El Gobierno «ha peleado» para que en la Declaración de Roma que saldrá de la cumbre informal que se celebra hoy con motivo del 60 aniversario del proyecto europeo, se incluya una referencia expresa al obligado respeto al Estado de Derecho dentro de cada Estado miembro. Es una obviedad, con lectura en clave nacional y, en concreto, relacionada con Cataluña ante la decisión de los líderes independentistas de acelerar eso que han bautizado como la desconexión con España. No obstante, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, desvinculó ayer formalmente en RNE esta referencia del proceso soberanista.

«No es una cuestión de alusión a Cataluña ni a nada. Veremos el texto, el texto no está todavía cerrado o acordado. Se hará el próximo sábado», aclaró Dastis en «Las Mañanas de RNE». El titular de Exteriores insistió, no obstante, en que la Declaración de Roma hará una referencia al respeto al Estado de Derecho y subrayó que esto es algo que es válido para «todos». «La Unión Europea es una Unión de Derecho, la comunidad europea es una comunidad de derecho, y eso no lo va a cambiar nada ni nadie», comentó. Para añadir que le extrañaría que no hubiera esa referencia al respeto al Estado de Derecho o a la regla de derecho, puesto que es algo que aparece, tal cual, en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, relativo a los valores de la Unión. «A mí no me caben dudas de que se incluirá tal referencia», añadió el jefe de la diplomacia española.

Respecto a Cataluña, subrayó que no hay discusión en Europa sobre la situación en la que se quedaría esta comunidad autónoma si se colocase jurídicamente fuera de España, dado que las reglas comunitarias al respecto son claras. También afirmó que el resultado de un referéndum ilegal no sería reconocido internacionalmente, y que la diplomacia sigue dando explicaciones y contestando a cada uno de los movimientos del bloque secesionista.

El titular de Exteriores sigue impulsando el trabajo de buscar alianzas con el resto de Estados miembros en contra del proyecto soberanista de Cataluña y también con la tarea de dar explicaciones sobre nuestro ordenamiento jurídico y constitucional en los países europeos. «Todo está claro dentro y fuera de España. Ningún país europeo tiene ninguna duda al respecto» y «nadie alienta ningún tipo de secesionismo dentro de la Unión», añadió.

via La Razón España