El jueves fue Valeria; sólo este noviembre, otros 6 estudiantes. El crimen enluta aulas en México

Valeria, estudiante de Medicina de la Universidad Veracruzana, fue asesinada a balazos en un gimnasio de Veracruz; César Ramírez, alumno de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, fue ejecutado en un asalto en el transporte público; María del Rosario, alumna de la Universidad Nacional Autónoma de México fue desaparecida y asesinada en el Edomex; Ivonne estudiaba Derecho en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla fue abatida en un asalto; José y Abraham, alumnos de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Zacatepec, en Morelos, fueron abatidos a balazos.

Estos jóvenes mexicanos son parte de los al menos 34 casos de estudiantes universitarios y de bachillerato victimados este año, de acuerdo con reportes de prensa. Abril y lo que va de noviembre convirtieron en los meses más funestos, con siete asesinatos cada uno.

Así está México en los últimos días de la administración de Enrique Peña Nieto, quien dejará la Presidencia de la República con el récord del sexenio más violento desde que hay registro.

Ciudad de México, 11 de noviembre (SinEmbargo).- Valeria Cruz Medel, César Ramírez Méndez, María del Rosario Pérez García, Ivonne Flores Rey, José Ángel Cadena y Abraham Velázquez fueron asesinados en el transcurso de esta semana en diversos puntos del centro y sur del país. Todos eran jóvenes. Todos estudiantes universitarios. Seis de ellos fueron ejecutados en sólo cincos días de este primer tercio de noviembre.

Valeria, estudiante de Medicina de la Universidad Veracruzana, fue asesinada a balazos en un gimnasio de Veracruz; César Ramírez, alumno de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, fue ejecutado en un asalto en el transporte público; María del Rosario, alumna de la Universidad Nacional Autónoma de México fue desaparecida y asesinada en el Edomex; Ivonne estudiaba Derecho en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla fue abatida en un asalto; José y Abraham, alumnos de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Zacatepec, en Morelos, fueron abatidos a balazos.

Estos jóvenes mexicanos son parte de los al menos 34 casos de estudiantes universitarios y de bachillerato asesinados en el transcurso de este 2018, de acuerdo con reportes de prensa.

Sus casos han levantado indignación y alarma en el último año del Gobierno del priista Enrique Peña Nieto, quien dejará la Presidencia de la República con un nada honroso récord: el sexenio más violento desde que hay registro.

En las comunidades estudiantiles del país la intranquilidad y angustia ha despertado también el activismo, ante el aumento de los ataques contra estudiantes.

Aarón Andrade, integrante del Colectivo activista estudiantil “Nos Hacen Falta” y estudiante de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de México (UNAM), dijo a SinEmbargo que están preocupados por el alza de la violencia, pero también por la evidente incapacidad de las autoridades.

“Nuestro sentimiento es de mucha rabia y mucha indignación ante toda esta ola violenta de los grupos que la ejercen, pero también del Estado y las instituciones [de justicia y educativas] que han reproducido la mecánica de impunidad y de corrupción”, compartió el joven.

“’Nos Hacen Falta’ es un colectivo que ha documentado desde 2002 y hasta 2018 las agresiones –homicidios, feminicidios desapariciones, ataques sexuales, entre otros-–contra estudiantes de las diferentes facultades de la UNAM y sus bachilleratos. La agrupación, explica Andrade, ha registrado en total 62 asesinatos de estudiantes sólo de la Máxima Casa de Estudios.

En esta imagen del pasado 6 de agosto, autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México le dan una bienvenida simbólica a los 36 mil 831 nuevo alumnos que ingresaron a la Escuela Nacional Preparatoria y al Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH. Foto: Adriana Álvarez, Cuartoscuro

El universitario comenta que, de acuerdo a sus registros, los años más violentos han sido 2017 y ahora este 2018.

“Es bastante preocupante porque la violencia contra estudiantes tiene una correlación, en este caso con el aumento de la criminalidad en la Ciudad de México y el Estado de México. […]

Para Aarón Andrade, el aumento de la violencia contra los jóvenes tiene total relación con la llamada “guerra contra el narcotráfico, que inició el ex Presidente Felipe Calderón en diciembre de 2006. Esa estrategia, considera el estudiante, “aumentó las bajas civiles a nivel nacional y eso está totalmente relacionado con una lógica […] de represión a las comunidades de lucha, y una lógica feminicida y juvenicida. Sabemos que toda esta violencia reproduce la construcción del terror social y lo que hace es inhibir la organización social, la participación de estudiantes y colectivos que están en lucha”.

Víctor Caballero, integrante de la organización civil Aequus, también considera que los crímenes de alto impacto contra jóvenes estudiantes universitarios o de preparatoria van a la alza.

“No puede ser fortuito que los crímenes se cometan contra de estudiantes sobre todo de instituciones públicas. Lo que se está viendo hoy no se había visto desde los movimientos estudiantiles del 68 y del 71, donde precisamente se dan desfases del tipo político. Es muy preocupante que se den este tipo de situaciones en contra de comunidades que pueden, en un momento dado, hacer la diferencia al presentar lo que es la realidad del país”, afirma Caballero.

Los meses que han registrado el mayor número de asesinatos a estudiantes en 2018 son noviembre y abril, con siete homicidios cada uno. Justo abril fue el mes en que se informó Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, estudiantes de cine, fueron desaparecidos en el municipio de Tonalá, Jalisco, y posteriores –de acuerdo con la versión oficial– fueron asesinados y diluidos en ácido por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). El caso provocó conmoción a nivel nacional y también fue difundido ampliamentepor medios internacionales.

Este recuento doloroso de la realidad que México ofrece actualmente a sus jóvenes se basa en reportes de prensa. Son 34 casos de estudiantes asesinados, aunque desde luego no se descarta que sean muchos más.

El pasado 7 de noviembre, estudiantes de la Universidad de la Ciudad de México guardaron un minuto de silencio y montaron una ofrenda en el lugar donde fue asesinado uno de sus compañeros, quien fue asaltado en un autobús del transporte público. Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro

***

from
via Sinemabargo

noviembre 10th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: