SigFox, el unicornio francés que quiere conectar a la industria mexicana con IoT

México es el país número 32 en el mundo en recibir los servicios de conexión de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), de SigFox, unicornio francés especializado en ofrecer conectividad de bajo consumo en largas distancias.

La empresa llegará oficialmente a México el próximo martes 4 de abril de la mano de IoTnet, una firma mexicana que se encarga de la implementación de infraestructura del servicio, para atender las necesidades de las industrias en el país.

“Empezamos instalaciones en la Ciudad de México en octubre de 2016 y actualmente tenemos infraestructura en otras 17 ciudades, cubrimos un 32% del territorio nacional“, dijo Daniel Guevara, CEO de IoTnet, en entrevista. “Queremos llegar a cubrir 85% del territorio para 2019“.

Recomendamos: Internet de las cosas, opción ante la debilidad económica

Guevara afirmó que su alianza con la empresa francesa está en pláticas con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), esperando la concesión que les permita operar de modo comercial sobre la banda de 900 mHz. Al ser cuestionado sobre una competencia con la red compartida (que operará sobre la banda de 700 mHz a partir de marzo de 2018), aseguró que esa está pensada para personas más que negocios.

El CEO de la empresa mexicana asegura que el servicio que ofrecen es tan ligero que utilizan solo 12 bytes por mensaje, en comparación, un mensaje de WhatsApp usa cerca de 700 bytes.

IoTnet se encarga por completo de instalar la infraestructura, unas antenas que en ciudad tienen un alcance de 10 kilómetros, pero en zonas rurales pueden llegar a 100 kilómetros. Para su funcionamiento es necesario incorporar un chip compatible con la red en sensores que se conectan con dicha antena. Prácticamente cualquier objeto puede conectarse de esta forma a la red.

Será necesario instalar cerca de 2,500 antenas para conectar a 85% de la población. Aunque no revelaron cifras exactas de inversión, Bertrand Rame, VP de América Latina para SigFox aseguró que la cifra es relativamente baja, manteniéndose en millones de dólares.

Lee: ¿Para qué serviría el IoT en México?

Algunas de las aplicaciones que se empezarán a usar en México con la red implican medición remota de servicios públicos, como agua, gas y electricidad para optimizar los servicios y prever posibles problemas por mal mantenimiento. También tienen propuestas para monitoreo de la calidad del aire y soluciones con ganado en zonas rurales, para monitorear a los animales y obtener información sobre su estado.

La compañía francesa planea operar en 60 países del mundo, incluidos la mayoría de América Latina, para finales de 2018. Su expectativa a futuro es ofrecer también servicios para consumidores finales, a través de alianzas con empresas como Samsung, Telefónica y SalesForce.

“Actualmente el mayor problema en el IoT es la vida de la batería“, afirmó Rame. “Queremos crear un futuro con dispositivos conectados que no necesitan batería, sino que funcionen con energía natural“.

via Expasión

marzo 28th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: