Alemania amenazó este miércoles con poner multas de hasta 50 millones de euros a gigantes de las redes sociales si no logran retirar a tiempo las publicaciones ofensivas.

El consejo de ministros aprobó el proyecto de ley contra redes sociales como Facebook, después de varios debates en los que se trataba la línea que separa la libertad de expresión y los discursos racistas.

Desde el final de la dictadura nazi, Alemania combate los discursos xenófobos, las incitaciones al odio y las declaraciones antisemitas.

Lee: Facebook bloqueará la reproducción de ‘porno venganza’

"Las publicaciones manifiestamente delictivas deben ser eliminadas o bloqueadas en 24 horas desde que se tiene conocimiento de ellas, los otros contenidos delictivos en el lapso de siete días”, indicó el gobierno de Angela Merkel en un comunicado.

Las redes sociales que no respeten estos plazos podrán enfrentarse a hasta "50 millones de euros" de multa.

En Alemania, los comentarios xenófobos y antislam han ganado impulso con la llegada en dos años de más de un millón de refugiados, muchos de ellos de religión musulmana.

Esta afluencia, que preocupa mucho a los alemanes, dio lugar a tal oleada de contenidos racistas que algunos medios, como Der Spiegel, decidieron cerrar el apartado de comentarios en los artículos relacionados con los inmigrantes.

Recomendamos: ¿Por qué Twitter le dice adiós al icono de huevo?

Facebook indicó que quiere examinar el proyecto de ley, insistiendo en el hecho de que va a aumentar los medios de sus equipos encargados de examinar los contenidos.

De aquí a finales de año, más de 700 personas deberían ser contratadas en Berlín para capturar los contenidos polémicos.

Varios gigantes de internet se comprometieron en diciembre de 2015 a examinar y suprimir en un plazo de 24 horas los contenidos de odio en la red. Pero para las autoridades, los esfuerzos de estos sitios no fueron suficientes.

Recomendamos: Netflix y Blim tendrá una 'competencia santa' en abril

via Expasión