septiembre 10th, 2018 by CentralCancún

La Policía británica está investigando la presencia de un coche sospechoso en el aparcamientos de un centro comercial cercano a la estación de tren de Stratford. De momento la estación se mantiene cerrada y ha sido evacuada.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

El tradicional eje izquierda-derecha ha dado paso en los últimos años en Europa a la unión entre los viejos partidos y las nuevas formaciones populistas. Actualmente, la extrema derecha xenófoba y eurófoba gobierna en cinco de los 28 socios de la UE y en Dinamarca es socio parlamentario del Gobierno.

SUECIA

Su origen se remonta a 1998, cuando nacen los Demócratas Suecos (DS) como refundación del partido neonazi «Mantén Sueca a Suecia». En aquellas elecciones apenas logró un 0,4%. Hubo que esperar a que Jimmie Akesson y su equipo se hicieran con las riendas de la formación en 2015 para emprender una campaña de lavado de imagen que la hiciera elegible ante el electorado. En 2012, pusieron en marcha una política de «tolerancia cero» contra sus miembros más extremistas que ha supuesto la expulsión de un centenar de personas por sus lazos neonazis o su apología del racismo en las redes sociales. Fruto de estas purga es la eliminación de la organización juvenil del partido, cuyos antiguos miembros han formado recientemente una nueva formación aún más a la derecha, Alternativa para Suecia (AfS). Prueba de los constantes escándalos que protagoniza el partido es un vídeo que muestra a dos de sus diputados golpeando con tubos de hierro a inmigrantes en Estocolmo.

En declaraciones a LA RAZÓN, Nicholas Aylott, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Södertörn de Estocolmo, reconoce que «para muchos votantes, activistas y políticos, el pasado de SD es absolutamente relevante. Las personas que conozco, por ejemplo, realmente creen que la democracia sueca estaría en grave peligro si llegara a estar cerca del poder». Sin embargo, matiza que «entre un quinto y un cuarto del electorado, tales escándalos ahora tienen poco o ningún impacto. Probablemente vean un voto por SD como un medio de protesta más que como una elección sobre el próximo Gobierno».

NORUEGA

El país fue el laboratorio europeo de un Gobierno de coalición entre los conservadores de Erna Solberg y el Partido del Progreso (Fr) en 2013. Ambas formaciones repitieron la coalición tras las elecciones de 2017, pero los populistas continuaron el declive iniciado cuatro años antes y cayeron al 15,3%, tras socialdemócratas y conservadores.

DINAMARCA

DS se ha puesto como modelo a seguir el Partido del Pueblo Danés (DF), que desde 2001 apoya parlamentariamente a sucesivos Gobiernos liberales a cambio de restringir la otrora generosa política migratoria del país nórdico. Fue el segundo partido en 2015 (20,6%).

FINLANDIA

Tras los pasos de Noruega, Finlandia también constituyó en 2015 un tripartido de derechas que incluía a los ultrancionalistas Verdaderos Finlandeses de Timo Soini, actual ministro de Exteriores, que quedó como tercera fuerza con el 17,7%.

AUSTRIA

En unas las elecciones anticipadas de hace un año, la inmigración polarizó el debate político de tal forma que socialdemócratas (SPÖ) y conservadores (PPÖ), los partidos que se han turnado en el poder desde el final de la II Guerra Mundial, perdieron influencia a favor del Partido Liberal (FPÖ) de Hans Christian Strache, que quedó en tercera posición con el 26% de los votos, a menos de un punto del SPÖ. Sebastian Kurz llegó en diciembre a la cancillería tras un pacto de coalición con los populistas que le permitió gobernar.

FRANCIA

La segunda vuelta de las presidenciales francesas de mayo de 2017 dibujaron ese nuevo eje establishment versus populismo. Emmanuel Macron se impuso a la ultraderechista Marine Le Pen con el 66% de los votos frente al 33% de la hija del fundador del Frente Nacional, Jean Marie Le Pen que se enfrentó a Jacques Chirac en 2002.

ALEMANIA

Como en Suecia, la crisis de refugiados de 2015 dio la ultraderecha alemana el oxígeno que le faltaba para entrar en el Parlamento, del que se quedó fuera en 2013 por un puñado de votos. En cambio, hace un año irrumpió como tercera fuerza con el 12,6%. Según los últimos sondeos, ya superaría a los socialdemócratas del SPD y sería la segunda tras los democristianos de Merkel (CDU/CSU).

ITALIA

La Liga Norte fue una de las grandes triunfadoras de las elecciones italianas de marzo. No solo superó por primera vez a Forza Italia de Silvio Berlusconi en la coalición de derechas con el 17,4%, sino que logró formar una agrupación antisistema con el Movimiento 5 Estrellas.

PAÍSES BAJOS

Tras una encarnizada campaña, el Partido de la Libertad de Jörg Haider quedó segundo en las elecciones de 2017 con 13,1%, por debajo de su máximo histórico logrado en 2010 (15,5%),

HUNGRÍA

Aunque pertenece a la familia del Partito Popular Europeo (PPE), la política del Fidesz está más proxima al populismo de derechas, con los que comparten sus ultranacionalismo y su rechazo a los refugiados.

POLONIA

El regreso del partido Ley y Justicia al poder en 2015 ha supuesto un deterioro del sistema democrático polaco. Especial preocupación despierta en la Comisión Europea la reforma judicial, que acaba «de facto» con la independencia judicial.

GRECIA

El ultraderecista Amanecer Dorado no oculta su condición de partido neonazi . Es el tercer partido con el 7% detrás de Syriza y Nueva Democracia.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

Cuando el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, tomó el testigo de José Manuel Durao Barroso al frente del ejecutivo comunitario el 1 de noviembre de 2014 , calificó lo que pretendía ser su legislatura como «la Comisión de la última oportunidad» para que las instituciones comunitarias se reconciliasen con sus ciudadanos. Hoy sus palabras suenan especialmente proféticas, ya que el panorama que el político luxemburgués encontró al llegar al cargo era bastante menos delicado que el actual. Si bien la crisis de la zona euro había ocasionado una seria brecha Norte-Sur y muchos ciudadanos comenzaban a rebelarse con la doctrina de austeridad impulsada por Berlín y Bruselas, otros problemas no habían emergido todavía.

El Brexit parecía entonces una alucinación inconcebible; no se había producido la crisis de refugiados; Angela Merkel había marcado el paso común con puño de hierro con un liderazgo incontestable; los países del Este no osaban desafiar lo más mínimo el statu quo europeo y el Despacho Oval de la Casa Blanca estaba ocupado por Barak Obama. «La solución a la crisis de deuda, aunque nos trajo a todos de cabeza, era más fácil de lo que parecía. Ahora todo es mucho más complicado», reconoce fuera de micrófono un algo cargo europeo para quien la crisis migratoria ha tenido y sigue teniendo un efecto «disolvente» nunca visto hasta el momento.

Juncker no se presentará a la reelección y ya comienzan las cábalas sobre su sustituto a partir del 1 de noviembre de 2019. Tal y como repiten en el ejecutivo comunitario, «se siente libre para hacer lo que cree que tiene que hacer», aunque sus iniciativas no siempre sean secundadas por los grandes líderes del continente. Por eso, este otoño vuelve a ser, y ahora más que nunca, el de la «última oportunidad» no sólo de Juncker, sino también para el proyecto de integración europeo en su conjunto. Un sprint de apenas nueve meses en los que el político luxemburgués escribirá su epitafio político e intentará el gran reto: que los populistas y euroescépticos no se hagan con el timón de las instituciones europeas para destruirlas desde dentro, con la fecha marcada en el calendario de los comicios a la Eurocámara en el mes de mayo. Un temor que se extiende por el continente y hace despertar las peores pesadillas de los adalides del proyecto común.

Como alto en el camino, el Brexit. Según el calendario esbozado hasta ahora, el acuerdo de salida entre los Veintisiete y Londres y la declaración política sobre la relación futura debe refrendarse en la cumbre de octubre. El propósito es que haya suficiente tiempo para que el acuerdo sea refrendado por el Parlamento Europeo y el británico sin que las elecciones europeas se vean contaminadas. Las dos partes han cambiado de estrategia y ya no negocian en rondas una semana al mes, sino que lo hacen de manera ininterrumpida y todo el mundo en Bruselas y Londres está dispuesto a convocar cumbres extraordinarias, si es necesario, en la mejor tradición comunitaria .

A pesar de las buenas intenciones del método, la decisión para Irlanda del Norte sigue siendo el gran escollo. En los pasillos comunitarios –siempre fuera de micrófono– se da por supuesto que habrá que esperar a la cumbre de diciembre. Incluso se comienza a especular con una primera prórroga, que sería corta, más allá del 19 de marzo de 2019 a las 00.00, fecha fijada inicilamente para la desconexión.

Pero el divorcio británico no es el único problema acuciante. El pistoletazo de salida de este otoño de frenesí europeo comenzará con el discurso de Jean Claude Juncker sobre el Estado de la Unión este próximo miércoles en el hemiciclo de Estrasburgo (Francia). Tras años y meses de parálisis por las elecciones en Holanda, Francia y las dificultades de formar coalición en Alemania, la Comisión Europea no puede dar la impresión de que Bruselas ha dejado de trabajar para sus ciudadanos y se deja desbordar por los acontecimientos que se agolpan a sus puertas. Se espera que Juncker contraataque con una batería de propuestas que tengan el control de las fronteras, la puesta en marcha de una guardia fronteriza europea y el incremento de las devoluciones de inmigrantes ilegales, como eje principal. Parece el único punto de encuentro de las capitales europeas (con matices) junto a los primeros pasos en la política de Defensa. Casi todo lo demás, está en el aire. La tan traída reforma de la zona euro, impulsada por Emmanuel Macron, parece en punto muerto y nada indica que las tareas de reanimación estén funcionando.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

La inmigración es una de las fuentes de las que se alimentan los movimientos populistas en Europa, ¿cuál es el principal motivo?

Muchos europeos creen que los inmigrantes son la principal fuente de crimen y desorden social en el continente. Piensan que los inmigrantes, principalmente musulmanes, que llegan a Europa no serán capaces de asimiliar la cultura occidental y temen el impacto que su llegada puede tener en los programas y servicios sociales. Es decir, en el bienestar de las sociedades europeas. Y por otro lado, debido al descenso de la natalidad en Europa, tienen miedo del cambio demográfico que supone su llegada. En estos momentos, la tasa de fecundidad no alcanza para reponer a la población, lo que significa que progresivamente la población de Europa será cada vez más plural y con un mayor número de inmigrantes. Y esto preocupa a los ciudadanos.

¿Son los movimientos populistas y la inmigración los mayores retos a los que se enfrenta actualmente el proyecto europeo?

Sí, si los líderes antipopulistas no idean respuestas efectivas a las preocupaciones recogidas por los populistas, estos movimientos pueden resquebrajar la unidad de Europa.

¿Cómo pueden los líderes de los partidos tradicionales frenar ese imparable avance de las ideas populistas entre la sociedad europea?

Los partidos tradicionales deben actualizar sus agendas para solucionar los nuevos problemas. Entre las nuevas preocupaciones están la ya mencionada inmigración, el declive del modelo tradicional de manufactura y la creciente brecha entre las ciudades y las zonas rurales.

El grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) y Austria han conseguido marcar la agenda de la UE frente a los temas que proponen países como Alemania o Francia, ¿cómo es posible?

Lideradas por Hungría, las naciones que se oponen a las políticas de la UE sobre inmigración tienen una narrativa coherente que para muchos votantes explica lo que está sucediendo y, además, trazan un camino claro hacia adelante. En este momento, los defensores de la UE no pueden igualar su atractivo popular.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

La policía francesa investiga los móviles que han llevado a un ciudadano de origen afgano a herir a siete ciudadanos en el decimonoveno distrito de París hacia las 22.45 hora local (20.45 GMT) frente al cine MK2 quai de Loire, a lo largo del canal Ourcq. Los hechos se producen quince días después de que, tal y como adelantó LA RAZÓN, el jefe del Estado Islámico, Abu Bakr Bagdhadi, pidiera a todos los yihadistas que cometieran atentados en Occidente porque tiene un valor mil veces superior a los que se perpetran en los territorios que ocupa la banda criminal. Según las primeras noticias este sujeto armado con un cuchilo de grandes dimensiones arremetió primero contra unos ciudadanos que estaban jugando a la petanca, y posteriormente, contra dos ingleses. Uno de los heridos ha sufrido una puñalada en la cabeza y es el que reviste mayor gravedad.

De momento, las autoridades galas, no se han pronunciado sobre el origen de este acto criminal, que por su forma de desarrollarse, tiene todos indicios de un atentado terrorista.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

Hoy en día casi todo el mundo está de acuerdo en que la «derecha populista» (o «antiliberal») está en alza en toda Europa. ¿Por qué está sucediendo esto? ¿Debemos suponer que la tendencia se estancará o, por el contrario, que se reforzará?

Mi opinión es que la actual crisis (que no estalló precisamente ayer sino que se ha venido incubando desde hace 15 o 20 años) es el resultado de tres tendencias que, de una manera o de otra, reflejan el debilitamiento del concepto tradicional de nación-Estado.

En primer lugar nadie puede subestimar la inmigración. Durante cinco siglos Europa fue un continente que diseminó su población a los cinco continentes y desarrolló sus tradiciones culturales. Las naciones europeas han sido «naciones históricas», en el sentido que daba Herder a esta expresión, y no producto de un proceso de «construcción nacional» como las repúblicas americanas. Por ello el influjo de los inmigrantes –primero población de las antiguas colonias como en los Países Bajos en los sesenta, luego trabajadores desde los Balcanes y Turquía a Alemania desde los 70 en adelante, y ahora refugiados desde todas partes– ponen a prueba los fundamentos de los sistemas sociales de Europa. El principal problema aqui es que los «derechos humanos» tienden a sustituir a los «derechos del ciudadano», y cada vez más gente no entiende (o no está de acuerdo) en que sus sistemas de seguridad social deban ser usados para mantener a inmigrantes que no tienen intención de integrarse en las sociedades a las que han llegado. La disparidad entre los que pagan sus impuestos y contribuyen a la «riqueza de la nación» y los que se benefician de ellas parece que es la primera y la más importante causa de malestar.

En segundo lugar, la inmigración desde fuera de Europa, que repuntó extraordinariamente en los noventa, coincidió con la etapa más radical de integración al crearse la zona de libre intercambio de viajeros en

1995, el euro en 1999 y al llevarse a cabo dos ampliaciones poco después del año 2000. Una vez más, la gente se vio amenazada por la subida de precios, el aumento de la competitividad en el mercado laboral y la regulación unificada. Muchos creen que sus propios gobiernos se quedaron sin poderes y que las políticas paneuropeas favorecen el liberalismo, la apertura de fronteras y, también, la inmigración. Aquellos cambios dramáticos que Europa llevó a cabo deberían haberse extendido en más tiempo y los comprensibles traumas que provocaron han contribuido a la reaparición de sentimientos nacionales (no los llamaré nacionalistas) que se han convertido en un caldo de cultivo favorable para la derecha populista. También diré que las élites son más cosmopolitas de lo que los ciudadanos normales permiten y, por tanto, la gente ha empezado a buscar políticos menos sofisticados que dan respuestas sencillas (y simplistas) a respuestas difíciles.

En tercer lugar, no solo la inmigración se ha intensificado en recientes décadas y no solo el poder se ha desplazado desde las capitales nacionales a Bruselas. El advenimiento de la sociedad de la información ha tenido un precio: el aumento de la propaganda tanto dentro como fuera de Europa. Dentro, las personalidades autoritarias, desde Berlusconi a Orbán, vieron que la carta nacionalista abre caminos a formas de poder que pueden ser usadas para el propio enriquecimiento y, así, se crean radicales que permanecen en lo más alto del escalafón. Fuera de Europa, Rusia –que se convirtió en un país repentinamente prospero debido a la subida de los precios en el mercado energético– apoyó la aparición de «líderes fuertes» y restauró la agenda geopolítica del siglo XIX chantajeando a Europa apoyó a aquellos que o están atemorizados por los cambios recientes o están deseando llegar al poder gracias al gusto que la gente tiene por alguien dispuesto a usar la «mano dura». El éxito de Trump consolidó esta tendencia, mostrando en teoría que una Europa «débil» y «postmoderna» contra una Europa y unos Estados Unidos «fuertes» y «atrevidos».

Estas tres circunstancias dan forma a la voluntad de los pueblos de aprovechar todas las ventajas de una economía globalizada viviendo al mismo tiempo en sociedades totalmente tradicionales tanto a nivel cultural como étnico. Esta voluntad no es algo ilusorio ya que los europeos disfrutaron de este tipo de vida durante generaciones. En este sentido puede traerse a colación la «primera globalización» de principios del siglo XX, cuando su dominio en todo el globo coexistió perfectamente con todas las peculiaridades culturales y nacionales. Por lo tanto no creo que la presente crisis sea accidental y solo podrá superarse cuando los tres problemas mencionados sean solucionados adecuadamente.

En primer lugar, los políticos deben entender que las sociedades deben ser gobernadas en base a razonamientos racionales y no mediante principios puros de «humanismo». El auge de la derecha populista no podrá frenarse hasta que el problema de la inmigración se resuelva, ya sea reduciéndose drásticamente o explicando la necesidad económica de que exista de manera que la gente la entienda y la acepte.

El desarrollo de la Unión Europea debe convertirse en una prioridad con el objetivo de estimular la inmigración interna por encima de la exterior. Si hay una fuerte demanda de «nación» y «estado», la UE sólo podrá sobrevivir si se convierte en una nación y un estado y deja de ser una cuerpo supranacional externo que obliga a los estados existentes a implementar sus directrices. Y, finalmente, deben ser tomadas cuanto antes medidas radicales para evitar la interferencia en la política europea desde fuera de la Unión Europea. ¿Suenan todas estas ideas realistas? No estoy seguro. Pero estoy convencido de que el auge de las derechas populistas nacionales no es en modo alguno accidental y que aquellos que piensan que «de alguna manera» se solucionará solo, están peligrosamente equivocados. El problema existe, están creciendo y sería más que un crimen no reconocerlo.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

Los bloques de centro-izquierda y conservador empatan con un 40,1 por ciento de los votos en las elecciones legislativas celebradas este domingo en Suecia, lo que dejaría al partido de ultraderecha Demócratas Suecos (16,3 por ciento) como árbitro para la posible formación de gobierno, según los resultados de un sondeo a pie de urna publicado por la televisión TV4.

Otra encuesta de la cadena SVT amplía el resultado del partido ultraderechista hasta el 19,2% de los votos. Sería un incremento de casi siete puntos desde el 12,9% obtenido en las anteriores elecciones. Este sondeo arroja un resultado del 39,6% para la alianza de centroizquierda y un 39,4% para el centroderecha.

El favorito para los comicios era el Partido Social Demócrata del primer ministro, Stefan Lofven, que gobierna desde 2014 en coalición con Los Verdes. Además en esta ocasión La Izquierda había mostrado su disposición a apoyar un nuevo gobierno de Lofven.

La Alianza conservadora aglutina al Partido Moderado, Partido Popular Liberal, Partido del Centro y Demócratas Cristianos y aspira a situar a Ulf Kristersson como primer ministro.

Demócratas Suecos, por su parte, ha logrado maquillar sus orígenes neonazis y aspira a situarse como una fuerza política de importancia con su mensaje de defensa la seguridad y en contra de la llegada masiva de migrantes y refugiados.

Unos 7,3 millones de ciudadanos están llamados a votar en unas elecciones múltiples que, además de decidir el futuro de corporaciones locales, servirán para elegir a los 349 miembros del futuro Riksdag (Parlamento) y, de forma indirecta, al Ejecutivo llamado a gobernar el país durante cuatro años.

Del total de diputados, 310 serán repartidos en función de los resultados en cada una de las 29 circunscripciones, mientras que para los 39 restantes se tienen en cuenta los datos de los partidos a nivel nacional. Para entrar en el Parlamento, una formación debe obtener el 4 por ciento de los votos en todo el país o el 12 por ciento en una circunscripción.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

Su origen se remonta a 1998 cuando nacen los Demócratas Suecos (SD) como refundación del partido neonazi Mantén Sueca a Suecia. En aquellas elecciones apenas logró un 0,4%. Hubo que esperar a que Jimmie Akesson y su equipo se hicieran con las riendas de la formación en 2015 para emprender una campaña de lavado de imagen que le hiciera elegible ante el electorado. En 2012, pusieron en marcha una política de “tolerancia cero” contra sus miembros más extremistas que ha supuesto la expulsión de un centenar de personas por sus lazos neonazis o su apología del racismo en las redes sociales. Fruto de estas purga es la eliminación de la organización juvenil del partido, cuyos antiguos miembros han formado recientemente una nueva formación aún más a la derecha, Alternativa para Suecia (AfS).

De ahí que muchos medios y rivales los consideren lobos con piel de corderos a los que hay que aislar del sistema político a toda costa. Prueba de los constantes escándalos que protagoniza el partido es un vídeo que muestra a dos de sus diputados golpeando con tubos de hierro a inmigrantes en Estocolmo.

En declaraciones a LA RAZÓN, Nicholas Aylott, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Södertörn de Estocolmo, reconoce que “para muchos votantes, activistas y políticos, el pasado de SD es absolutamente relevante. Las personas que conozco, por ejemplo, realmente creen que la democracia sueca estaría en grave peligro si llegara a estar cerca del poder”. Sin embargo, matiza que “entre un quinto y un cuarto del electorado, tales escándalos ahora tienen poco o ningún impacto. Probablemente vean un voto por SD como un medio de protesta más que como una elección sobre el próximo Gobierno, por lo que los personajes dudosos dentro del partido son menos problemáticos”.

Sea como fuera, el pasado oscuro y neonazi de lso Demócratas Suecos no les ha parado en su ascensión política. Entraron por primera vez en el Parlamento (Riksdag) en 2010 con el 5,7% de votos y 20 diputados, que doblaron en las pasadas elecciones de 2014 con el 12,9% y 49 escaños. Los 800.000 votos cosechados les colocaron como tercer partido del país y ayer continuaron su ascenso meteórico y ya son el segundo más votado. Su receta es muy básica: cerrar las fronteras de Suecia a los refugiados e inmigrantes, mano dura contra el crimen y convocar un referéndum para salir de la UE

Los votantes de DS “a menudo trabajan en los sectores del transporte y la construcción que emplean a muchos trabajadores europeos con el salario mínimo [de sus países de origen]”, describe el sociólogo de la Universidad de Lund Anders Kjellberg. “Esos sueldos son mucho más bajos que los salarios establecidos por los acuerdos salariales colectivos [suecos]”, explica.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 9th, 2018 by CentralCancún

Corea del Norte ha celebrado este domingo su 70 aniversario con un desfile militar en el que no se han exhibido misiles de largo alcance y que ha estado más centrado en la paz y el desarrollo económico, además de no haber contado con un discurso del líder norcoreano, Kim Jong Un.

Línea tras línea de soldados a paso de ganso y columnas de tanques han desfilado antes de dejar paso a multitudes jubilosas enarbolando banderas y flores mientras pasaban por delante Kim, sentado con el emisario chino y otros dignatarios extranjeros llegados a Pyongyang.

El desfile ha permitido a Kim poner de relieve temas de logros militares, desarrollo nacional y compromiso internacional en un momento en el que hay crecientes dudas sobre su compromiso con abandonar su armamento nuclear.

Al contrario de años anteriores, en este aniversario no ha habido misiles intercontinentales y tampoco ha habido ensayos nucleares para conmemorar la celebración, como sí ha sucedido en los dos años anteriores.

Corea del Norte ha venido usando con frecuencia sus grandes festividades para demostrar su poderío militar y sus últimos avances en tecnología de misiles.

Su ausencia del desfile de este año vendría a reafirmar el compromiso declarado de Kim de desnuclearizar la península y sus recientes cumbres con el presidente surcoreano, Moon Jae In, y los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y China, Xi Jinping.

DESARROLLO ECONÓMICO Y UNIFICACIÓN

El tema para las celebraciones de este año ha sido el desarrollo económico y la unificación de la península, dividida desde la Guerra de Corea (1950-53), con carrozas sobre este tema que han sido saludadas por miles de norcoreanos enarbolando banderas de la unificación.

“Todos los coreanos deberían unir fuerzas para alcanzar la unificación en nuestra generación. La unificación es el único modo en el que los coreanos pueden sobrevivir”, ha sostenido en un editorial el diario oficial norcoreano ‘Rodong Sinmun’.

Kim y Moon se reunirán en Pyongyang entre el 18 y el 20 de septiembre para la tercera cumbre este año y discutirán “medidas prácticas” hacia la reunificación, han dicho fuentes oficiales en Seúl.

Además, durante el desfile se ha podido ver una gran carroza decorada con un moderno tren, paneles solares, plantas de energía eólica y presas, bajo el eslogan “Todo nuestro poderío para construir economía”, mientras norcoreanos con uniformes de la construcción marchaban.

Kim Yong Nam, el jefe de Estado de Corea del Norte, ha sido el encargado de dar el discurso durante el acto, en el que ha dicho que el país ha alcanzado el estatus de protencia militar y seguirá sus esfuerzos de fortalecer su economía.

El líder norcoreano se ha mostrado sonriente junto con el enviado especial de China presidiendo la celebración en la plaza Kim Il Sung de la capital y ha saludado a los presentes antes de marcharse, sin hacer ninguna declaración.

Corea de Norte ha invitado a un gran grupo de periodistas extranjeros a cubrir el desfile militar y otros actos para conmemorar el 70 aniversario de su creación.

Estos incluyen los icónicos juegos deportivos que Pyongyang organiza por primera vez en cinco años en los que participarán unas 100.000 personas en uno de los mayores estadios del mundo.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 8th, 2018 by CentralCancún

El éxito económico del Gobierno rojo-verde ha quedado en un segundo plano en una campaña dominada por la inmigración y la criminalidad. ¿Cómo enfrentan los socialdemócratas estas elecciones?

El enfoque de los socialdemócratas en esta elección es invertir en mejoras del sistema de bienestar social: asistencia médica, pensiones, educación y hacer la vida más fácil para los padres. Suecia tiene la capacidad de hacer todas estas inversiones debido a la exitosa gestión rojiverde de las finanzas estatales, que ha generado crecimiento y ha impulsado la creación de empleo. La inversión en el bienestar general para la gente común es la mejor herramienta para dar forma a la integración y luchar contra las raíces de la criminalidad. Los socialdemócratas también tenemos clara la necesidad de hacer retroceder la criminalidad y le estamos dando más recursos a la Policía. También hemos puesto en marcha una política de migración más restrictiva y en la UE presionamos por la necesidad de una política de migración común europea, proporcional y justa. Esto para garantizar que tengamos una integración que funcione bien, de modo que las personas que vengan aquí puedan formar parte de la sociedad encontrando un trabajo y recibiendo una educación.

Las encuestas predicen una caída de votos sin precedentes para su partido. ¿Confían en dar la vuelta a los sondeos y recuperar a sus votantes tradicionales con la promesa de invertir más en educación y salud?

-En Suecia, nos enfrentamos un paisaje político nuevo y diferente con la entrada del partido populista y nacionalista de derecha Demócratas Suecos (DS), al igual que sucede en el resto de Europa. Podemos ver que cuando la campaña electoral se centró en las diferencias entre los socialdemócratas que quieren invertir en el Estado del Bienestar y los partidos de derecha, incluido DS, que quieren desmantelar, estos partidos comenzaron a caer en las encuestas y ganamos apoyo. Entonces, claramente hay un apoyo a las ideas socialdemócratas y al Estado del Bienestar.

La oposición conservadora y SD denuncian que la integración de inmigrantes en Suecia ha fracasado. ¿Fue el Gobierno demasiado permisivo en la ola de refugiados de 2015?

Suecia asumió una gran responsabilidad en la crisis de refugiados durante 2014 y 2015. Ahora el resto de Europa debe asumir su responsabilidad. Nuestro objetivo es gestionar bien la integración y, por supuesto, el gran número de refugiados desafió nuestra capacidad y, por lo tanto, hemos cambiado nuestra política de migración. Podemos concluir que entre la mayoría de los partidos en el Parlamento, a excepción de los Demócratas de Suecia, se acordó que se debe lograr un acuerdo.

Las previsiones hablan de un Parlamento fragmentado en el que será muy difícil formar un gobierno. ¿Teme que la Alianza acepte el apoyo o la abstención de la extrema derecha para llegar al poder? ¿Con qué apoyo confía el Partido Socialdemócrata gobernar?

-Los socialdemócratas estamos dispuestos a cooperar con todos los partidos en el Parlamento, excepto los Demócratas de Suecia. Son un partido con raíces racistas y sin credibilidad en seguridad, defensa o asuntos exteriores. Creemos que para Suecia y para la UE sería un error terrible darles la influencia de un Gobierno. No podemos entender por qué el partido conservador, los moderados, están abiertos a eso.

SD podría convertirse hoy en el segundo partido político del país. ¿Ha fallado el “cordón sanitario” contra la extrema derecha? En Finlandia o Noruega, los populistas participan en gobiernos derechistas…

-Es una observación correcta que los partidos populistas han tenido influencia sobre la política en Finlandia, Noruega, Dinamarca, Reino Unido e Italia a través del apoyo a los partidos de derechas. Eso crea un mensaje claro en toda Europa de que la socialdemocracia es la alternativa para todos los que se oponen al racismo, el populismo y el nacionalismo.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

A %d blogueros les gusta esto: