48 de cada 100 mexicanos nacen pobres, así viven, y así mueren; y es peor para las mujeres: CEEY

Roberto Vélez Grajales, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), aseguró que el patrón de pobreza es más fuerte en la zona sur-sureste de México, es decir, los pobres que nacen en el norte tienen más oportunidades de dejar de serlo; los del sur tendrán mayores obstáculos. Agregó además que este sector social es el que vota por la opciones más radicales en el mundo.

Puebla, 29 de marzo (SinEmbargo).- Las sociedades que tienen acceso a mínimas oportunidades de desarrollo son las que están votando de manera radical en el mundo y ese mensaje es el que le queda a México, donde casi el 50 por ciento de la población que nace pobre, muere pobre.

De acuerdo con Roberto Vélez Grajales, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), la tasa de persistencia de la pobreza en México es de 48 de cada 100 personas que nacen pobres, así vivirán toda su vida, lo que evidencia los altos índices de desigualdad y la persistencia, así como la composición inmóvil de la condición de pobreza.

Este patrón es más fuerte en la zona sur-sureste de México, es decir, los pobres que nacen en el norte tienen más oportunidades de dejar de serlo; los del sur tendrán mayores obstáculos.

Será más complicado para las mujeres que nacen pobres: tienen aún más probabilidad de quedarse ahí que los hombres y además pueden pasar a formar parte de las filas de esta condición social más fácilmente.

Vélez Grajales explicó que en 2013, se ofreció al gobierno un diagnóstico de la situación real del país, para intentar, de entrada, emparejar pisos los pisos de desarrollo y oportunidades y enfocar la política pública en el ciclo de vida completo e intergeneracionalmente.

Sin embargo, comentó que hubo una respuesta débil. Ahora, en época de elecciones, dijo que el tema debe interesar a los gobiernos y a los candidatos, ya que en el último año, las elecciones del Reino Unido y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos mostraron que los patrones de movilidad y votación fueron determinantes.

“En el caso norteamericano, se identificaron opciones de movilidad ascendente en zonas donde se votó contra Trump. Eran zonas de mayor igualdad de oportunidades, frente a los lugares de menos movilidad social, que es donde Trump ganó. La señal del votante es que necesita un cambio. El votante no se detuvo y votó de manera radical”, dijo en el Foro Internacional “¿Por qué persisten la pobreza y la desigualdad en México?”.

En el caso del Reino Unido ocurrió lo mismo: los habitantes de zonas de mayor igualdad votaron en contra del Brexit y quienes votaron por él es donde las opciones de movilidad social se han cerrado.

“El diagnóstico es claro en México. Hay muchos problemas, pero hay diagnóstico para empezar a definir política pública […] La justicia social significa que a cada quien le toque lo que se merece, pero existen barreras que lo impiden a pesar del esfuerzo y las capacidades e influye más el estatus de los padres”, agregó.


También te puede interesar

via Sin embargo

Marzo 29th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: