La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha afirmado este viernes que las últimas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por las cuales despoja al Parlamento de sus poderes y a los diputados de su inmunidad, suponen una “ruptura del orden constitucional”.

“Las sentencias 155 y 156 del TSJ constituyen una ruptura del orden constitucional”, ha dicho Ortega Díaz, durante la presentación del balance del Ministerio Público. En este contexto, ha hecho un llamamiento “a la reflexión para que se tomen caminos democráticos, respetando las diferencias”.

Estas declaraciones de la fiscal general suponen un cambio radical en el que discurso que Ortega Díaz, funcionaria ‘chavista’, ha mantenido hasta ahora en apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro.

El TSJ ha ratificado esta semana el “desacato” de la Asamblea Nacional y, en consecuencia, ha advertido a los diputados de que carecen de inmunidad y ha asumido las competencias que constitucionalmente corresponden a la sede legislativa.

La mayoría de los países de la región y la Organización de Estados Americanos (OEA) han expresado su preocupación por lo que consideran una vulneración de los principios democráticos. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha reclamado una reunión “urgente” del Consejo Permanente para valorar la suspensión de Venezuela como país miembro.

El Gobierno de Maduro se ha limitado a emitir un comunicado en el que denuncia una “arremetida” de “la derecha intolerante y pro imperialista dirigida” por Estados Unidos para “atentar contra el Estado de Derecho” a través de “falsedades e ignominias”.

via La Razón España