Aunque las leyes nacionales establecen que en época electoral debe suspenderse el reparto de dádivas gubernamentales, para evitar influir en el voto ciudadano, las autoridades del Estado de México informaron que en esta entidad –en la que hoy inicia formalmente el proceso para elegir nuevo gobernador– se continuará regalando entre la población dinero y enseres tales como material para construcción, muebles domésticos, equipo para negocios como carpinterías y estéticas, así como despensas y maquinaria agrícola (entre muchas otras cosas).

Según el “Decreto 197” del gobernador Eruviel Ávila, publicado en la Gaceta Oficial del Gobierno del Estado de México el pasado 31 de marzo, durante el proceso electoral estatal su administración quedará autorizada para operar 64 programas y subprogramas “sociales” que consisten, básicamente, en el reparto de recursos (en dinero o en especie) entre la población.

Así, durante el proceso electoral que inicia hoy continuará funcionando, por ejemplo, el “Programa Integral de Desarrollo Rural”, diseñado para repartir dinero en comunidades campesinas, para la compra de “maquinaria”, “semovientes (máquinas de movimiento autónomo) mayores y menores”, “microinvernaderos”, “sistemas de riego”, para financiar “tecnificación y equipamiento pecuario”, así como para adquirir semillas y fertilizantes.

Con su Decreto 197, además, el gobernador Eruviel Ávila se autorizó el reparto en época electoral de equipos específicos entre dueños de “herrerías, carpinterías, estéticas, centros de servicios de cómputo y papelerías”, entre otros negocios, así como regalar dinero para la “adquisición de mobiliario y equipo doméstico”, así como de “material de construcción familiar”.

Entre el equipo y mobiliario doméstico que el gobernador se autorizó repartir, su decreto menciona tinacos, juegos de baño, cemento, varillas, estufas de gas convencional, “estufas solares”, “calentadores solares”, “sistemas solares de bombeo”, “equipos para la potabilización de agua” y “luminarias a base de fotoceldas”.

El mismo decreto aclara que los equipos domésticos que se repartirán no se limitará a los mencionados, y que éstos son sólo “ejemplos” de todo lo que podrá regalar el gobierno de de Eruviel Ávila, al mismo tiempo que se desarrollan las campañas electorales.

El Decreto 197 igualmente lo autoriza para regalar en época electoral paquetes de ocho “pollas de postura” y dos gallos; despensas bimestrales integradas “por cuando menos siete productos”; así como paquetes de “dos kilogramos de carne de bovino”.

De hecho, el Decreto 197 garantiza que el gobernador mexiquense pueda regalar enseres y dinero a diversos sectores sociales particulares, en este periodo electoral:

A las “mujeres en áreas rurales”, les podrá regalar dinero y equipo para crear huertos.

A los estudiantes de la UNAM, el IPN y la UAM, y en general a los estudiantes de licenciatura, les podrá regalar dinero.

A las familias con niños y niñas en educación básica, podrá regalarles uniformes (aunque el ciclo escolar haya iniciado hace varios meses).

A las familias mexiquenses que tienen integrantes en Estados Unidos, les podrá regalar dinero para los hijos que cursan High School y Bachellor, y dinero también para adquirir “equipo urbano, servicios y comunicaciones”.

A los mexiquenses que habitan en colonias irregulares, el gobernador les podrá regalar en esta época electoral sus títulos de propiedad, y a los presos que no cuenten con dinero para salir bajo fianza, también les podrá pagar su fianza.

Compra del voto

El 27 de marzo pasado –es decir, cuatro días antes de que el gobernador Eruviel Ávila decretara mantener estos programas de reparto de dinero y bienes, a pesar de ser época electoral–, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de la Procuraduría General de la República dio a conocer que existen más de cien investigaciones por compra y coacción del voto en el Estado de México.

Santiago Nieto, titular de la Fepade, informó en ese momento que entre los presuntos ilícitos que se investigan en esta entidad está el condicionamiento de programas sociales a cambio del voto.

Tal como reveló la Fepade, en el Estado de México se investigan 117 denuncias de delitos electorales en el marco del proceso electoral que formalmente inicia hoy.

Dos días después de que la Fepade diera a conocer la existencia de estas investigaciones por actos ilegales de su administración durante época electoral, el gobernador Eruviel Ávila anunció que continuará su política de dádivas oficiales en el marco de las campañas políticas.

“Aún cuando presenten quejas en el Instituto Nacional Electoral, en el Instituto Electoral del Estado de México, en la Fepade, en la Organización de las Naciones Unidas, en donde sea, yo me debo a la gente y voy a seguir cumpliendo a la gente”, retó el mandatario a sus críticos.

Estos son los programas de reparto de dinero y bienes que continuarán en el Edomex, durante época electoral:

//e.issuu.com/embed.js

via Animal político