Rusia afirmó hoy que la aviación siria bombardeó ayer, durante una hora, un depósito de armas de los insurgentes que albergaba un taller para la producción de armas “tóxicas”. “Según los medios rusos de control del espacio aéreo, ayer, entre las 11.30 y las 12.30 hora local, la aviación siria bombardeó en la zona de Jan Shijún, un gran depósito de armamento de los terroristas… En el territorio de ese depósito se encontraba un taller para la producción de minas con sustancias tóxicas”, informó el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general Igor Konashenkov.

Rusia negó ayer que su aviación hubiera bombardeado en esa zona y perpetrado ese ataque contra los rebeldes, después de que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunciara un ataque químico que habría causado la muerte de 72 personas. Efe

via La Razón España