La Policía británica mantiene detenidas a ocho personas por su supuesta implicación en la brutal paliza que dieron el viernes por la noche unas 20 personas a un adolescente solicitante de asilo en el municipio de Croydon, en la periferia de la capital británica.

En el marco de las investigaciones, la Policía Metropolitana ha difundido este lunes imágenes de tres personas que quiere identificar para aclarar lo sucedido el viernes por la noche, cuando cerca de 20 personas propinaron en Croydon una brutal paliza a un joven de 17 años, que quedó con graves heridas en la cabeza y en la cara.

El adolescente continúa ingresado en un hospital del sur de Londres en estado grave pero estable y no se teme por su vida. Desde el día de la agresión, la Policía ha detenido a nueve personas, de las que ocho continúan arrestadas.

En su intento por conseguir más información sobre lo sucedido esa noche, la Policía ha pedido ayuda a los que presenciaran la agresión y ha difundido las imágenes de tres personas (una mujer y dos hombres) que quiere identificar para hablar con ellas.

//platform.twitter.com/widgets.js

“Además de los arrestos, sabemos que un gran número de personas, 20 aproximadamente, estuvieron implicadas en el ataque contra la víctima”, ha afirmado el inspector Gary Castle, de la Policía Metropolitana en Croydon.

“Se cree que los sospechosos preguntaron a la víctima que de dónde era y consideraron que era un solicitante de asilo y le propinaron una brutal paliza. Tiene graves heridas en la cabeza y en la cara como consecuencia del ataque, que incluyó repetidos puñetazos en la cara por parte de un grupo de muchos atacantes”, ha explicado el alto mando policial.

La Policía Metropolitana ha subrayado que todos los ciudadanos condenan esta agresión y que no se tolerará que se promueva el odio racial. “Nadie debería estar sometido a un comportamiento violento, especialmente aquellos que han llegado a Londres para buscar refugio y un lugar seguro”, ha afirmado.

“Nos tomamos con extrema seriedad los crímenes de odio porque sabemos lo destructivos que pueden ser estos delitos, tanto para las personas como para las comunidades. Se han realizado arrestos y se están siguiendo varias pistas para llevar ante la justicia a los autores” de la agresión, ha asegurado Jeff Boothe, superintendente jefe de la Policía Metropolitana en Croydon.

via La Razón España