Más grave que el Watergate

¿Se convertirá el escándalo de la conexión rusa en el Watergate de Trump?

–Éste es un asunto mucho más grave que el Watergate. En el caso de la conexión rusa existe la acusación de que el equipo del candidato republicano trabajó con una potencia extranjera. Cuando Nixon era presidente, los demócratas controlaban el Congreso, pero los republicanos, entonces y ahora, no hicieron nada. Sólo cuando la presión se hizo mayor actuaron. Lo que no sabemos es si terminará con la dimisión del presidente, como sucedió con el Watergate.

Pero Rusia no es un enemigo ni el demonio, según Trump…

–Cualquier candidato tiene derecho a proponer un nuevo tipo de relaciones con Rusia. Es un asunto que se puede plantear y debatir, porque los americanos no quieren una confrontación con Rusia. Yo soy muy crítico en este aspecto con la visión dura que han mantenido Hillary Clinton y John McCain sobre las relaciones con Moscú. Pero la cuestión aquí es que existen acusaciones de que miembros de la campaña de Trump trabajaron coordinadamente con el Gobierno de Rusia para intervenir en las elecciones americanas. Es una acusación muy grave.

¿Rusia fue realmente un factor clave en la victoria de Trump?

–En las elecciones se contabilizaron alrededor de 125 millones de votos. En algunos estados clave, Hillary perdió por unas decenas de miles de votos. Ahora bien, si me pregunta las razones por las que ganó Trump, diría en primer lugar que Hillary era una muy mala candidata. La segunda es que las políticas que prometió Trump gustaron a muchos votantes. En tercer lugar, diría que muchos americanos no estaban tan entusiasmados con Hillary como con Obama. Podemos seguir enumerando la lista de razones para explicar por qué perdió la candidata demócrata hasta llegar a la publicación de los emails sobre el Comité Nacional Demócrata y la manera en que Sanders fue tratado por su propio partido. Ese escándalo le quitó votos, y esos votos que se perdieron pudieron ser cruciales teniendo en cuenta el margen tan pequeño en algunos estados clave.

*Profesor en el Instituto Harriman de la Universidad de Columbia (Nueva York)

via La Razón España

marzo 27th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: