La mala memoria del Frente / Dos para llorar / Plataforma Ayotzinapa

La mala memoria del Frente
Los partidos que conforman el Frente Ciudadano parecen tener algunos objetivos en su agenda de cara a las elecciones de 2018, sin embargo parecen olvidar que estos son precisamente todo lo contrario a lo que ellos mismos impulsaron el año pasado. Sobre el tema, en el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que: “para ser político en México hay que padecer de mala memoria. Si no me cree, pregunte a los dirigentes y miembros del llamado Frente Ciudadano qué ocurrió la noche del 20 al 21 de octubre de 2016. Seguro no se acuerdan, aunque no ha pasado un año, pero los diputados estaban en una sesión del pleno que se prolongó de la noche a la madrugada y en la que aprobaron una ley de ingresos que, entre otras cosas, adelantaba la liberación del precio de la gasolina de enero de 2018 a 2017. Era el llamado gasolinazo. Este pasado 13 de septiembre los dirigentes del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano se comprometieron a una ‘agenda legislativa’ de cara a las elecciones de 2018. La agenda abunda en generalidades y promesas vagas, pero tiene algunas medidas concretas. Los líderes dicen, por ejemplo, que van a impedir el pase automático del procurador a fiscal y que van a eliminar el fuero. Prometen cambiar la Ley de Adquisiciones para que desaparezca la corrupción. Buscan suspender el registro de personas en los programas sociales en tiempos electorales. Pretenden subir los salarios por decreto y combatir la inflación al mismo tiempo. Quieren también dar marcha atrás al gasolinazo mientras protegen el ambiente. La mala memoria de los líderes es notable. Sus partidos votaron a favor de la reforma del sistema de justicia y del pase automático de procurador a fiscal, y también de la designación de Raúl Cervantes como procurador y futuro fiscal. Aprobaron además el gasolinazo. Sí […] la aprobaron. La agenda del Frente tiene propósitos políticos […]. En tiempos electorales se declara una guerra abierta contra el partido gobernante. Lo único que interesa es conquistar el poder. No será fácil para el Frente dar marcha atrás en la liberación de la gasolina. No se trata nada más de derogar el adelanto de la liberación, sino establecer controles de precios a la gasolina […]. Quizá la razón por la que el Frente está proponiendo revertir el gasolinazo es precisamente por la improbabilidad de lograrlo. La iniciativa sería un golpe no sólo contra las finanzas públicas, sino que obligaría a restablecer un subsidio injusto a la gasolina […]. Nada de esto importa al Frente Ciudadano, que lo único que quiere es ganar las elecciones de 2018. Una vez que triunfe, ya decidirá qué hacer. Supongo que ningún gobierno sensato aumentaría el subsidio a la gasolina. Pero la sensatez es un estorbo en tiempos electorales”.

Se vislumbra el primer desencuentro en el Frente Ciudadano para la designación de la candidatura para la jefatura de Gobierno, ya que Movimiento Ciudadano tiene entre sus planes proponer a Ricardo Monreal, mientras que los otros partidos integrantes del frente no lo tenían contemplado entre sus opciones, por eso en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “nos aseguran que Ricardo Monreal sí está en la mesa de discusión para ser candidato del Frente Ciudadano por México al gobierno de la Ciudad de México. Nos informan que ni los dirigentes nacionales del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, ni del Partido de la Revolución Democrática, Alejandra Barrales, lo incluyeron en el análisis. Nos dicen que quien lo metió a la contienda fue el líder de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, pues hay que recordar que Monreal ya estuvo en este partido y hasta fue coordinador de la bancada naranja en la Cámara de Diputados. Ahora, nos adelantan, vendrá una primera prueba para el Frente, pues todo estaba amarrado para que el Partido de la Revolución Democrática decidiera al candidato a la Jefatura de Gobierno que competiría con el respaldo de las tres fuerzas políticas, candidatura que muy probablemente quedaría en manos de la propia Barrales, sin embargo, si Monreal entra al juego, Movimiento Ciudadano tratará de impulsar que sea él el aspirante, y ahí podría venir el primer jaloneo entre los ‘ciudadanos’”.

La alianza multipartidista para la conformación de un frente es una decisión que no tiene muy contento al ex Presidente Felipe Calderón quien parece tener la intensión de ponerles algunas trabas, así lo menciona en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, la cual cuestiona: “¿A poco […] Calderón está queriendo boicotear la formación del Frente Ciudadano entre PAN, PRD y MC? La pregunta viene al caso porque resulta demasiaaada casualidad que los seis senadores panistas que rechazan la agenda legislativa del Frente son ¡calderonistas! Si bien tienen derecho a reclamar que no se les incluyó en la elaboración del documento, la realidad es que a leguas se les nota hacia dónde late su corazoncito. Tan cercanos son a Calderón que uno fue su Secretario del Trabajo, otro el de Hacienda, un tercero el de la Función Pública; también está su ex Secretario particular y hasta… ¡su hermana! Pa’ coincidencia es mucho”.

Dos para llorar
Entre los varios funcionarios públicos señalados por diversos escándalos, hay dos que han estado más presentes en las últimas semanas; tanto Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, como Luis Miranda, Secretario de Desarrollo Social, su comportamiento y reacción ante los escándalos en que se han visto envueltos ha dejado mucho que desear, más al no asumir la responsabilidad al ser los responsables máximos de cichas dependencias, y del tema hoy en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “cuando se abrió el socavón en la autopista México-Cuernavaca, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, enfrentó otra ola de exigencias para que renunciara. No fue la primera del sexenio […], así que no se le notaba espantado. Salió a capotear el reclamo. Para defenderse, declaró que el único que le podía pedir la renuncia era el Presidente Peña Nieto. A las pocas horas, el Presidente lo respaldó con el argumento de que por encima de las venganzas políticas tendría que haber una investigación para deslindar responsabilidades. […]. Pues ya hay luz sobre la investigación. La Secretaría de la Función Pública, […] detectó irregularidades por más de ¡mil millones de pesos! en la obra del socavón. En cuatro contratos hizo 22 observaciones, como trabajos ejecutados sin comprobación documental, pagos en exceso, inadecuada planeación y, la más asombrosa, que se concedió la licitación sin siquiera proyecto. El Secretario Ruiz Esparza apuntó a toda velocidad a que la responsabilidad caería sobre funcionarios menores. ¡¡¡¿¿¿Mil millones???!!! ¡¡¡¿¿¿Funcionarios menores???!!! ¿En serio? Para llorar. Segundo llanto. Luis Miranda. No hay semana en la que el secretario de Desarrollo Social no dé de qué hablar, y para mal. El reciente hallazgo de que su hermana y cuñado venden gasolina de huachicoleros, y encima dan litros incompletos, es sólo uno más en una larga lista de irregularidades, faltas de preparación, manejos políticos turbios… Para zafarse de la presión, el secretario casi desconoció a sus parientes. […]. En un momento en que se está pidiendo a la gente cooperar para aliviar la tragedia de Oaxaca y Chiapas, desmotiva la señal que significa la manera en como se ha protegido a Ruiz Esparza y a Miranda. Por no decir que siguen brotando los desvíos de recursos tras la ‘reconstrucción’ por los meteoros Ingrid y Manuel en Guerrero hace cuatro años. […]”.

Luego de los peritajes y las investigaciones sobre el Socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, salen a la luz más irregularidades y se deja cada vez más en claro que las empresas responsables de la construcción del puente no estaban capacitadas para realizar este tipo de proyectos, hoy en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “el 20 y 21 de julio escribí aquí sobre la empresa contratada para ‘verificar la calidad de la obra del Paso Express’ de Cuernavaca. Me parece que en su misión radicaba su responsabilidad con lo que pasó. […]. Los personajes relacionados con las empresas trabajaron juntos en el gobierno de Gabino Cué en el área de administración, que controlaba un personaje ligado a escándalos de corrupción en ese gobierno, Jorge Castillo. La empresa ganadora según el padrón de proveedores del estado de Oaxaca […] tiene especialidad en ‘Servicios profesionales de asesoría, consultoría, organización, capacitación, administración, planeación, dirección, análisis, evaluación y desarrollo de proyectos y actividades en materia económica y financiera a toda clase de personas, físicas y morales, nacionales o extranjeras, incluyendo dependencias de la administración pública federal, estatal y municipal’. Nada de carreteras ni de construcción, ni nada de eso. Ahora la Función Pública nos aclara en la observación 14 que ‘la licitante Desarrollo Integral y Productividad Empresarial, S.C., omitió considerar lo señalado en la Base Décima Segunda inciso e) de las Bases de Licitación; es decir, no se apegó a los requisitos establecidos en la convocatoria, por lo que la propuesta debió ser desechada…’. […]. No solo eso, en la observación 18, la SFP revela que ‘el procedimiento de entrega, recepción, finiquito de los trabajos y acta administrativa de extinción de derechos y obligaciones no se ha llevado a cabo, por lo que se carece de evidencia documental que se haya realizado el procedimiento de entrega, recepción y finiquito de los trabajos’. No debieron ser contratados, no han entregado… Así los verificadores de calidad”.

Plataforma Ayotzinapa
En el Reforma, la periodista Carmen Aristegui, nos comenta sobre el caso Ayotzinapa, que en los próximos días está cercano a cumplirse tres años de aquella masacre, por lo que en días pasados, se hizo en México la presentación de “El Caso Ayotzinapa: Una Cartografía de la Violencia”, que es un proyento de investigación independiente especial desarrollado por la Universidad de Londres, y escribe que: “hace unos días fue presentado en México ‘El Caso Ayotzinapa: Una Cartografía de la Violencia’. Se trata de un importante proyecto desarrollado por Forensic Architecture, una agencia independiente de investigación espacial, con sede en Goldsmiths, de la Universidad de Londres, que está rompiendo esquemas en investigaciones criminales y de violaciones graves a derechos humanos. […]. Como una encomienda del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, un grupo de 15 especialistas, de diferentes ramos del conocimiento, se dio a la tarea de aplicar para este caso mexicano métodos y prácticas de investigación que han aplicado en investigaciones de otros graves casos de violaciones a derechos humanos y crímenes de Estado registrados en otras partes del mundo. El resultado es impresionante. […]. Los arquitectos, periodistas, expertos cibernéticos y directores de cine que conforman Forensic Architecture se dirigen ‘Hacia una estética investigativa’ que ha dado resultados imponentes en diferentes casos en los que se han involucrado. […]. La plataforma, los videos y las recreaciones no solo dinamitan la indiferencia que pudiera haber frente al tema, sino que abren nuevas vertientes de investigación y análisis aún para aquellos que son especialistas en el caso, incluso para quienes han llevado o coadyuvado en las investigaciones formales. Lo novedoso de esta práctica investigativa es que, de la mano de la arquitectura, medios digitales, sensores y otros elementos de información ofrece, entre otras cosas, una dimensión espacial a lo que está contenido en miles de páginas de uno o varios expedientes judiciales y otras fuentes de información que resulten fidedignas. En este caso se tomó como fuente maestra de información los elementos obtenidos por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). […]. Para darnos una idea: el caso Ayotzinapa está contenido en aproximadamente 400 volúmenes de mil páginas cada uno. Un universo indigerible aun para los más avezados en la investigación criminal. Por eso es oro molido contar hoy con todos estos elementos que deben servir a ciudadanos de a pie; a ministerios públicos; jueces; periodistas e investigadores. Nadie debería estar exento de ver esto, si es que de veras queremos medir y entender la dimensión del Caso Ayotzinapa. A unos días de que se cumplan tres años de lo sucedido la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, es importante no olvidar -como se ve corroborado y ampliado con esta Cartografía- que un grupo de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa fue atacado de forma criminal por policías locales de Guerrero que actuaron al servicio de los criminales. Ahí estuvieron, ahora lo sabemos con mayores elementos, miembros de otras agencias del Estado: policías estatales; policías federales y miembros del Ejército. Ninguno de ellos ayudó a los estudiantes. Aquello fue la representación fiel de un Estado coludido. Murieron seis personas, cuarenta resultaron heridas y los 43 estudiantes siguen desaparecidos. A tres años de distancia, México no puede olvidar eso”.

Dos visitas: Netanyahu y Mattis
En La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe sobre la visita del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu a México, quien hace meses mostró su acuerdo con Donald Trump en cuanto a la construcción del muro fronterizo con México, además también de la visita de James Mattis, General en Retiro de los Estados Unidos, que fue invitado a las celebraciones del aniversario de la Independencia de México,  así lo escribe: “Peña Nieto mostró gran contento ante la visita del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien aplaudió, meses atrás, la iniciativa de Donald Trump de construir un muro fronterizo con México. Además de actualizar el tratado de libre comercio existente entre México e Israel, se acordaron acciones conjuntas con el propósito de combatir fraudes electrónicos y otros delitos que se consuman por medio de Internet, como la pornografía infantil y el tráfico de órganos y de personas […]. La visita de Netanyahu es la primera que realiza la máxima autoridad de Israel a nuestro país en 65 años de relaciones diplomáticas […] y tiene como contexto una descomposición acelerada de las posturas diplomáticas de México, regidas por el entreguismo de Luis Videgaray Caso y Peña Nieto. Además de la permanente genuflexión ante Trump, reflejada en episodios grotescos, como la expulsión del embajador de Corea del Norte en México y la acometida sistemática contra Venezuela y su gobierno, la administración peñista ha recibido con desmemoriado beneplácito al representante de un país que de manera implacable ha violado acuerdos y disposiciones internacionales y despliega una política criminal contra el pueblo palestino. […]. Al general en retiro James Mattis también le corresponderá cumplir, hoy, un rol pionero. Es el primer secretario de Defensa de Estados Unidos que asiste a las celebraciones de la Independencia mexicana, aunque funcionarios y personajes estadunidenses de menor hosquedad […] han formado parte de las delegaciones extranjeras usualmente invitadas al Grito y al posterior desfile militar”.

Gasto obligado
Como en los últimos años, se espera que se apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año sin muchas complicaciones en la Cámara de Diputados, aunque año con año se vuelve más complicado, por lo que en las próximas campañas políticas, los candidatos deberán dejar claro que en próximas ocasiones no va a ser sencillo, a menos de que se aumenten algunos impuestos, y en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “a más tardar el próximo 15 de noviembre, como dispone la ley, la Cámara de Diputados tendrá que haber aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación […] para 2018. […]. Seguramente vendrán debates sobre por qué tanto aquí y por qué tan poco allá, pero al final el Presupuesto de Egresos de la Federación se aprobará y todos contentos. Desde que, en 2004, el Presidente Vicente Fox vetó el presupuesto que había aprobado la Cámara de Diputados, la construcción del gasto se ha realizado sin mayores jaloneos y ha sido avalado por la gran mayoría de los legisladores. […]. El llamado gasto no programable consiste en los pagos pendientes de años anteriores; los gastos destinados a la deuda pública; las obligaciones por derechos adquiridos, como las pensiones, y los recursos transferidos a entidades federativas y municipios, a través de las Participaciones Federales. […]. De mantenerse el actual ritmo de crecimiento de los ingresos fiscales, así como de la porción comprometida del presupuesto, y de no reducirse sustancialmente la deuda del sector público, a finales del próximo sexenio el gasto programable […] podría ser casi del mismo tamaño del gasto no programable. Eso nos debería llevar a hablar sobre el elefante en la habitación al que casi nadie quiere nombrar: la necesidad de elevar los ingresos de la Federación. […]. Y más vale que, durante la campaña, los candidatos y sus partidos sean lo suficientemente honestos con los votantes para decirles que no habrá de otra sino elevar la recaudación y que eso probablemente implique incrementar los impuestos. […]. Podrá volverse más eficiente y honesto el gobierno […] y de esa forma, reducir su gasto, pero se ve muy difícil que, con el actual esquema fiscal, las autoridades federales puedan generar ingresos por encima de los actuales 13 puntos del Producto Interno Bruto. […]. Es cierto, una parte de México ha alcanzado altos niveles de desarrollo. Pero mientras esa porción del país tenga que jalar la pesada carga del México atrasado, anclado en la economía informal y dependiente de los subsidios, difícilmente se podrá detonar el crecimiento requerido. Además, en 2018 sostener las pensiones de 5.1 millones de mexicanos costará al erario cerca de 800 mil millones de pesos. […]. Así que necesitamos una verdadera revolución en la política económica, una que nos saque del peligroso encogimiento del gasto programable, que de 2013 a 2018 se redujo de 21 a 16.9 puntos del Producto Interno Bruto. Pero para poder proponerla, lo primero que hay que hacer es hablar con la verdad”.

¿De quien es este discurso…?
En Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, presenta un fragmento de un discurso político que bien podría adjudicarse su autoría a dos personajes, y en este caso le pertenece a Ricardo Anaya, Presidente del Partido Ación Nacional, y hace un análisis del mensaje, concluyendo que la postura del presidente de ese partido político ha cambiado de unos meses para acá; así lo escribe: “hoy le voy a presentar extractos de un comunicado de prensa y le quiero pedir que lo lea y al final me diga su autoría, Andrés Manuel López Obrador o Ricardo Anaya. 1. Acabar con la corrupción, la impunidad y con la violencia, así como lograr el crecimiento económico para todos y terminar con la pobreza y la desigualdad. 2. El régimen político, económico y social actual está agotado y ya no le sirve a nadie. 3. Lo que nos hemos propuesto es una profunda transformación que se traduce en un auténtico cambio de régimen. 4. El régimen autoritario está podrido por la corrupción. 5. (El partido) participa (…) con la firme convicción de recuperar nuestra opción preferencial por los pobres. Hoy, nos afirmamos decididamente por los que menos tienen, convencidos de que el Estado debe intervenir de manera activa para promover la solidaridad entre los que más saben, más pueden y más tienen, con los que ni saben ni pueden ni tienen. Si usted dijo que es de López Obrador, se equivocó, es de Ricardo Anaya […], quien ha dado un giro de 180 grados en su discurso si nos vamos a sus posiciones como presidente de la Cámara de Diputados, en su rol en el Pacto por México y sus declaraciones del primer año de gobierno priista, cuando no estaba en su agenda ni siquiera ser jefe del Partido Acción Nacional, menos ser su candidato presidencial. […]. Anaya rompe con el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, con el que mantuvo una extraordinaria relación y alianza, acerca su discurso al de quien era, entonces, su peligro para México, evita confrontarlo como lo hacía y declara la guerra al Partido Revolucionario Institucional para lo que formó el frente electoral con el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, del que será su candidato presidencial. Y desde ahí, busca quitarle votos a López Obrador, una misión imposible, pues lo suyo es una feligresía leal y definida”.

Negociaciones complicadas
En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que la sesión de ayer de la Junta de Coordinación Política en el Senado estuvo ruda, pues el panista Fernando Herrera no perdona que los priistas hayan apoyado a Ernesto Cordero para la presidencia cameral y eso se ha reflejado en las decisiones de los últimos días. Ayer el priista Emilio Gamboa pidió tener cuidado en los perfiles para integrar comisiones y aunque Herrera ha bloqueado a los llamados ‘panistas rebeldes, quien salió bien librado es Javier Lozano, quien será secretario de la Comisión del Trabajo, integrante de la Jurisdiccional y Relaciones Exteriores Europa. Ah, y también de Agricultura”.

Monreal, amenaza para AMLO 
Luego de que no fuera elegido por el partido Morena como su futuro candidato a a jefatura de gobierno en la Ciudad de México, Ricardo Monreal sigue analizando las opciones que tiene, entre las que está dejar su partido actual e integrarse a cualquier otro instituto político que le permita ser candidato a Jefe de Gobierno, lo cual sería un peligro para Andrés Manuel López Obrador, ya que no solo le quitaría poder en la capital sino que incluso podría llegara repercutir en las aspiraciones presidenciales de Obrador, y hoy en El Universal, el periodista Óscar Mario Beteta, escribe que: “Andrés Manuel López Obrador olfateó el peligro. Lo vio venir en perspectiva. Consciente de que su último intento por ser presidente de México no le ofrece ninguna garantía, se protegió y asestó el golpe. Sin el menor escrúpulo, victimó a Ricardo Monreal Ávila en lo que será una de sus más viles, vulgares e impúdicas traiciones. […]. López Obrador no tuvo ojos ni oídos para el delegado en Cuauhtémoc, quien legítimamente demandó una nueva encuesta, confiado en que podría ganar sobre el antecedente de que una veintena previa de sondeos lo dieron como potencial ganador. […]. Con una visibilidad permanente, haciendo obras por doquier, generando consenso cada día, se convertiría en el actor más poderoso, influyente y presente en la capital y en el resto del país. Y si asumimos que López Obrador llegase a Los Pinos por impulso propio y el de Monreal, que hubiese podido ser definitorio en su tercera intentona por satisfacer sus ambiciones, es evidente que le haría sombra, lo opacaría esgrimiendo los inmensos recursos de todo tipo que le ofrecería para ello el gobierno local. […]. Calculador, frío, huérfano de valores y de ética, visualizó el escenario de eventualmente ‘ser el primero’ en el desempeño de un papel secundario. Su egoísmo y su arrogancia no podían permitírselo. Y sin el menor rubor, optó por la vileza y la canallada, sin importar la lealtad que en los años y momentos más difíciles tuvo del hombre al que no pudo dejar de ver con celo, con temor y con envidia. Además, sabe que pese a haber hecho tanto para buscar por última vez la primera magistratura, no la tiene fácil ni segura. La forma en que camina el proceso de la sucesión presidencial puede cambiar radicalmente en cualquier momento, máxime cuando salten a la arena los candidatos de todos los partidos. […]. En la situación y perspectiva en la que se halla Andrés Manuel López Obrador ahora, su juego es uno: ganar, ganar. Primero, la Presidencia, de la que no quita el ojo, y en el último de los casos, reafirmarse como el todopoderoso en su partido, con cuyos ingresos legales podría tener una jubilación dorada. Además, con toda certeza, empezaría a ubicar y proyectar a su descendencia en los cargos más lucrativos. Y hasta empezaría a ‘soñar’ con que si él no pudo conquistar el cargo de máxima responsabilidad política en el país, le heredaría el negocio a su ‘cachorro’. No obstante, Ricardo Monreal Ávila podría estar en perspectiva de ganar habiendo ‘perdido’. Con sus cualidades y capacidades es una espléndida carta, altamente ganadora, en cualquier nivel de competencia que se encuentre y con cualquier partido. […]. Una posibilidad más para el zacatecano es su posible regreso al Partido Revolucionario Institucional, por desconcertante que parezca y por insólito que pueda ser. […]. Con toda la complejidad de la situación que vive México y el enrarecimiento del ambiente político que inexorablemente irá in crescendo, si algún político tiene una miríada de alternativas, es Ricardo Monreal Ávila”.

Todo mal
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “en 2012, cuando era Secretario Técnico del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal […], Felipe Borrego afirmó que la reforma penal no era cambiar códigos, ‘es reinventar, reeducar, culturizar, reaprender’, dijo entonces. Pero el tiempo pasó y su misión fue un fracaso. […]. Hoy, la Auditoría Superior de la Federación calificó a su gestión en la Setec como ‘negativa’, tras auditar el uso y destino de poco más de 500 millones de pesos. Ahora que es consejero de la Judicatura Federal, ¿qué pensará de él su jefe, Luis María Aguilar Morales, el ministro presidente?”.

 

 


También te puede interesar

via Sin embargo

septiembre 15th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: