El PS lamenta que Valls apoye a Macron

El Partido Socialista francés (PS), lamentó oficialmente que Manuel Valls, perdedor de las primarias, haya anunciado que no votará por quien le ganó, Benoît Hamon, sino por Emmanuel Macron, pero algunos miembros de la formación acusaron con dureza al ex primer ministro por su posición.

En un comunicado, el primer secretario del PS, Jean-Christophe Cambadelis, dijo estar “triste” por “no haber conseguido convencer a Manuel Valls para que no apoye a Emmanuel Macron”.

Cambadelis, consciente del riesgo de explosión de su formación ante los pronunciamientos de algunas de sus grandes personalidades en favor de Macron -que era hasta finales de agosto ministro de Economía del presidente socialista François Hollande-, se esforzó en hacer un llamamiento al orden.

“Nuestro candidato después de las primarias (en enero) y de la convención unánime de los socialistas -insistió el primer secretario- es Benoît Hamon. Él debe representar a todos los socialistas, a los radicales y a todos los ecologistas”.

En un contexto de cierta desbandada, pidió “calma” y que “todos los socialistas” respeten “sus principios y su coherencia por una izquierda que gobierna y que transforma”.

En cualquier caso, Cambadelis recordó que el PS estará “como siempre” en la “lucha contra el Frente Nacional” (FN).

Una alusión al hecho de que ninguna encuesta contempla la posibilidad de que Hamon se califique el próximo 23 de abril para la segunda vuelta de las presidenciales, en la que -de nuevo según todos los sondeos- sí estará la candidata ultraderechista y presidenta del FN, Marine Le Pen.

Precisamente, el riesgo de que Le Pen acceda al poder es el principal argumento esgrimido hoy por Valls para justificar su voto por Macron.

Frente al tono comedido de Cambadelis, algunos de los barones del ala izquierda del PS que respaldan la candidatura de Hamon se mostraron mucho más severos con Valls, empezando por el exministro Arnaud Montebourg, que también disputó las primarias en enero.

En su cuenta de Twitter, Montebourg reaccionó con su tono airado habitual: “todo el mundo sabe ahora lo que vale un compromiso firmado por el honor de un hombre como Manuel Valls: nada. Eso es lo que vale un hombre sin honor”.

En esa misma red social, la diputada Karine Berger señaló que “sólo un adjetivo califica el comportamiento esta mañana de Manuel Valls: miserable”.

Poco antes de que Valls dijera que pensaba votar por Macron y no por Hamon, este último ya había hecho notar que eso se estaba anticipando desde hacía tiempo, y le reprochó esa actitud contraria al compromiso de las primarias porque “no respetar el veredicto de las urnas, es problemático”.

“Todas las semanas se organiza una especie de culebrón para debilitarme”, se quejó el candidato socialista. Efe

via La Razón España

marzo 29th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: