Las empresas mexicanas ven en su digitalización un gran potencial para mejorar su negocio, atraer más clientes y solucionar algunos procesos cotidianos, sin embargo, dejan de lado los proyectos de transformación tecnológica en áreas clave de su organización como son las de logística, finanzas o recursos humanos, de acuerdo con el Segundo estudio de transformación digital de la empresa mexicana elaborado por la consultora Good Rebels y presentado este miércoles en la Ciudad de México.

El estudio, que contempla respuestas principalmente de puestos directivos de firmas de gran volumen de actividad y facturación en once sectores principales, entre los que destacan Consultoría, Telecomunicaciones e Internet, Distribución y retail y Servicios, arroja que las empresas están preocupadas por atraer al cliente a través de nuevas tecnologías, pero aún no ven utilidad en implementar la digitalización dentro de la organización para mejorar procesos en torno a sus recursos humanos.

“Para las empresas mexicanas, el concepto de Transformación Digital está fuertemente asociado con el ámbito del marketing y las ventas, vinculandose con una herramienta comercial y dejando en segundo plano los procesos de organización, innovación y colaboración dentro de las compañías, lo que demuestra un relativo desconocimiento de su potencial como herramienta de cambio y mejora de la competitividad en las organizaciones”, dice el estudio elaborado por la consultora especializada en proyectos de marcas, recursos humanos y tecnología con presencia en Europa y Latinoamérica.

Entre las principales funciones que ven las empresas en la digitalización giran en torno a la gestión de la relación con el cliente y las vías para utilizar nuevos canales digitales y sociales para la venta y fidelización, y los puntos de contacto que tienen con él a lo largo del Customer Journey (desde el primer contacto, pasando por la entrega del producto o servicio, y seguida de cualquier retroalimentación del usuario). Sin embargo, sólo 50% cree que es relevante utilizar estas herramientas tecnológicas para mejorar los procesos de colaboración y cocreación.

via Expasión