Empieza una nueva guerra

¿Cómo afectará a la economía británica la desconexión de la Unión Europea?

–No se puede saber con certeza, sin embargo, las cifras que se han aportado hasta ahora tan sólo se basan en el coste calculado en el proyecto de ley en relación al abandono de las instituciones, por lo que el precio final de la desconexión será mucho mayor. En cuanto a cómo afectará a la economía británica en concreto, depende de a quién se pregunte y en qué términos se produzca el divorcio, así como el tipo de tratos especiales que se conceda al país. Un coste cero es imposible, ya que si así fuera, la salida a la UE se convertiría en una opción viable para otros países donde también hay partidos euroescépticos.

Al parecer, Reino Unido prepara un fondo de inversión en los países del Este para tratar de dividir a los países miembros de cara a la negociación del divorcio. ¿Está chantajeando Theresa May a la UE?

–Está claro que es una estrategia que está sobre la mesa, pero es una opción muy estúpida ya que asume que los estados miembros pueden ser comprados fácilmente. Esta medida quiere dar a entender que Reino Unido puede ofrecer algo atractivo, pero yo realmente no se dónde puede residir ese atractivo.

¿Cómo prevé que sean estos dos años de negociaciones?

–Sin duda habrá turbulencias y cruce de acusaciones entre Londres y Bruselas. Al mismo tiempo, este desencuentro se trasladará al interior de Reino Unido, donde la división entre «brexiters» y proeuropeos se hará más grande. Todo esto tendrá un claro impacto sobre los partidos británicos, que tratarán de buscar una oportunidad para captar votantes en función de cómo resulten las negociaciones.

¿Si los términos del acuerdo de desconexión son favorables para Reino Unido podría servir de aliciente para el resto de partidos eurófobos de Europa?

–Por supuesto, pero ya se encargarán Bruselas de que no ocurra de esta manera. Creo que Reino Unido ha cometido un gran error, no en cuanto a la decisión del pueblo en el referéndum, sino a la hora de haber permitido que se realizara la consulta ciudadana. Fue una absoluta irresponsabilidad. Es más, creo que el Brexit ha servido para que muchas personas que apoyaban ciertos movimientos euroescépticos en Europa ahora se lo piensen dos veces.

*Profesor de Ciencias Políticas en la London School of Economics

via La Razón España

Marzo 27th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: