El diferendo de Guatemala y Belice, más de un siglo de litigios buscan la luz

Hace más de un siglo que Guatemala y Belice mantienen un diferendo territorial, insular y marítimo que ha provocado tensiones entre ambos países y muertos en la zona de adyacencia, esa línea imaginaria que desdibuja una frontera inexistente en la vida real.

La historia de este conflicto se remonta a la época en la que el territorio pertenecía a la corona española y hoy ha dado un paso más allá al lograr el aval en Guatemala de más de 1,6 millones de personas para que sea la Corte Internacional de Justicia la que determine la frontera entre ambos países.

A continuación se destacan las principales fechas en estos más de 150 años:

– 1783: España concedió un permiso a los ingleses para el corte y la extracción de madera en el norte de lo que hoy en día se conoce como Belice.

1876: Inglaterra solicita una ampliación de ese terreno y España firma un nuevo tratado, en el que se prohibía expresamente realizar construcciones permanentes.

1821: Guatemala estaba en plena independencia de España y los ingleses aprovechan esa circunstancia para ampliar su territorio y se expanden hacia al sur, hasta ocupar lo que hoy por hoy es Belice. Pasaron así del sur del río Sibún hasta el río Sarstún.

1859: Tras lograr la independencia, Guatemala empezó a ver amenazado su territorio, con México intentado reclamar Petén y con los ingleses buscando avanzar más hacia el sur, a Izabal. Es por ello que firma el tratado “Aycinena-Wyke”, en el que establece fronteras con las dos naciones vecinas y cede el terreno al Reino Unido a cambio de la construcción de una carretera que uniera la capital con el Atlántico.

1863: Como no se construyó la carretera, el 5 de agosto de 1863 se firmó una convención entre ambos países por el medio de la cual Gran Bretaña solicitaría al Parlamento 50.000 libras esterlinas para dárselas a Guatemala a cambio del territorio.

1945: La Constitución de Guatemala declara que Belice era parte del territorio guatemalteco y señala como interés general las gestiones que se hagan para su reincorporación.

– 1946: Debido al incumplimiento del acuerdo por parte del Reino Unido, el Congreso de Guatemala declara nulo el acuerdo y en esos años se producen infructuosas negociaciones.

1963: Cuando Guatemala tiene conocimiento de la futura independencia de Belice, que había conseguido la autonomía interna solo dos años antes, el país rompió con las relaciones diplomáticas con el Reino Unido (aunque se recuperaron en diciembre de 1986).

1976: Se viven grandes momentos de tensión ante el posible intento de una invasión militar por parte de Guatemala, aunque el terremoto de este año desecha cualquier intento.

1981: Durante la época del general Lucas García, los ingleses reafirman su intención reconocer la independencia de Belice y como compensación ofrecen a Guatemala el distrito de Toledo, una pequeña parte Quechiq de las Verapaces.

Guatemala rechaza la propuesta y el Reino Unido otorga la independencia unilateral a Belice, un hecho que es reconocido por la mayor parte de los países de la ONU, siendo argentina uno de los pocos que apoyó a Guatemala en su reclamo.

1986: Empiezan las negociaciones para tratar de resolver el problema con reuniones en Roatán (Honduras) con delegaciones de Guatemala, el Reino Unido y Belice. Estas concluyen en 1990 con un borrador cuyo contenido final nunca fue firmado.

1991: El presidente guatemalteco José Serrano Elías emitió una declaración por la cual su país reconoce la autodeterminación del pueblo beliceño y el Estado independiente, pero no así su territorio.

1994: El Gobierno de Guatemala reactiva el Consejo Nacional de Belice y envía una nota diplomática dirigida al Secretario General de la ONU donde fija la posición de Guatemala en relación a la independencia de Belice y del reconocimiento de su territorio, a lo que el país vecino responde diciendo que está en disposición de seguir con las negociaciones.

1999: Las Fuerzas de Defensa de Belice generaron una serie de incidentes contra campesinos guatemaltecos en lo que se conoce como la zona de adyacencia entre los dos países, que fueron desde destrucción de cultivos, quema de cosechas, hostigamiento a civiles, detenciones de guatemaltecos y la muerte de un ciudadano guatemalteco. Esto elevó la tensión entre ambos países.

2000: El Gobierno de Guatemala solicitó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) su mediación en este proceso y fruto de ello, el 8 de noviembre, los dos países firman el Convenio de Medidas de Fomento de la Confianza, que contiene 12 medidas de carácter limitado y temporal, tendentes a evitar nuevos incidentes que impidan continuar el proceso que busca la solución definitiva al Diferendo Territorial.

El documento contiene el reconocimiento que existe un diferendo territorial, insular y marítimo y la existencia de una línea que se llama de adyacencia, que constituye un marcador referencial y no una frontera internacional.

2005: El 7 de septiembre los Gobiernos firman un acuerdo sobre “un marco de negociación y medidas de fomento de la confianza”, un documento bilateral que fijó el procedimiento para lograr que las partes logren la solución.

2008: El primer ministro de Belice Dean Barrow dio a conocer la importancia que le daba a la resolución de la disputa, su objetivo principal, y ambos países firman en diciembre el “Acuerdo Especial para Someter el Reclamo Territorial, Insular y Marítimo de Guatemala” a una Corte Internacional.

2013: Los dos países tenían previsto realizar la consulta de manera conjunta en abril pero Guatemala la suspende argumentando que Belice hizo cambios legales arbitrarios. Es ahí cuando se inician otras negociaciones en las que se da marcha atrás a esos cambios y se señala que se celebre por separado la pregunta al pueblo.

2016: Las tropas beliceñas supuestamente matan a un menor en la zona de adyacencia, un hecho que eleva de nuevo las tensiones.

2018. El 15 de abril, Guatemala da el primer paso y celebra la consulta popular, obteniendo, con una participación del 24,04 por ciento, más de 1,6 millones de apoyos para que se la Corte la que decida la frontera. EFE

via La Razón España

abril 16th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: