Al menos trece personas han perdido la vida tras el brutal impacto que se ha producido entre un minibús y una camioneta en Texas, Estados Unidos.

En el minibús viajaba un grupo de una iglesia evangélica que regresaba de un retiro espiritual.

La mayoría de los fallecidos son personas mayores y se desconoce si entre ellos está el conductor de la camioneta. La policía investiga las causas que provocaron el choque mortal.

via La Razón España