“Max” deja 600 casas inundadas en Guerrero, y esto no acaba: “Norma” va hacia Sinaloa y BCS

A las 19:19 de ayer, “Max” se degradó a tormenta tropical, pero se prevé para hoy tormentas intensas en zonas de Guerrero y Oaxaca debido a los remanentes. Pero esto no acaba: “Norma” afectará a Sinaloa y va con rumbo a la península de Baja California.

Ciudad de México, 15 de septiembre (ElSur/Noroeste/SinEmbargo).- Los huracanes nos han tenido tregua. “Max” deja a su paso 600 viviendas inundadas, aseguró el secretario de Protección Civil estatal, Marco César Mayares Salvador.

El Gobernador, Héctor Astudillo Flores informó que el huracán obligó a 191 habitantes de zonas cercanas a ríos a protegerse en refugios temporales en municipios de la Costa Chica; en San Marcos se reportaron inundaciones y un desaparecido.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en su portal de internet que, a las 4 de la tarde de ayer el huracán “Max” tocó tierra en el poblado Pico del Monte, municipio de Florencio Villareal, en los límites de la Laguna Chautengo, a 90 kilómetros al sureste de Acapulco.

Además, el SMN señaló que se prevén tormentas intensas en zonas de Guerrero y Oaxaca, a consecuencia de los remanentes de la tormenta tropical “Max”, que se ubicarán al sureste del territorio nacional, y de la tormenta tropical Norma, localizada al sur de Baja California Sur, así como a un canal de baja presión que se encuentra en el occidente del país.

Asimismo, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) informó que a las 19:19 horas de ayer el huracán “Max” de categoría 1 se convirtió en tormenta tropical, localizándose cerca del municipio de San Luis Acatlán, luego que la mañana de ayer evolucionó a huracán.

Pero esto no acaba.

Por la formación de la tormenta tropical “Norma” en el Océano Pacífico, se estableció ayer la alerta azul para el norte de Sinaloa, nivel que es el más bajo de cinco que tiene el Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales. La alerta azul en fase de acercamiento se decretó para el norte de Sinaloa y el sur y el oeste de Sonora, informó ayer el Sistema de Alerta Temprana de Ciclón Tropical, de la Coordinación Nacional de Protección Civil, de la Secretaría de Gobernación.

“Norma” se encamina hacia Baja California Sur, donde también hay alerta. La tormenta tropical ya ganó fuerza en las últimas horas y se desplaza rumbo a la península.

“Max” se estrelló en Guerrero, donde apenas se contabilizan los daños. Foto: Cuartoscuro

RECUENTO DE DAÑOS

El Secretario de Protección Civil de Guerrero, Marco César Mayares Salvador, informó que se reportó la caída de árboles, derrumbes en caminos, encharcamientos y la caída de un puente en el municipio de Cuautepec, tras el desbordamiento de un río que incomunicó a la localidad de La Bocanita.

También la desaparición de un hombre y un joven de 19 años de edad en el río Balsas, en el municipio de Mártir de Cuilapan, y uno más en San Marcos.

El funcionario estatal detalló que las lluvias del miércoles, cuando “Max” tenía la categoría de tormenta tropical, provocaron el desbordamiento de ríos, que afectaron 439 viviendas inundadas parcialmente, en el municipio de Acapulco, y en las regiones de Costa Grande y Costa Chica.

Además, en San Marcos se reportaron de manera preliminar 200 casas inundadas en la colonia Zapata, debido al desbordamiento de un arroyo, y daño en el terraplén del puente de la colonia Quinta Sección, que no afecta su estructura, pero tuvo que suspenderse el paso vehicular.

Asimismo, Mayares Salvador informó que cuatro escuelas fueron afectadas por las lluvias, una de ellas en Tecpan de Galeana; así como tres restantes en Juchitán.

 

En el boletín se precisa que, ante las fuertes rachas de viento, “en pocas horas, la cantidad de árboles caídos ha aumentado de 20 a 65, de los cuales 54 se registraron en Acapulco, siete en Atoyac de Álvarez, dos en Zihuatanejo y dos más en Marquelia y Azoyú, respectivamente”, indicó.

Agregó que han sido habilitados 25 refugios temporales en las regiones Costa Grande, Acapulco y Costa Chica, “de los cuales diez se encuentran en operación, dando cobijo y alimentación a 688 personas afectadas por las últimas lluvias”.

El Gobernador, Héctor Astudillo Flores confirmó la suspensión de clases en las regiones Acapulco-Coyuca de Benítez, Costa Chica y Montaña alta y baja. Informó que desde las cinco de la mañana de este jueves los sistemas de agua potable Papagayo y Lomas de Chapultepec no tenían el servicio eléctrico, debido a que cayeron árboles a los cables; indicó que la CFE ya está trabajando en resolver el problema, pues era una prioridad.

Agregó que para evitar inundaciones se abrió la barra en Barra Vieja, para evitar que la laguna se sature, y recordó que eso ocurrió hace cuatro años con Ingrid y Manuel; comentó que con esa maniobra ya se estaban desahogando unos 15 mil litros por segundo. Durante la sesión, Mayares Salvador informó que, en San Marcos se tenían contabilizados hasta esa hora entre 250 y 300 casas inundadas hasta una profundidad de 40 centímetros.

Intensas lluvias se han registrado en el puerto provocadas por el huracán “Max”. El meteoro toco tierra este jueves en la costa del pacífico mexicano. Foto: cuartoscuro

Intensas lluvias se han registrado en el puerto provocadas por el huracán “Max”. El meteoro toco tierra este jueves en la costa del pacífico mexicano. Foto: cuartoscuro

LA TORMENTA RUMBO A LA COSTA CHICA 

El Gobernador estuvo en Acapulco para encabezar la sesión permanente del Consejo Estatal de Protección Civil en las instalaciones de la Octava Región Naval y, en dos ocasiones se convocó a conferencia de prensa para informar sobre las afectaciones del huracán “Max” en Guerrero. Ahí, a las 6 de la tarde se dijo que el huracán ya no estaba en Acapulco y que la prioridad se trasladaba a la Costa Chica.

El Gobernador dijo que la mayor preocupación eran los municipios de San Marcos, Marquelia, Azoyú, Copala, la parte alta de Ometepec, parte de Azoyú, Igualapa, Xochistlahuaca y Tlacochistlahuaca, donde se daría un incremento en el cauce de los ríos.

El Gobernador comentó que en San Marcos ya había inundaciones en la entrada del municipio, y que en la zona habrá crecientes en los ríos, sobre todo el Santa Catarina, que está cerca de Cuajinicuilapa y que desemboca en un lugar cercano a Ometepec, pues desde el miércoles ya estaba presentando un aumento en el caudal y aumentará en las próximas horas.

Astudillo dijo que ya estaban presentes para empezar a atender a los ciudadanos. Aseguró que no había reportes de personas fallecidas a causa del huracán, y que en San Marcos se reportó la desaparición de una persona, pero que se estaba confirmando con nombre y ubicación para saber el lugar donde se pudo haber presentado el percance.

Dos embarcaciones fueron arrastradas hacia la orilla de la Playa Manzanillos por los fuertes vientos se han registrado por el huracán “Max”. Foto: cuartoscuro

 

Intensas lluvias se han registrado en el puerto provocadas por el huracán Max. El meteóro toco tierrea este jueves en la costa del pacífico mexicano. Foto: cuartoscuro

ÁRBOLES Y ESPECTACULARES CAÍDOS  

En el primer reporte, a las 11 de la mañana, Astudillo alertó de los problemas que se podían presentar en la Costa Chica, y dijo que el reporte de afectaciones que tenía en Acapulco era de árboles caídos, derrumbes poco significativos, fallas en el servicio eléctrico en diversas colonias, desprendimiento de espectaculares y que el aeropuerto suspendió por un momento sus operaciones ante la falta de energía eléctrica.

El gobernador informó que no estaba lloviendo en todo el estado, y en Iguala y Zihuatanejo estaba soleado; dijo que habló con varios presidentes municipales, pero no reportaron problemas, ni pérdida de vidas humanas, aunque se reportaban encharcamientos, pero no inundaciones, y que la precipitación máxima fue de 93.3 milímetros.
El gobernador dijo que, al mediodía lo que se tenía era una alerta de trabajo y que no había una emergencia todavía, porque no había una precipitación grave.

Por su parte, el subdirector de Atención a Emergencias de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Julio Escamilla Quijada informó que el miércoles habló con el secretario de Protección Civil estatal, Marco César Mayares Salvador, para informar que, de acuerdo con el boletín que se emite cada tres horas a través del Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales, se había cambiado la alerta de naranja a alerta roja ante la llegada del huracán “Max”.

Precisó que cambio a alerta roja por la distancia de los vientos, y no por la cantidad de lluvia o los efectos que pudiera generar, sino por la cercanía de los vientos a la costa. Añadió que fue por ello que se suspendieron clases.

Dijo que, “alerta roja, básicamente es que si no tienen que salir, no es necesario salir, tomar las previsiones necesarias, habilitar los refugios, que ya están habilitados, no es necesario evacuar todavía, pero si tenerlos previstos en caso de que alguien, de manera voluntaria, quiera asistir sabiendo que se encuentra en una zona de riesgo”.

Dos embarcaciones fueron arrastradas hacia la orilla de la Playa Manzanillos por los fuertes vientos se han registrado por el huracán Max. Foto: cuartoscuro

 

 


También te puede interesar

via Sinembargo

septiembre 15th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: