Marcha atrás de Maduro: el Supremo revisará la sentencia que anula al Parlamento

El Consejo de Defensa de la Nación de Venezuela exhortó hoy al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo) a revisar las sentencias en las que despojó al Parlamento (Asamblea Nacional, AN) de sus funciones, después de que la Fiscalía de ese país alertara sobre una “ruptura del orden constitucional”.

“Exhortar al Tribunal Supremo de Justicia a revisar las decisiones 155 y 156 con el propósito de mantener la estabilidad institucional y el equilibrio de poderes mediante los recursos contemplados en el ordenamiento jurídico venezolano”, dice el acuerdo del Consejo leído por el vicepresidente Tareck El Aissami en cadena obligatoria de radio y televisión.

Otro punto del acuerdo al que llegó el Consejo fue ratificar que el máximo tribunal, en su Sala Constitucional, “es la instancia competente para el control de la constitucionalidad de los actos emanados de cualquier órgano del poder público nacional”, así como “la resolución de los conflictos entre poderes”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a este Consejo con el objetivo de “resolver” lo que calificó de “impase” derivado de la posición del Ministerio Público (MP) frente a la sentencia en la que el TSJ se atribuye las funciones del Parlamento, debido a la situación de “desacato” en la que este se encuentra.

Este Consejo se instaló “oficialmente”, a pesar de que la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, no estuvo presente.

Asimismo, la instancia reiteró que “los desequilibrios y conflictos entre las distintas ramas del poder público nacional se encauzan mediante los mecanismos de control constitucional y la colaboración entre los poderes”, e insistió en la disposición del Gobierno al “diálogo fecundo” con su oposición política.

También repudió “categóricamente” cualquier intervención que “atente contra la independencia” y la integridad territorial de la nación caribeña.

En ese sentido, Maduro rechazó “el intervencionismo grosero” que, a su juicio, algunos gobiernos extranjeros “pretenden dictarle a Venezuela”.

El jefe de Estado venezolano celebró la “capacidad” de su país de superar “cualquier controversia” para el cumplimiento de la Constitución.

Previamente, el expresidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, advirtió de que la Sala Constitucional del TSJ “revertirá”, según él, “en las próximas horas” sus sentencias, ya que, afirmó, Maduro va a “negociarlos para salvarse”.

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

“Se enredaron los hampones de la salainconstitucionaltsj. Maduro los va a dejar en la estacada y negociarlos para salvarse. Papel sanitario”, escribió el parlamentario en la red social Twitter.

via La Razón España

Abril 1st, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: