Nissan cae más de un 2 % en Bolsa tras suspender su producción en Japón

Nissan deberá revisar los coches producidos entre enero de 2014 y septiembre de 2017 de 38 modelos, entre ellos 10 producidos para otras marcas como Mitsubishi, Suzuki y Mazda.

Nissan admitió irregularidades de inspección. Foto: EFE/Archivo

Tokio, 20 octubre (EFE).- Nissan Motor cayó hoy más de un 2 por ciento en la Bolsa de Tokio poco después de la apertura tras anunciar la víspera la suspensión temporal de la producción en sus plantas en Japón por el problema de las inspecciones de seguridad irregulares.

Las acciones del fabricante automovilístico caían un 2.14 por ciento transcurrida la primera hora y media de negociación, hasta situarse en 1 mil 072.5 yenes (8 euros/9.5 dólares).

Nissan Motor informó la víspera de que dejaría de distribuir automóviles en el mercado local durante unas dos semanas con vistas a reconfigurar los mecanismos de inspección en sus seis plantas nacionales afectadas por las irregularidades.

La compañía ha tomado esta decisión después de comprobar que las anomalías persistieron en tres de sus fábricas incluso después de que el problema saliera a la luz a finales de septiembre, dijo en rueda de prensa el consejero delegado de la empresa, Hiroto Saikawa.

La medida está destinada a corregir el incumplimiento de la normativa nipona y no afectará a la distribución de automóviles en el exterior del país asiático, señaló el responsable de la empresa en una comparecencia ante los medios celebrada en sus sede en Yokohama (al sur de Tokio).

Saikawa explicó que la continuidad del problema se debió a un “error de comunicación” entre los responsables de la gestión de las plantas, que impidió que la decisión tomada por su directiva para corregir las irregularidades se aplicara con la rapidez necesaria en las cadenas de producción.

Nissan admitió las irregularidades a comienzos de mes después de que estas fueran detectadas por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Turismo y Transporte de Japón durante inspecciones en sus fábricas, lo que ha llevado al fabricante a llamar a revisión 1.16 millones de vehículos en Japón.

A instancias de las autoridades locales, Nissan deberá revisar los coches producidos entre enero de 2014 y septiembre de 2017 de 38 modelos, entre ellos 10 producidos para otras marcas como Mitsubishi, Suzuki y Mazda.

Nissan, cuya alianza con Renault hizo que fuera en el primer semestre del año el mayor vendedor mundial de coches, informó de que contempla llamar a revisión a unos 4 mil automóviles adicionales debido a la persistencia de las irregularidades.

Las autoridades niponas constataron que algunas de las revisiones que los vehículos pasan antes de salir a la venta fueron realizadas por personal inadecuado, aunque los informes sí fueron firmados por trabajadores certificados, una práctica que el Ministerio tachó de “lamentable”.

La normativa nipona establece que sólo inspectores certificados y previamente registrados en el sistema aprobado por el Ministerio de Transporte pueden dar el visto bueno a los vehículos que van a ser vendidos en el mercado japonés.


También te puede interesar

via Sin embargo

octubre 20th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: