La amenaza en contra de Josefina ha funcionado: a tundirle a Delfina. Foto: Cuartoscuro.

+ Priistas y panistas vs candidata de Morena

+ Otra vez el PRIAN

El pasado uno de marzo, en esta columna (Edomex: PRI, Josefina…y el miedo a Delfina), advertimos:

“…el sábado pasado hubo una reunión privada entre altos políticos mexiquenses (priistas) que arrojó una decisión de alto riesgo: si Josefina Vázquez Mota (PAN) no arremete y contrarresta a Delfina Gómez (Morena) – la amenaza electoral de Alfredo del Mazo-, se lanzará un misil contra la panista…

“… ¿Cuál es ese misil? Denunciar públicamente que Vázquez Mota utilizó, para uso personal, gran parte de los 900 millones de pesos que ´Juntos Podemos´, organización de apoyo a migrantes que ella preside, recibió por parte del gobierno federal…”.

Bien. Así lo planteamos.

El lunes pasado, comenzaron a operar los ataques del panismo en contra de la candidata de Morena, cumpliéndose, así, la exigencia del PRI. La amenaza en contra de Josefina ha funcionado: a tundirle a Delfina.

“Delfina es títere de López Obrador… ¿Se acuerdan de Juanito? Pues es lo mismo que está intentando Andrés Manuel en el Estado de México”, aseguró un engallado Ricardo Anaya, acompañado de Vázquez Mota.

De esta manera, el PAN le cumple al PRI, bajo amenaza o interés político: atacar a Delfina Gómez, el rival a vencer en las elecciones del 4 de junio próximo. Todos unidos contra la morenista.

No sea que los malvados priistas les vayan a exhibir a Josefina con aquel asunto de los 900 millones de pesos obsequiados a “Juntos Podemos”.

Nuestra advertencia se cumplió.

Más les vale a los panistas.

El miedo no anda en burro…y menos mexiquense.

*****

En nuestra columna de la semana pasada, titulada “Edomex: la estrategia canalla del PRI”, adelantamos:

“…el PRI del Edomex ya tiene listos a ´candidatos independientes´ que serían incondicionales y operarían a favor del PRI. ¿El objetivo? Fraccionar el voto, diluirlo y disminuir las posibilidades de Delfina, principalmente, menguando su porcentaje electoral…”.

El miércoles anterior, el político Isidro Pastor se presentó ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), con 126 cajas con 413 mil 662 firmas de apoyo, para registrarse como candidato independiente a la gubernatura del Edomex. Lo registraron.

¿Quién es el señor Pastor?

Un montielista de cepa: fue dirigente estatal del PRI durante el gobierno de esa leyenda negra llamada Arturo Montiel, de quien fue brazo derecho y uno de sus colaboradores más cercanos e íntimos. En su curriculum destaca haber sido subsecretario de Elecciones del PRI mexiquense; diputado local entre 2000 y 2003; un año después fue suspendido del PRI por no alinearse con Peña Nieto y finalmente renunció al partido, aunque siguió, en la praxis burocrática, siendo priista. En 2013, Eruviel Ávila lo revivió: lo nombró secretario de Desarrollo Metropolitano y posteriormente, de Movilidad, para desde ahí brincar a la candidatura “independiente”. Pastor es priista de corazón, entraña y convicción. Inclusive, nació en Atlacomulco.

¿Alguna duda de a quién servirá Isidro Pastor?

Ninguna: al PRI. A Alfredo del Mazo junior.

Por eso va como “independiente”, para fragmentar el voto indeciso que favorecería, en mayor medida, a la candidata de Morena, Delfina Gómez, más que al PRI, cuya fortaleza está en el voto duro (léase, voto comprado).

Así, nuestra advertencia se cumplió: “candidatos independientes” para favorecer al PRI.

*****              

La orden salida de Los Pinos, es: no importa lo que cueste, no importa lo que se haga: del Mazo debe ganar la elección en el Edomex.

Para lograrlo – y ante el sorpresivo crecimiento de Delfina Gómez en las encuestas que prácticamente la ponen al tú por tú con del Mazo y Josefina y que, inclusive, de acuerdo a la realizada por el diario Reforma, ganaría de manera holgada si solamente compitiera contra el priista-, la estrategia se ha cerrado en una pinza: bombardear a Delfina.

¿Cómo? Acusándola de todo: de ser títere de AMLO, de no estar capacitada para gobernar, de haber disparado contra Kennedy, de haber desaparecido a Jimmy Hoffa, de irle al América. ¡Uy, el diablo! Todos Unidos Contra Delfina.

¿Quiénes? Priistas y panistas intentando crucificar a la maestra de Morena. En cualquier nivel, en cualquier foro. Los francotiradores pueden apellidarse Anaya, Ochoa Reza, Pastor o cualquiera. Priistas y panistas unidos en contra de Delfina Gómez. Sí, otra vez el PRIAN.

Y no es para menos: el Edomex es la reserva electoral más grande del país con 11 millones de votantes. Aun triunfando del Mazo, si Delfina logra arrebatar entre 2 y 2.5 millones de sufragios (suponiendo que votara la mitad de esos votantes), sería un golpe severo al control político-electoral del PRI y decisivo en la presidencial del 2018.

¿Por qué? Un voto para Delfina es un voto para AMLO.

Y por eso, priistas y panistas se lanzan, de la mano, a los embates contra la candidata de Morena. Juntos. Muy juntos.

Hay mucho en juego como para no hacerlo.

Nada más la presidencia de México.

Nada más.

TW: @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

via Sin embargo