La UE concede nuevas ayudas a Palestina tras los recortes de Trump

La Unión Europea (UE) le echa un pulso al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Los Veintiocho han aprobado un nuevo paquete de ayuda financiera a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por valor de 42,5 millones de euros. La medida llega sólo dos semanas después de que Estados Unidos anunciara su intención de retener una ayuda de 65 millones de dólares de su contribución total de 125 millones a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA, en sus siglas en inglés). De esta forma, la UE trata de paliar el tijeretazo de la Casa Blanca, que amenaza los recursos humanitarios fundamentalmente en Gaza y Cisjordania. Sin embargo, la voz de la Unión sigue siendo discordante debido a las diferentes posturas sobre el reconocimiento de un Estado palestino. El bloque comunitario ha dejado claro que no simpatiza con la postura reciente de Washington, al rechazar unánimemente el anuncio de Trump de trasladar la Embajada estadounidense a Jerusalén, pero de ahí Bruselas no parece moverse ni un ápice. No hay apetito para reconocer el Estado palestino. Eso sí, la UE trata de marcar la vía para reavivar un nuevo proceso de paz que contribuya a la resolución del conflicto con Israel. «El fundamento y objetivo de nuestro compromiso es la solución de dos Estados con Jerusalén como futura capital de ambos Estados, el Estado de Israel y el Estado de Palestina». Su posición «se basa en los Acuerdos de Oslo y en las leyes internacionales, en particular, en las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU», afirmó la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini.

La ayuda comunitaria tapará sólo temporalmente el agujero que deja Trump. Y aunque los Veintiocho llegaran a ponerse de acuerdo en reconocer a Palestina, el camino para la paz seguirá siendo arduo. Por ello, Mogherini ha lanzado un aviso a la Administración al otro lado del charco: «Cualquier marco para las negociaciones debe ser multilateral e involucrar a todos los jugadores y socios esenciales en este proceso. Un proceso sin uno o el otro simplemente no funcionará».

Es un hecho. La UE sabe que el rol de Estados Unidos es tan importante como el que aspiran a conseguir en el proceso de paz. «Para nosotros, lo que cuenta es, primero y ante todo, que todo el mundo reconoce que Estados Unidos es esencial para que cualquier proyecto tenga posibilidades realistas de tener éxito».

Durante la celebración de una conferencia de donantes para la Autoridad Nacional Palestina en Bruselas, la jefa de la diplomacia europea precisó que la aportación financiera promoverá reformas políticas «focalizadas», la consolidación fiscal, el acceso al agua y la energía y el fortalecimiento de los negocios y pymes, así como el de la sociedad civil palestina. Los fondos contribuyen a la campaña que lanzó el martes Ginebra para recaudar 800 millones de dólares para los refugiados palestinos, tanto en Gaza y Cisjordania como también en Siria. «Estoy satisfecha de anunciar que acabamos de adoptar un nuevo paquete de 42,5 millones de euros, que incluye actividades en Jerusalén Este y apoyo a la construcción de un Estado palestino democrático y responsable», apuntó la jefa de la diplomacia comunitaria.

La nueva conferencia internacional de donantes para Palestina reunió ayer a todos los actores «vitales» para reanudar el proceso de paz, incluidas la ANP e Israel, pero también Estados Unidos, Jordania, Egipto y Arabia Saudí. «Convocar a las partes es una alternativa mucho mejor que lo opuesto», resaltó la ministra noruega de Asuntos Exteriores, Ine Marie Eriksen Søreide.

via La Razón España

enero 31st, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: