La ruptura de un puntal, posible causa del colapso

Las investigaciones para esclarecer las causas del desplome del Puente Morandi de Génova continuaban ayer. En el desastre en la capital de Liguria han perdido la vida al menos 38 personas. Mientras, sigue la búsqueda de los desaparecidos bajo los escombros. Según difundieron ayer los organismos oficiales, cinco personas han aún no han sido halladas. Las operaciones de rescate llevan cuatro días en curso, ininterrumpidamente, en una búsqueda incansable por parte de los equipos de socorro por encontrar supervivientes bajo los enormes restos del viaducto.

Lo que ya va tomando forma son las diligencias abiertas por la Fiscalía de Génova por los supuestos delitos de atentado culposo contra la seguridad del transporte, homicidio múltiple culposo y desastre culposo. Los magistrados genoveses, que ayer buscaban pesquisas sobre el derrumbe, ordenaron la incautación de la parte superior del viaducto derrumbado. Se trata del primer paso para poder realizar controles sobre el material y los desechos del puente. En la parte inferior del área del desastre, mientras tanto, se identificó una zona para el movimiento y el almacenamiento temporal de la pila de escombros, dentro del área de Amiu di Campi. Ayer también el fiscal general genovés nombró a los dos asesores técnicos que supervisarán la transferencia de los residuos del tramo central del puente.

Los consultores del Ministerio Público, que solicitaron 60 días, se reunirán con los técnicos del Ministerio de Infraestructuras y Transporte en Génova en las próximas horas. Con respecto a los motivos que causaron el colapso, el profesor Antonio Brencich, docente de la Universidad de Génova y parte de la comisión ministerial, declaró que «la ruptura de un puntal del puente es una de las hipótesis de trabajo serias», pero Brencich insistió en que «después de tres días es sólo una hipótesis». Para aclarar qué pudo haber desencadenado la tragedia, también se capturaron imágenes de las cámaras de la autopista A10 que apuntaban al viaducto, aunque parece haber habido apagones o interrupciones en la grabación de imágenes de vídeo en el momento del colapso.

Las investigaciones están siendo lideradas por el fiscal adjunto Paolo D’Ovidio junto con los fiscales genoveses Walter Cotugno y Massimo Terrile, y también participan el Escuadrón Móvil de Génova, la Guardia de Finanzas y la Policía de Tránsito. Aún se desconoce cuándo se pondrá fin a las operaciones de los bomberos.

via La Razón España

agosto 17th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: