El nuevo Kindle Oasis falla en su desempeño con agua… uno de sus atractivos

<![CDATA[

Son las 13:00 horas en un día laboral y estoy tomando un baño.

Estoy probando el nuevo Kindle Oasis de 250 dólares, el lector de alta gama de Amazon.

Tras 10 años, la empresa finalmente ha creado un Kindle a prueba de agua, supuestamente para que puedas leer en la playa, durante una guerra de globos de agua, o en una bañera. Todo va de maravilla.

El Oasis en forma de gajo es ligero y cabe cómodamente en una mano. Una vez que pasas de la pantalla de inicio y entras a un libro, el texto se ve increíble. La pantalla es mate con una luz trasera sutil que se siente como un alivio después de estar viendo las pantallas de la computadora y el smartphone por horas.

Parecía ser el dispositivo para leer en la bañera. Y cometí el error de mojarlo.

Tal parece que el agua activa la pantalla touch del Oasis: Una pequeña gota de agua hace cambiar la página, cambia el tamaño de la letra, sale del libro o hace cualquier otra cosa que una mano podría hacer. En mis pruebas, no tomó más que una gota para activar la pantalla de 7 pulgadas.

El Oasis puede sumergirse hasta dos metros de agua fresca por una hora y no se rompe, de acuerdo con las especificaciones. Pero si tenías sueños de leer bajo el agua, cancélalos. Cuando sumergí el Oasis, la pantalla se quedó confundida sin remedio, el tamaño de letra sube y baja y perdí mi separador.

La sensibilidad al agua no es un problema poco común para las pantallas touch capacitivas como las del Kindle. Ellas trabajan al sentir las cargas eléctricas de los dedos y manos. Al igual que nuestros dedos, el agua también conduce electricidad. Eso hace que el Kindle Oasis sea casi inservible en ambientes húmedos.

Lee: Amazon crea un espacio para los artesanos mexicanos

Los smartphones más nuevos han diseñado sus pantallas para no reaccionar al agua. Los teléfonos a prueba de agua de Samsung y Apple probablemente sean mejores para bañarse que el Kindle Oasis. (Nunca usen dispositivos en el baño mientras están conectados.)

Amazon dice que los dispositivos fueron “probados minuciosamente” para la sensibilidad al agua. En el caso de que el display se active, simplemente limpie el agua y continúe leyendo”, dijo un portavoz de Amazon.

Los lectores electrónicos pueden ya haber alcanzado la cima de popularidad. Las ventas de lectores cayeron 15.6% en 2016, de acuerdo con la Asociación de Editores de Estados Unidos.

La impermeabilización parecía ser lo único que hacía que el Kindle Oasis valiera los 250 dólares. Hasta ahora, es el Kindle más costoso y es difícil justificar el precio cuando Amazon fabrica también el excelente Paperwhite de 120 dólares.

El Oasis añade soporte para audiolibros con bocinas o audífonos conectados por bluetooth. Tal vez lo mejor sería escuchar un libro en la bañera.

]]>

via Expasión

octubre 31st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: