Tom Price, el secretario de Salud de EU que perdió el empleo por pagar viajes con dinero público

Luego de estar en la mira de la opinión pública por utilizar dinero público para pagar viajes personales en aviones chárter, el secretario de Salud de Estados Unidos, Tom Price, se vio obligado a renunciar al cargo.

Price “presentó su renuncia (…) y el presidente la ha aceptado”, señaló la Casa Blanca en un escueto comunicado, en una tentativa por poner punto final a una polémica que desde hace una semana desangraba a la presidencia.

El propio Trump había dicho que pretendía tomar una decisión en la jornada sobre el futuro de Price, y aunque aseguró que su secretario de Salud era “un excelente hombre” añadió que no le gustaba la situación creada.

Price -un ex legislador famoso por sus diatribas contra el gasto público- había utilizado por lo menos 26 veces aviones chárter, con un costo superior a los 400 mil dólares (7.2 millones de pesos).

Las investigaciones inclusive revelaron el alquiler de un avión para un vuelo de ida y vuelta entre Washington y Filadelfia, un viaje de poco más de media hora, por 25 mil dólares (450 mil pesos), aun cuando existen numerosos vuelos diarios entre esas ciudades.

Las bajas en el gabinete de Trump suman siete, y no lleva ni un año en el poder

Tom Price, secretario de Salud

El ortopedista, de 62 años, despertó la ira de Trump por sus viajes en aviones chárter por un monto superior a los 400 mil dólares.

Exlegislador, Price trabajó para cumplir la promesa electoral del presidente de abolir y reemplazar el Obamacare, una ley emblemática del gobierno anterior, aunque sin éxito.

Sebastian Gorka, consejero

Controversial consejero del presidente, Sebastian Gorka fue acusado por sus detractores de tener lazos con grupos de extrema derecha. Otros han puesto en duda las competencias que dijo tener en el terreno de la lucha contra el terrorismo. Abandonó la Casa Blanca el 25 de agosto.

Steve Bannon, consejero

El “presidente Bannon”, como fue apodado el discreto pero influyente consejero Steve Bannon, fue el arquitecto de la política nacionalista y populista de Trump, que le llevó a ganar las elecciones.

Cercano a la extrema derecha, presentó su dimisión el 18 de agosto, luego de que sus relaciones con otros miembros de la Casa Blanca desataran una guerra interna.

Anthony Scaramucci, Comunicaciones

Llegó a la Casa Blanca el 21 de julio para dirigir las comunicaciones y combatir las fugas a la prensa, que ya Trump no soportaba.

Pero fue el que menos duró en el equipo, 10 días después salió del gobierno, paradójicamente tras referirse despectivamente a otros miembros de la administración en una conversación con un periodista de New Yorker.

Reince Priebus, el jefe de gabinete

Caudillo del Partido Republicano, Reince Priebus fue reclutado al principio del mandato de Trump para ser secretario de la Casa Blanca, encargado de dar coherencia a la acción de gobierno. Tras una dura tarea de 189 días, dejó el cargo el 31 de julio, tras ser tratado de “loco esquizofrénico” por Scaramucci.

Sean Spicer, el portavoz

Tenía uno de los trabajos más delicados de la Casa Blanca: traducir a la prensa y al mundo entero las intenciones del presidente Trump, muchas veces burlón, provocador y siempre imprevisible. Perdió credibilidad desde el primer día, cuando tuvo que defender la aseveración del mandatario estadounidense de que su investidura había sido la más multitudinaria de la historia.

Se fue el 21 de julio, impulsado por la llegada de Scaramucci.

Michael Flynn, el consejero de seguridad

El general retirado Michael Flynn asumió como consejero de seguridad nacional pero solo duró 22 días en el cargo. Su salida fue forzada por preocupaciones de alto nivel de que pudiera haber dado falsos testimonios sobre sus contactos con funcionarios rusos y supuestos pagos recibidos de Turquía durante la campaña.

via Animal político

septiembre 30th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: