Motín en el penal de Cadereyta provoca la muerte de 4 reos

El penal de Cadereyta, Nuevo León, fue escenario de dos motines que iniciaron el lunes y el martes, cobrando este último la vida de cuatro reos.

El movimiento terminó hasta las 4:30 horas de este miércoles.

El vocero de seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, precisó que el martes se registraron también 16 heridos. en tanto que durante el primer motín solo se registró un lesionado.

Lee: Fugas mnotines y abusos sacuden a las cárceles mexicanas

De los fallecidos, solo uno fue identificado por las autoridades: Jordán Alejandro Rangel Sarabia, quien murió por ingerir sustancias que junto a otros compañeros robó de la farmacia del penal.

Otro de los reos murió calcinado, mientras que de los otros dos no se ha revelado la causa de muerte.

Entre los heridos hay un policía quien fue trasladado a las instalaciones de ISSSTELEÓN, mientras que otro fue atendido en el lugar del motín.

Los otros heridos son internos que fueron trasladados al Hospital Universitario y a la Clínica de Pemex.

Lee: 10 claves para entender el motín y fuga de cuatro internos en Barrientos

Solo 12 de los lesionados fueron identificados: Cesar Eliud Luna Espinoza, Cristian Iván Pérez Rivera, Humberto Salvador Núñez Morales, Roberto Alejandro Luna Escamilla, Humberto Galindo Galván, Eduardo Saldaña de León, Sergio Antonio Ayala Chávez, Juan Manuel Arellano Guerrero, Juan Francisco Valdez Padrón, Pedro Alejandro Rodríguez, Juan José Izquierdo y Juan Carlos Guerrero Serrano.

Aunque el gobierno de Nuevo León presumió tener controlado el lugar, versiones indican que alrededor de las 00:08 horas de este miércoles se escucharon detonaciones al interior del penal. El vocero de seguridad se retiró del penal cerca de las 00:50 sin afirmar o descartar el hecho.

Las causas

El lunes, cerca de 600 internos iniciaron una manifestación pacífica que terminó en motín, al exigir que se dé marcha atrás a la instalación del equipo de rayos X, y exigir la mejora de la calidad de los alimentos del penal.

OPINIÓN: Las cárceles mexicanas, un calvario que no puede describirse

Aunque el martes arribaron unidades con alimentos, agua y colchonetas, Fasci descartó que el equipo de rayos X se retirara de las instalaciones, pues gracias a su uso se ha detectado a familiares de los reclusos que intentan ingresar con drogas a las instalaciones.

El martes, los internos intensificaron las protestas. Durante el motín incendiaron dos pisos del área de Ampliaciones, al quemar las colchonetas, ocasionando la muerte de un reo por calcinación.

Un grupo de internos ingresó al área de farmacia para robar medicamentos del Departamento de Psiquiatría, e ingerirlos.

Lee: El 63% de ciudadanos en Nuevo León reprueba a Jaime Rodríguez

El de Cadereyta se suma a Topo Chico y Apodaca, los otros penales en nuevo León donde también se registran motines.

Fasci reconoció que el Estado no puede garantizar en todo momento la seguridad en los tres penales, ya que falta personal para atenderlos.

“No es algo que nos tenga contentos. Son penales de mediana o baja seguridad”, expuso el funcionario estatal.

Los penales de Nuevo León están en el foco de atención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dependencia que ha realizado distintas observaciones, tales como el cierre definitivo de las instalaciones de Topo Chico, así como la advertencia de la continuidad de los autogobiernos en cada uno de ellos, ejercidos por el crimen organizado.

via Expasión

marzo 29th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: