Jalid Masud, el británico responsable del atentado de Westminster del pasado miércoles, había sido investigado hace seis años por los servicios secretos del MI5 como parte de un complot terrorista para hacer volar por control remoto un coche teledirigido en la base militar de Luton. El agresor guardaba supuestamente conexiones muy estrechas con cuatro terroristas inspirados por Al Qaeda, según reveló ayer «The Telegraph». Zahid Iqbal, Mohamed Sharfaraz Ahmed, Syed Hussain y Umar Arshad fueron condenados en 2013 a un total de 44 años tras admitir la conspiración de un audaz ataque con bomba en una base de su ciudad natal, Luton, muy cerca de uno de los aeropuertos más transitados de Reino Unido que en los últimos años se ha convertido en escenario de varios intentos de atentado.

via La Razón España