controlar la velocidad y el ruido blanco de la cuna.  (Foto: CNNMoney)

Este gadget es parte de una tendencia más amplia de usar la tecnología para arrullar a los bebés para que duerman. Por ejemplo, el cojín de Babocush vibra para calmar a los recién nacidos con cólicos y en abril, Ford hizo la demostración de un prototipo de moisés que imita el movimiento de un auto.

Recomendamos: La reacción de esta bebé al conocer a Barack Obama es viral

El Snoo tiene un costo de 1,200 dólares y es creación del Dr. Karp, conocido por popularizar el concepto de envolver en mantas a los recién nacidos. También es el autor de The Happiest Baby on the Block, que detalla el enfoque de sus bien conocidas 5 's' para calmar a un bebé.

La compañía llama a Snoo la cama para bebés más segura que se haya fabricado, asegurando que un niño nunca dejará de estar bocarriba. Pero la primera vez que metí a mi bebé allí, me preocupó que el movimiento de ida y vuelta fuera demasiado para su pequeño tamaño. Lo observé atentamente cada noche mientras se dormía, a veces menos de un minuto.

Comencé a desear meterlo en el Snoo por las noches: el único lugar donde podía dormir profundamente, aparte de nuestros hombros. De hecho, a las ocho semanas de edad, el Snoo le ayudó a dormir nueve horas consecutivas sin despertar.

Cuando el producto fue anunciado el año pasado, los críticos lo consideraron una manera barata de librarse de la rutina de la hora de dormir. Para nosotros, simplificó ese proceso, y cuando el bebé se despertaba, yo estaba más presente y consciente.

Pero el Snoo no siempre detenía el llanto: si él estaba hambriento o necesitaba un cambio de pañal, continuaba el escándalo. El rol del Snoo, en ese caso, era eliminar una enorme pieza del rompecabezas de la ecuación del "¿Qué quiere?". Si no era calmado por el balanceo, era nuestro turno de entrar y descubrirlo.

Lee: El uso de gadgets por bebés está ligado a retrasos en habla

Eso no quiere decir que la experiencia con el Snoo fuera perfecta. Cuando me sentí cómoda con el producto —incluso dependía de él— encontré nuevas cosas de qué preocuparme. Cuando la ciudad experimentó una tormenta en medio de la noche, salí corriendo de la cama para desconectarlo.

También me preocupaba que se volviera dependiente del Snoo. Aunque el dispositivo está destinado para el uso durante las siestas, separamos a la iglesia del estado: lo envolvíamos con una manta en la cuna para las siestas y lo balanceábamos en el Snoo por la noche. Esto haría la transición a la cuna más fácil.

El Snoo viene con tres mantas: pequeña, mediana y grande. Sin embargo, los padres aprenderán rápidamente que eso no es suficiente. Después de una crisis de pañales, quedarás sin un atuendo compatible con el Snoo. Es probable que desees comprar más a 28 dólares cada uno. Nadie quiere poner a lavar la ropa a las 2 de la mañana, pero considerando el precio increíblemente alto del Snoo, varios trajes deberían ser incluidos. Los trajes y sábanas color crema tampoco son la mejor opción para ocultar las manchas.

La empresa también podría proporcionar más información sobre cómo y cuándo hacer la transición del bebé del Snoo a la cuna.

Recomendamos: La batalla del bebé Charlie Gard duró casi un año

Tras aproximadamente tres meses de usarlo, mi hijo lo dejó. Fue el momento para el arrullo tradicional y para una cuna cuya superficie no se moviera.

Aunque el costo es el mayor inconveniente del Snoo —Karp dice que está explorando maneras de reducirlo en el futuro— yo estoy en deuda por esas horas extras de sueño.

]]>

via Expasión

Agosto 11th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: