PERFIL | Ricardo Anaya: de aliado del Gobierno de Peña Nieto y del tricolor, a enemigo del régimen

Ricardo Anaya Cortés es el aspirante más joven en la carrera presidencial. Abanderado de una variopinta alianza electoral de derecha e izquierda, es un político conservador que en seis años transitó de aliado a enemigo del Gobierno priista, que comanda Enrique Peña Nieto.

Originario de Querétaro, Anaya ha tenido una meteórica carrera política que comenzó en el año 2000: secretario de Gobierno en Querétaro, Diputado del Congreso estatal, presidente de Acción Nacional (PAN), subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo con Felipe Calderón, Diputado federal y presidente nacional de su partido.

Pese a ello, sus detractores consideran que bajo su mando, el PAN comenzó a fracturarse por su ambición de ser candidato presidencial, con lo que provocó que varios de sus más importantes líderes renunciaran a su militancia, entre ellos Margarita Zavala, hoy candidata presidencial.

Además, la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene abierto un expediente por la presunta implicación de Anaya en la compraventa de un terreno industrial que le habría dejado ganancias por unos 50 millones de pesos.

Por José Antonio Torres

México, 31 de marzo (EFE).- Ricardo Anaya, abanderado presidencial de una variopinta alianza electoral de derecha e izquierda, es un político conservador que en seis años transitó de aliado a enemigo del régimen y el mayor rival del izquierdista Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio.

El más joven entre los aspirantes presidenciales, Anaya, de 39 años de edad, inicia la carrera por la Presidencia detrás de López Obrador en los sondeos de intención del voto, ambos por delante de José Antonio Meade, abanderado del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Este segundo lugar ha tornado a Anaya, desde la perspectiva de su coalición, en una suerte de perseguido del Gobierno y del PRI, que lo señalan por presuntos actos de corrupción.

A esto contribuyó su transfiguración de aliado y promotor de las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto a rival incómodo del Gobierno al frente de una coalición del derechista Partido Acción Nacional (PAN) con los izquierdistas Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano.

Los analistas han dejado correr la tinta sobre el momento en que Anaya rompió su alianza con Peña Nieto, al punto que si obtiene la Presidencia del país ha asegurado que estaría dispuesto a investigarlo por diversos escándalos de corrupción.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) mantiene abierto el expediente contra Anaya por su presunta implicación en la compraventa de un terreno industrial que le habría dejado ganancias por unos 50 millones de pesos (2.7 millones de dólares), pero todavía no ha sido acusado de ningún delito que impida su candidatura.

Anaya ha cumplido una meteórica carrera política que comenzó en el año 2000 como candidato a diputado de su estado. Foto: Saúl López/Cuartoscuro.

Originario del estado mexicano de Querétaro, donde nació el 25 de febrero de 1979, Anaya ha cumplido una meteórica carrera política que comenzó en el año 2000 como candidato a diputado de su estado, cargo que perdió ante el PRI.

Hijo del ingeniero químico Ricardo Anaya Maldonado y la arquitecta María Elena Cortés, el candidato estudió la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma de Querétaro, tiene maestría en la Universidad del Valle de México y un doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Fue secretario de Gobierno en Querétaro de 2003 a 2009, año en que se convirtió en diputado del Congreso estatal; fue presidente del PAN en la entidad de 2010 a 2011, cargo que dejó para unirse al gabinete del presidente Felipe Calderón (2006-2012) como subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo.

En 2012, obtuvo por el PAN un escaño en la Cámara de Diputados federal, la que encabezó de septiembre de 2013 a marzo de 2014 y en la cual fue uno de los impulsores de las 13 reformas estructurales propuestas por Peña Nieto.

Entre las reformas, Anaya siempre resaltó la energética como la más valiosa en términos de fomento productivo y económico.

En septiembre de 2014, Anaya tomó la presidencia del PAN, partido al que presume de haber llevado al Gobierno en Veracruz, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo, con lo que su partido gobierna actualmente 12 estados del país y a más de 41 millones de mexicanos.

Sus detractores consideran que bajo su égida, el PAN comenzó a fracturarse por su ambición de ser candidato presidencial, con lo que provocó que varios de sus más importantes dirigentes renunciaran a su militancia, entre ellos la ex primera dama Margarita Zavala, esposa de Calderón.

Zavala denunció que Anaya tenía el PAN bajo su control absoluto y dejó el partido para buscar ser candidata presidencial independiente, aspiración que logró al reunir más de 866,000 firmas de apoyo para estar en la boleta electoral del 1 de julio próximo.

El PAN a Anaya negoció con el PRD y Movimiento Ciudadano la formación de la coalición “Por México al Frente”, con la que pretenden la victoria en los comicios para encabezar lo que llaman el primer gobierno de coalición de la historia del país.

López Obrador encabeza la alianza “Juntos Haremos Historia” del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

Meade, quien no tiene militancia en ningún partido, es el abanderado presidencial de la coalición “Todos Por México” que encabeza el PRI con el Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (NA).

 


También te puede interesar

via Sin embargo

marzo 31st, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: