Sarahah y la efímera popularidad de las apps de anonimato

<![CDATA[

Las apps que permiten dejar mensajes de forma anónima son populares desde el principio de los tiempos (osea, desde el principio de las tiendas de aplicaciones). Secret, Yik Yak, Whisper, y ahora, Sarahah, tienden a subir rápidamente en popularidad, pero no durar demasiado en la cima, ¿por qué?

Con 300 millones de descargas y los primeros lugares en las listas de PlayStore y AppStore, el reto para los solo tres empleados de la app (según reveló el creador Zain al-Abidin Tawfiq en entrevista con Financial Times) será mantener el momentum a través de la innovación.

“La propuesta en sí misma no es nueva, simplemente es una nueva app que se sube a la economía del anonimato”, explica Radamés Camargo, analista de The CIU, en entrevista con Expansión. “Y que una app logre colocarse en los número uno de descargas no es nuevo tampoco, les pasa a muchas, el problema es no desinflarse”.

Sin un estricto control de contenido, los mensajes que empiezan con la intención de críticas constructivas o confesiones, terminan como ataques escudados en el anonimato, y este acoso termina por convertirse en el fin para muchas de ellas (incluso para la enorme red Twitter, el anonimato y bullying han sido problemáticos, especialmente desde el punto de vista de los inversionistas).

Aplicaciones como Yik Yak, que causó gran revuelo por el anonimato entre sus usuarios y llegó a estar valuada en 400 millones de dólares, terminó vendiendo a su equipo de ingenieros a Square por menos de tres millones de dólares, debido a que la app se convirtió en un recipiente de comentarios racistas, sexistas y hasta amenazas de muerte.

Los usuarios de la app, de origen árabe y distribuida en inglés desde junio de este año, ya se están quejando de esto en redes sociales.

En la sección de comentarios de las tiendas de aplicaciones de Apple y Google, algunos usuarios se quejan del acoso que están sufriendo ellos y sus amigos. La app explotó en popularidad después de que Snapchat permitiera compartir los links que Sarahah ofrece para divulgar en otras redes sociales.

Mientras que algunas apps de anonimato tienen condiciones de uso en las que señalan la posibilidad de recibir mensajes de odio, Sarahah, que fue creada para la crítica constructiva, no tiene ninguna leyenda de este tipo.

Además de esta advertencia, los usuarios están pidiendo que la app les permita, aunque sea de forma anónima, responder a los comentarios que dejan en su página.

“Para que la app mantenga su popularidad, necesita innovar de alguna forma. No solo permitiendo los mensajes, sino algo que los diferencia de los demás, para evitar ser solo una app pasajera más”, afirma Camargo.

Quizás el ejemplo más exitoso hasta el momento sea Whisper, una app que permite contar secretos de forma anónima y recibir respuestas y mensajes del mismo modo. Con el uso de estrictos controles de contenido, inversión en algoritmos de inteligencia artificial y apuestas por alianzas comerciales, la app tiene una inversión de aproximadamente 70 millones de dólares.

]]>

via Expasión

Agosto 11th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: