El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia mañana para analizar el supuesto ataque químico en la localidad siria de Jan Shijún, en la provincia septentrional de Idleb.

Así lo anunció hoy la presidenta de turno del Consejo, la embajadora estadounidense Nikki Haley, que se mostró muy preocupada por el episodio.

La reunión se produce en respuesta a una solicitud de Francia y del Reino Unido, que habían pedido abordar la cuestión cuanto antes en el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

De hecho, la Comisión de la ONU que investiga los crímenes en el conflicto sirio dijo que es “imperativo” que los autores de ataques con armas químicas sean juzgados, tras un supuesto nuevo bombardeo de este tipo ocurrido hoy en la provincia de Idleb.

Tras condenar este último ataque contra la localidad de Jan Shijún, al sur de Idleb (noroeste de Siria), los comisionados de la ONU indicaron que las informaciones recibidas dan cuenta de un gran número de heridos, incluyendo niños, y que los datos preliminares apuntan a la utilización de armas químicas.

“La Comisión está actualmente investigando las circunstancias que rodean este ataque, incluido el supuesto uso de armamento químico y el ataque posterior de un hospital donde fueron heridas personas que recibían tratamiento”, dijeron los comisionados mediante un comunicado.

via La Razón España