“Nadie lo manipuló, es un close-up“, dice Trump sobre video donde retira el micrófono a reportero

Durante su conferencia de prensa para hablar sobre los resultados de las elecciones legislativas, Trump tuvo un fuerte intercambio de palabras con un reportero de CNN, cadena a la que ha acusado de difundir noticias falsas. Tras el hecho, la Casa Blanca difundió un video que fue señalado como alterado.

Nueva York, EU, 9 de noviembre (AP).— El Presidente Donald Trump insistió el viernes en que el video dado a conocer por la Casa Blanca sobre una interacción entre un reportero de CNN y una pasante de la Casa Blanca no fue alterado y pareció amenazar con revocar las credenciales de prensa de otros reporteros.

Trump les dijo a reporteros el viernes que el video distribuido por la Secretaria de Prensa Sarah Huckabee Sanders era simplemente un “close up” y “no fue manipulado”.

“Nadie lo manipuló. Es simplemente un close-up”, dijo Trump, que seguidamente atacó verbalmente al reportero por hacer la pregunta y lo llamó “deshonesto”.

Pero una comparación cuadro por cuadro con un video de la Associated Press del mismo incidente muestra que el video tuiteado por Sanders acelera el movimiento del brazo del reportero Jim Acosta cuando hace contacto con una pasante de la Casa Blanca -al parecer para hacer que el gesto se vea más amenazador.

En declaraciones el viernes, Trump defendió la decisión de su gobierno de revocarle la credencial a Acosta, que le permite al corresponsal de la CNN visitar los terrenos de la Casa Blanca.

“Él es un tipo muy poco profesional. No pienso que es una persona inteligente, pero habla muy alto”, les dijo Trump a reporteros en un tenso intercambio de 20 minutos antes de partir en viaje a París para una ceremonia de conmemoración de la Primera Guerra Mundial. “A la presidencia hay que respetarla”.

Trump dijo que no había decidido aún si el pase de Acosta sería restaurado e insinuó que “pudiera haber otros” perdiendo sus credenciales. Denigró a varios de los reporteros congregados en los jardines de la Casa Blanca antes de su partida. Dijo que uno hizo “una pregunta estúpida” y llamó “muy desagradable” y “fracasada” a April Ryan, corresponsal de la Urban Radio Netwoks.

El momento del intercambio entre Trump y el reportero. Foto: AP

Ryan, que contribuye además para la CNN, tuiteó en respuesta: “Amo este país y tengo el mayor respeto por la Oficina del Presidente. Continuaré haciendo las preguntas que afectan a Estados Unidos, a todo el país”.

Los nuevos ataques de Trump a la prensa se producen luego de una contenciosa conferencia de prensa dos días antes y siguen a demandas de varios periodistas y organizaciones de prensa -incluyendo la Sociedad Estadounidense de Directores de Noticias, los Directores de Medios de la Associated Press y la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca- de que se le devuelva la credencial a Acosta.

“La función esencial de una prensa libre en toda democracia es colectar y reportar independientemente la información de interés público, un derecho que está consagrado en la Primera Enmienda (de la Constitución)”, dijo Julie Pace, jefa de la corresponsalía de la AP en Washington. “Rechazamos enérgicamente la idea de que un gobierno bloquee el acceso de un periodista a la Casa Blanca”.


También te puede interesar

via Sin embargo

noviembre 9th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: