Ex Gobernador nayarita dice que es “electoral” el decomiso de bienes y que el PRI no lo defiende

Roberto Sandoval refirió que en tiempos electorales “es la moda de las guerras sucias […] y lo más fácil de manchar somos los ex gobernadores”. De esta manera, acusó al líder nacional de su partido, Enrique Ochoa Reza, de juzgarlo y sumarse a las acusaciones sin siquiera haber conversado con él.

Ciudad de México, 13 de marzo (SinEmbargo).-  El ex Gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, negó este día las acusaciones en su contra por presunto desvío de recursos, de las que, acusó, su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), ha formado parte.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Sandoval Castañeda aseguró que “no desvié ni un solo peso. No me imagino dónde pueden caber 2 mil millones de pesos”.

“Mi declaración patrimonial está en orden y he trabajado toda mi vida; no tengo más propiedades que las declaradas, ni prestanombres”, agregó.

El pasado 5 de marzo, la Fiscalía de Nayarit aseguró cinco propiedades del ex Gobernador priista como parte de las indagatorias por  tras las acusaciones por enriquecimiento ilícito.

Sellos con el expediente NAY/TEP-III/CI/0031/18 fueron colocados en la entrada de la Fundación RIE, la cual está especializada en rehabilitaciones físicas de niños; en el rancho en el Ejido La Cantera; en una casa en el Fraccionamiento Bonaterra; en un terreno en el Fraccionamiento Lago David Residencial y en otra vivienda dentro del Fraccionamiento IMSS. Todos los lugares en Tepic, Nayarit.

Al respecto, Roberto Sandoval explicó hoy que una de las propiedades es una casa pagada con un crédito Infonavit; otra es un terreno de 160 metros cuadrados y la tercera, “una propiedad de mi hija que sacó con un crédito bancario que sigue pagando y la cuarta es de una fundación creada antes de mi Gobierno”.

El político priista refirió que en tiempos electorales “es la moda de las guerras sucias”, en las que “los ex gobernadores somos culpables hasta que se nos demuestre lo contrario […] La guerra ahorita está entre los partidos y lo más fácil de manchar somos los ex gobernadores”.

Por este motivo, dijo que no dará más entrevistas a medios sobre las acusaciones en su contra hasta después del proceso electoral, pues “aunque me defienda seguirán sacando cosas”.

Asimismo, acusó al presidente de su partido, Enrique Ochoa Reza, de sumarse sumado a los ataques de la guerra sucia del Frente. “En el PRI me han juzgado sin siquiera haberme hablado. Me importa lo legal y no me meto en política”, agregó.

Roberto Sandoval resaltó que los ex gobernadores “no somos ni todos buenos ni todos malos, cada quien tiene su historia, pero la sociedad cree que todos somos corruptos. Ha sido muy difícil defendernos”.

El ex Gobernador nayarita aseguró que desde que terminó su mandato– en septiembre de 2017– no ha salido ni saldrá del país. “Estoy tranquilo del trabajo que hicimos en Nayarit […] Yo estoy esperando cualquier llamado de las autoridades para cooperar en las investigaciones”.

 


También te puede interesar

via Sin embargo

marzo 13th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: