Los europeos que viven en Reino Unido tendrán que pagar 73 euros para quedarse tras el Brexit

Primero, probar tu identidad; segundo, demostrar que resides en el Reino Unido; tercero, confirmar que no tienes antecedentes penales graves, y cuarto, pagar 65 libras (73 euros): son los cuatro pasos a seguir por los europeos para quedarse en el país tras el “brexit”.

El Gobierno británico publicó hoy el procedimiento online que los ciudadanos europeos que viven el Reino Unido deberán seguir para optar al “estatus de asentado” (si llevan más de cinco años) o al de “pre-asentado” (si llevan menos), y así poder continuar viviendo de forma indefinida una vez el país abandone la Unión Europea.

El Ejecutivo de Theresa May ha reiterado en multitud de ocasiones su compromiso con que los ciudadanos europeos mantengan sus derechos en este país una vez se materialice el “brexit”.

El pasado mes de marzo, Londres y Bruselas llegaron a un acuerdo sobre el denominado período de transición -que durará 21 meses, desde el 29 de marzo de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2021- y sobre la garantía de mantener los derechos de los inmigrantes europeos durante ese tiempo.

Así, hoy el Ministerio del Interior divulgó una Declaración de Intenciones (SOI, por sus siglas en inglés), en la que avanzó los detalles de cómo se protegerán esos derechos.

Existirán dos tipos de estatus, el de “asentado” y el de “pre-asentado”, según se lleven más o menos de cinco años residiendo en el Reino Unido el 31 de diciembre de 2021.

Sin embargo, a efectos prácticos ambas categorías serán iguales, con la salvedad de que una vez se completen los cinco años se deberá solicitar -sin coste adicional- el estatus de “asentado”.

El plazo para hacer estas solicitudes se alargará hasta el 30 de junio de 2021 y las personas que obtengan ese estatus serán tratadas como ciudadanos británicos en lo que respecta a la asistencia sanitaria, educación, beneficios y pensiones.

Una vez el solicitante finalice la aplicación, que se realizará a través de la web del Ejecutivo -gov.uk- o de una aplicación para el teléfono móvil, el “Home Office” la estudiará y dará respuesta en el “menor tiempo posible”.

La mayoría de los demandantes no tendrán que agregar ninguna documentación extra porque las respuestas que aporten serán contrastadas con la información almacenada en las bases de datos del Gobierno.

Aquellos que ya gozaran de la residencia permanente en el Reino Unido en el momento de la solicitud no tendrán que abonar la cantidad exigida, mientras que los menores de 16 años disfrutaran de un descuento y solo tendrán que pagar 32,50 libras (37,22 euros).

Además, los familiares de estas personas que vivan en otro país podrán viajar al Reino Unido incluso cuando termine el periodo de transición, siempre y cuando la relación de parentesco existiera antes del 31 de diciembre de 2020 y continúe existiendo una vez esa persona se traslade al país.

Según afirmó hoy el ministro del Interior, Sajid Javid, en un comité de la Cámara alta del Parlamento, el Gobierno quiere que este procedimiento sea “rápido y sencillo” y subrayó que estará disponible en los 23 idiomas que se hablan en la UE.

Javid aseguró que el Ejecutivo “no quiere buscar excusas para no conceder los estatus”, sino todo lo contrario.

“Deberá existir una muy buena razón para que no lo obtengas”, declaró, al tiempo que apuntó a que espera que este sistema esté “plenamente operativo” para comienzos de 2019.

Los ensayos comenzarán en unas pocas semanas y los primeros registros se iniciaran en otoño, indicó.

Según la Oficina Nacional de Estadística británica (ONS, por sus siglas en inglés), hay 3,8 millones de ciudadanos europeos viviendo en el Reino Unido, mientras que 900.000 británicos residen en el resto de Europa.

Efe

via La Razón España

junio 21st, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: