El director general de Oxfam dimitirá a finales de año por el escándalo de Haití

El director general de Oxfam, Mark Goldring, anunció ayer que dejará su cargo a finales de este año. Su decisión tiene lugar tras las críticas recibidas por la gestión del escándalo generado después de que, a principios de este año, el rotativo The Times sacara a la luz que los responsables de la agencia humanitaria al frente de la misión de Haití en 2010 organizaban fiestas con prostitutas mientras tenían lugar las labores de rescate del terremoto que desoló al país. Desde entonces, no han cesado las denuncias de abuso. Tanto en las misiones en el extranjero, como en 650 tiendas que Oxfam tiene repartidas en el Reino Unido, responsables en gran parte de su fuente de ingresos.

Goldring, que ocupaba el puesto desde 2013, emitió un comunicado donde asegura que “tras la exposición pública de los errores pasados”, se han “redoblado nuestros esfuerzos para garantizar que Oxfam sea un lugar seguro y respetuoso para todos los que tengan contacto con nosotros”. “Ahora estamos sentando bases sólidas para la recuperación –añade- Este viaje será mejor dirigido por alguien que traiga nueva visión y energía”.

Goldring negó en su día que hubiera un encubrimiento de la polémica, asegurando que la organización benéfica con sede en el Reino Unido estaba avergonzada de lo que había pasado. La vicepresidenta ejecutiva de Oxfam, Penny Lawrence, renunció también a su cargo en febrero.

En los últimos nueve años, Oxfam ha tenido 268 “incidentes de salvaguarda”, acusaciones de explotación y abuso sexual. De estos, 110 tuvieron lugar en el extranjero y 123 en las tiendas. Más de 4.500 socios de Oxfam en toda Europa se dieron de baja por la polémica.

Roland Van Hauwermeiren, exdirector en Chad y en Haití de Oxfam y el gran protagonista del escándalo, había sido ya objeto de una denuncia por abusos sexuales en el 2004, cuando fue enviado a Liberia para la ONG Merlin. Tras su salida de Oxfam, se unió a Acción contra el Hambre en Bangladés. Esta última organización lamentó no haber sido advertida de sus actos.

Desde que destapara el escándalo han sido ya varios “embajadores” de la ONG en todo el mundo que han renunciado a seguir involucrados, entre ellos, el arzobispo Desmond Tutu, uno de los pacificadores más famosos de Sudáfrica que aún sigue con vida, la cantante senegalesa Baaba Maal, y el artista español Miguel Bosé.

via La Razón España

mayo 16th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: