Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/dzwkfpat/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1924
México se desangra – Politifobia

México se desangra

El año 2017 terminará en México como el más violento desde que se tienen registros y los datos son contundentes: más de 2.400 homicidios al mes, 80 al día, uno cada 16 minutos. Unas cifras propias de un país en guerra. Una guerra silenciada que el Gobierno declaró al narco hace más de diez años y que hoy parece estar lejos de terminar. Desde entonces, se ha logrado descabezar a los principales cárteles del narco y se ha utilizado al Ejército para combatirlo en las zonas más conflictivas, pero la violencia no cesa. Con el propósito de legalizar el uso policial de los militares, el pasado 15 de diciembre el Senado aprobó la Ley de Seguridad Interior, una polémica medida que ha provocado la indignación y las protestas de distintos movimientos sociales.

En busca de respuestas ante esta delicada situación, LA RAZÓN acude a personalidades calificadas en la materia. El primero de ellos es Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, un organismo independiente que se encarga de contabilizar y publicar informes mensuales en materia de seguridad. Rivas reconoce que este año están teniendo más trabajo que nunca, ya que «no sólo aumentaron los homicidios, sino que es una subida general de todos los delitos». Y, ¿cómo se justifica este crecimiento sin precedentes de los delitos violentos? De acuerdo con Rivas existen varios factores: «El primero sería el efectivo descabezamiento de los líderes del narcotráfico, que ha generado un nuevo efecto: guerras intestinas y con otros cárteles por el control del territorio. Una dispersión territorial de los efectivos, que lleva también a la comisión de otros delitos», añade. Durante la presente Administración, el presidente Enrique Peña Nieto se marcó 122 objetivos dentro del mundo del narco que era prioritario capturar, y a fecha de hoy ya han sido detenidos, o abatidos, 108. Todo un éxito para un presidente al que sólo se le resisten 14 líderes, entre los que destacan Ismael Mayo Zambada, del cártel de Sinaloa, y Nemesio Cervantes, del cártel Jalisco Nueva Generación. Estos últimos son precisamente los principales generadores de violencia en el norte del país, en una guerra sin precedentes que desencadenó la recaptura del Chapo Guzmán.

via La Razón España

diciembre 31st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: