La salida de la UE agita el separatismo

–¿Por qué el Gobierno escocés quiere un segundo referéndum si las encuestas sugieren que una mayoría está en contra de la independencia?

–No, es más complicado que eso. El apoyo a la independencia está ahora mismo entre el 45% y el 50%. Durante la última campaña para el referéndum de 2014, el apoyo para la independencia subió en torno a 15 puntos.

–¿Puede May evitar una nueva consulta secesionista?

–Es muy difícil impedir un segundo referéndum después de haber concedido uno.

–¿Qué consecuencias podría tener la salida de Escocia?

–Si Escocia votara la independencia, Reino Unido podría perder el territorio más europeísta y la política quedaría más centrada en Inglaterra, con su visión más euroescéptica.

*Profesor de Política en la Universidad de Aberdeen

via La Razón España

marzo 28th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: