Jesús Ortega insiste en demandar a Sanjuana Martínez, en un proceso que suma ya 5 años

El ex dirigente del PRD, Jesús Ortega Martínez, inició este proceso contra la periodista por el supuesto daño moral que le ocasionó la publicación de dos textos difundidos en SinEmbargo en 2013: “Consumidores de sexo comercial” e “Infierno en el Cadillac: sexo, poder y lágrimas”.

Ciudad de México, 8 de junio (SinEmbargo).– Luego de que el Juez Sexagésimo Noveno en Material Civil del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México, anuló la sentencia contra la periodista Sanjuana Martínez, en el proceso instaurado en su contra por el perredista Jesús Ortega Martínez, el político, ex dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), insiste en la continuación del proceso judicial por supuesto “daño moral”.

El proceso judicial iniciado por Jesús Ortega contra Sanjuana Martínez lleva ya cinco años y desde entonces la defensa ha sido asumida por la Organización No Gubernamental internacional Artículo 19, que vela por el respeto del derecho a la información y la libertad de expresión.

En pleno proceso electoral, los abogados de Jesús Ortega se han dado por notificados de la decisión del tribunal federal que obligó a reponer, desde el inicio, el proceso iniciado por el perredista.

Y a partir de entonces, las irregularidades se han presentado, según el abogado de la periodista, Sergio Méndez Silva, de la organización Pro Persona, quien denuncia que desde hace seis meses no les permiten tener acceso al expediente.

En entrevista, el abogado explicó que una de las irregularidades judiciales es que el juzgado 69 civil de la Ciudad de México, cuya titular es la Jueza Roselia Garibay Pérez, está retrasando la entrega del exhorto que ya fue diligenciado para notificar a la periodista: “Ante la falta del exhorto no queda constancia de esa notificación que ya le fue hecha y es lo que la juez utiliza como pretexto para no acordar las promociones para autorizar abogados en el proceso”.

“El proceso está retenido en el juzgado desde hace seis meses y es una irregularidad imputable a la Jueza Garibay Pérez. Y la retrasan la entrega de la notificación porque están esperando a que pasen las elecciones para que no se inicie el juicio mientras está la campaña electoral y todo para no afectar su imagen”, añade.

Las irregularidades ya fueron denunciadas ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México que ya emitió medidas para que se agilice este retraso “injustificado”.

El ex dirigente del PRD inició este proceso contra la periodista por el supuesto daño moral que le ocasionó la publicación de dos textos difundidos en SinEmbargo en 2013: “Consumidores de sexo comercial” e “Infierno en el Cadillac: sexo, poder y lágrimas”.

“El juicio se repuso porque fue anulado ya que se violó el debido proceso. En un proceso normal debería haber sido ya notificado el exhorto para que se tenga constancia, pero no se ha entregado irregularmente no obstante que ya fue notificado. Están frenando la continuación del juicio al no entregar el exhorto diligenciado”.

Señala que la secretaria de acuerdos del juzgado, Sandra Díaz Zacarías se ha negado a autorizar a los abogados de la periodista a pesar de haber presentado varias promociones durante estos últimos seis meses a pesar de que Martínez ya tiene reconocida la personalidad y contestó la demanda.

La sentencia inicial dictada contra la periodista por el mismo juzgado 69 de lo civil la obligaba a reparar el supuesto “daño moral” al político perredista, pero durante varios años la periodista no fue notificada de ningún movimiento sobre el proceso y por tanto se amparó contra dicha decisión debido a que fue violado el debido proceso y el juzgado federal dejó sin efectos dicha sentencia.

En ese momento, la organización Artículo 19 recordó que además de las consecuencias económicas negativas sobre la periodista, el proceso en sí mismo “constituye una herramienta de hostigamiento cada vez más utilizada por actores políticos” en contra de periodistas y medios de comunicación para “causar asfixia financiera” y especialmente para crear un “efecto inhibidor” en los periodistas al realizar su trabajo informativo.

Méndez Silva afirmó que la periodista está sufriendo nuevamente la vulneración de su derecho al debido proceso: “El juzgado no quiere que nosotros nos demos por enterados porque están suspendiendo el procedimiento para beneficio de Jesús Ortega porque no quieren que afecte su imagen electoral ante un juicio contra una periodista”.

Jesús Ortega es un político activo en esta campaña electoral desde su alianza con el PAN y Movimiento Ciudadano en la coalición “Por México al Frente,” cuyo candidato presidencial es Ricardo Anaya Cortés. “Él quiere continuar con este proceso que lleva ya cinco años. Nunca se desistió, al contrario, sus abogados fueron por el exhorto para diligenciar la notificación personal”.

Comentó que Ortega se dice afectado en su “honor” por los textos publicados por la periodista: “Este proceso no tiene ninguna razón de ser. Los textos obedecen a una investigación periodística basada en hechos veraces y en el expediente judicial. El estándar es elevado para que Ortega demuestre que hay una afectación en su persona porque tendría que probar que era información falsa con el ánimo de dañar, algo que es falso porque todo lo que publicó Sanjuana Martínez es en base a una información objetiva y empíricamente acreditable. No hubo dolo ni falsedad”.

Añade: “Este proceso judicial forma parte del contexto de acoso y hostigamiento contra los periodistas en México por parte de este tipo de políticos. Sanjuana Martínez es inocente. Este juicio no tiene ningún futuro y Jesús Ortega lo sabe, pero quiere someterla a un proceso largo y desgastante, complicado y que implica un gasto para ella. Al final, solo quiere hostigarla judicialmente sin el menor respeto por la libertad de expresión”.


También te puede interesar

via Sin embargo

junio 8th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: